Bose Noise Cancelling Headphones 700, análisis: Bose ha vuelto a lo grande

Los Bose Noise Cancelling Headphones 700, o simplemente Bose 700 porque el nombre es un poco horrible, son los nuevos auriculares con cancelación de ruido del popular fabricante. La actualización que se esperaba de los Bose QC35 II. Aunque no son exactamente su renovación, pero merecen mucho la pena. Si te interesa conocer todo lo que tienen que ofrecer, adelante.

Detrás de un nombre horrible, unos auriculares sobresalientes

Lo primero que te llamará la atención de los nuevos auriculares de Bose será su diseño. Cambian por completo a lo visto en la serie QC35, a priori pueden parecerte más modernos pero con el tiempo creo que te gustarán más.

Su corte es más minimalista y la calidad de los acabados considero que están por encima que la gama QC35. Se sienten más sólidos en la mano y la única pega, por así decirlo, es que se pierde la opción de plegado. No obstante, en su estuche son fáciles de guardar, no ocupan mucho y podrás llevarlos en cualquier bolsa o mochila de forma cómoda.

Respecto a materiales y calidad de los acabados, estos nuevos auriculares de Bose están a la altura de lo que se espera de un producto que apunta a la gama alta. Las almohadillas son suaves y cómodas, incluso si los usamos durante mucho tiempo. Esto se debe también a la propia diadema que realiza la presión necesaria para estar bien sujetos sin molestar.

Cada auricular puede rotar para adaptarse mejor a la forma de tu cabeza y ahora, en lugar de un sistema de ajuste por “peldaños” tenemos uno deslizante muy eficiente. Luego, en cada uno de estos auriculares algunos detalles que necesitas conocer.

  • En el auricular derecho hay una superficie táctil que permite el control de la reproducción, volumen, salto de canciones, aceptar o rechazar llamadas y conocer el estado de la batería. En la parte trasera cuenta con dos botones físicos que dan acceso al Bluetooth (para emparejar o eliminar dispositivos Bluetooth ya asociados) y otro para activar el asistente de voz. Por último, en la parte inferior el conector USB C para la carga de los mismos.
  • En el auricular izquierdo tenemos un botón para seleccionar rápidamente uno de los tres niveles de cancelación de ruido que permite establecer y en la parte inferior una entrada minijack de 2,5mm para cuando quieras usarlo con cable.

Listo, a nivel físico esto es todo lo que debes saber de estos auriculares. Bueno, y que están disponibles en varios colores. Pero personalmente estos negros son los que más me atraen.

Calidad de sonido Bose y un sistema de cancelación de ruido muy TOP

Más allá del diseño, que siempre podrá gustar más o menos, lo importante en unos auriculares así es su calidad de sonido y la experiencia de uso. Así que vayamos por partes, y antes las características técnicas.

  • Dimensiones 20 x 16,5 x 5 cm
  • Peso 250 gr
  • Conexión Bluetooth 5.0 (memoria para los últimos dos dispositivos)
  • Autonomía 20 horas con cancelación de ruido a máximo nivel
  • Tiempo de carga 0 a 100% 2,5 horas
  • Carga rápida 15 min para 3,5 horas de autonomía
  • Conexión de carga USB C
  • Cable mini jack de 2,5 mm a 3,5 mm
  • Estuche para transporte

El sonido lo podríamos definir como el clásico de Bose. Me parece que cualquier tipo de audio suena de forma muy bien equilibrada. No hay frecuencias coloreadas en exceso y ya sea con música clásica, pop, rock o cualquier otro estilo todo se escucha de forma clara y con cuerpo.

Si ya has probado auriculares de la marca, si has usado los QC35 y te gustaban, estos nuevos de Bose lo van a seguir haciendo. Aunque también incluyen algunas mejoras. Pero antes, hablemos de la cancelación de ruido.

Como auriculares over-ear que son y cerrados, de por sí ya ofrecen una cancelación de ruido pasiva que puede ser atractiva para algunos. Pero es el sistema activo el que interesa.

Con hasta diez niveles de cancelación, entre el 3 y el 6 ya es más que suficiente para aislarte de los sonidos más molestos cuando estás en la oficina, una cafetería o de camino a clase o el trabajo. Si estás dentro de entornos más ruidosos aún, como el metro, bus o incluso un avión, entonces tendrás que subir a partir del nivel 7.

Comparados con los Bose QC35 II la cancelación de ruido es, tal vez, algo mejor. Estos Bose 700 cuentan con varios micrófonos que analizan todo el ruido exterior para cancelarlo. Como digo funciona muy bien y permite aislarte de todo ese molesto ruido que a veces te rodea.

Como detalle, dos de los micrófonos se usan para las llamadas y ofrecen una calidad de audio superior. Uno no se compra estos auriculares para usarlos a modo de manos libre, pero cuando lo hagas se agradece.

Por tanto, por calidad de sonido y eficacia de la cancelación de ruido, estos Bose 700 son un producto muy recomendable. Pero, ¿qué ocurre con la experiencia de uso? Los nuevos auriculares de Bose incluyen una tecnología que ellos denominan Bose AR. Mediante el uso de una serie de sensores incluidos, los auriculares son capaces de detectar la posición y así modificar el sonido para ofrecer una experiencia más rica.

Bose AR

Para hacerlo es necesario, eso sí, contar con aplicaciones compatibles. Según uses iOS o Android podrás encontrar incluso hasta juegos. Es curioso y aporta valor, pero no es la especificación por la que te diría que comprases este modelo de auricular.

Aún así, para disfrutar una experiencia más envolvente sí que resulta bastante curioso. Y puede que, en un futuro se le pueda sacar mucho más partido.

Respecto a la aplicación de Bose, esta es muy sencilla y eso gusta. Básicamente sirve para emparejar el dispositivo si quieres y poder controlar aspectos como los valores predeterminados para la cancelación de ruido. Por defecto son 0, 5 y 10, pero incluso me atrevería a decir que mejor 0, 3 y 7. Porque cuando aumentas la cancelación de ruido la escena sonora se comprime un poco, algo también obvio al ser cerrados y no abiertos.

También para establecer qué asistente quieres usar, según sea Android o iOS tu smartphone podrás usar: Google Assistant y Alexa o Siri y Alexa, estableciendo alguno por defecto o el que use dispositivo.

Un duro rival para el resto de auriculares con cancelación de ruido

Los nuevos Bose Noise Cancelling Headphones 700 son unos auriculares de gama alta sobresaliente, o casi. Con una construcción de alto nivel y un rendimiento muy gratificante, su único gran unto débil es el precio. Y no porque no lo valga, sino porque pocos están dispuestos a pagar los 399 euros que cuestan.

De todos modos, si estás dispuesto a hacerlo, incluso antes de los 250 o 280 euros que piden por propuestas in-ear otros fabricantes, te diría que valorases las opción de hacer con ellos. Porque creo que merecen la pena y porque su calidad de audio y cancelación están a un gran nivel. Tanto que muchos podrán decir de nuevo que Bose ha vuelto.