DJi Osmo Action, análisis: directa al TOP de las cámaras de acción

La DJi Osmo Action se presentó hace poco y desde el primer momento ya la vimos como un gran dolor de cabeza para GoPro. Ahora que hemos pasado algunos días con ella podemos confirmar que lo será, pero aún falta tiempo. Si te interesa y quieres conocer qué ofrece, lo mejor y lo que debe solucionar, te lo contamos en nuestro análisis.

DJi Osmo Action, características técnicas

Antes de comentar qué nos ha parecido, hablar de esos detalles que aprecias sólo con el uso y otros aspectos, hagamos un repaso a sus especificaciones principales.

DJi Osmo Action Características
Sensor CMOS 1/23” de 12 MP de resolución
Objetivo Apertura F2.8 y campo de visión de 145º
ISO 100–3.200
Vídeo Resolución máx. 4K a 60fps, cámara lenta a 1080p y 240fps
Estabilización Sistema estabilización electrónico, RockSteady
Fotografía 12 MP (4.000 x 3.000 píxeles)
Batería LiPo 1.300 mAh extraible
Pantalla frontal 1,4″ 300 ppi y 750 cd/m2
Pantalla trasera 2,25” 325 ppi y 750 cd/m2
Extras Soporte grabación de vídeo HDR, Bitrate máximo de 100 Mbps en formato MOV o MP4, micrófono integrado, control por comandos de voz, tarjeta microSD hasta 256GB

Como puedes ver, la hoja técnica de la DJi Osmo Action es bastante interesante sobre el papel. Pero una cosa es la teoría y luego la práctica. Aún así, a priori es lógico pensar y presuponer que estamos ante uno de los productos más atractivos de su categoría.

DJi Osmo Action, análisis en vídeo

Calidad de construcción a la altura de DJi

Osmo Action GoPro

A una cámara de acción se le pueden pedir muchas cosas, pero junto a una calidad de imagen lo más alta posible, su calidad de construcción debe ser una de ella. Porque es un producto al que se le va a dar mucho uso y es necesario que resista bien el paso del tiempo.

En esta DJi Osmo Action el fabricante vuelve a demostrar que está a un gran nivel. Por materiales, diseño y acabados, poco o nada le podemos reprochar al dispositivo.

En la parte superior tiene dos botones. Uno para el inicio y pausa de la grabación así como la captura de fotos. El otro para el encendido y activación de la pantalla cuando entra en modo reposo. En un lateral encontramos un tercer botón para el acceso rápido a los diferentes modos. Ese menú se puede configurar para que estén aquellos que más nos interesan o usamos.

Por lo demás, con doble pantalla, una en el frontal y otra en la parte trasera, la cámara está muy bien fabricada y no resulta mucho más grande que otras propuestas similares. Eso sí, sólo tiene una tapadera que es la que da acceso al conector USB C y la ranura para la tarjeta microSD.

DJi Osmo Action batería

La batería incorpora su propia tapa, así como la goma para evitar que entre agua. Y puede que no genere problemas con el paso del tiempo, que DJi lo haya testado bien y considere que es una solución idónea, pero ahora mismo es el detalle que menos nos ha convencido a nivel diseño. Lamentablemente es algo que sólo el tiempo dirá si es o no un acierto, así que habrá que seguir atentos para ver posibles problemas que puedan reportar sus usuarios.

DJi Osmo Action jaula

Por último, y como no podía ser de otro modo, la cámara llega con una “jaula” que permite colocarla en diferentes bases y soportes. Los que son de DJi tienen un sistema propietario, pero la parte del tornillo es perfectamente compatible con cualquier base de GoPro. Por tanto, esto que podría ser un detalle sin importancia es justo lo contrario, y todos aquellos que piensan cambiar de GoPro a DJi sabrán que no tendrán que modificar ningún accesorio que tengan anclado ya a su bici, coche, tabla de surf, etc.

Una interfaz muy cómoda para un software que va mejorando

Resolución video DJi Osmo Action

La interfaz de usuario de DJi resulta muy cómoda y los controles para cambiar la resolución del vídeo o foto, fotogramas por segundo, acceder al material capturado, realizar ajustes rápidos, seleccionar modos de vídeo foto, opciones de sonido, etc. se aprenden rápidamente.

Todo está al alcance de simples gestos y adaptarse no requiere mucho más allá de unos pocos minutos. Otra cosa es conocer todas las opciones que tiene, pero su manejo es sencillo. Además, si no quieres usar la propia interfaz de la cámara, también puedes recurrir a la app DJi Mimo, disponible para iOS y Android.

DJi Mimo

A través de la aplicación para smartphone se pueden controlar todos sus ajustes, además de usar el teléfono como pantalla para previsualizar lo que la cámara esté capturando. Pero como decíamos, no es un software perfecto.

Si comparamos su software actual con el de otras cámaras similares hay cosas faltan o no son tan completas. Por ejemplo, la cámara ofrece comandos de voz, pero sólo están disponibles en inglés y chino. Además, en número son limitados frente a lo que ofrece GoPro. Luego hay algunos ajustes como Hyperlapse que se han añadido en la última actualización de firmware y otros como los que permitirían usar una fuente de sonido externo que no están.

No obstante, el mayor problema es el retraso entre lo que se graba y se muestra en pantalla. Esto se aprecia cuando se activa la estabilización electrónica y se acentúa a medida que subimos el número de fotogramas por segundo. Posiblemente sea más una falta de potencia del procesador que un tema de software, pero deberían intentar pulir un poco más el tema. Porque si bien no afecta al resultado final del vídeo grabado, sí es molesto estar visualizando la imagen y apreciar un retraso en pantalla.

Por tanto, a pesar de esto último, a nivel experiencia de uso la cámara convence. Pero es necesario que le prestes atención e investigues sus menús, hagas pruebas y cualquier cosa que se te ocurra para conocerla a fondo. Así sabrás hasta cómo sacarle el máximo partido. Por ejemplo, la resolución de vídeo 2,7K es la que mejor resultados ofrece junto al vídeo 4K en relación de aspecto 4:3.

Calidad de imagen y sonido

Como casi cualquier otro producto de DJi, aquí lo importante es la calidad de su cámara y su sistema de audio.

La Osmo Action es, como se suponía, una cámara bastante capaz. Sus capacidad para grabar vídeo en 4K a 60p no sorprende, porque ya otras cámaras lo ofrecen desde hace tiempo, pero la calidad del clip sí. Eso sí, con un bitrate de 100 Mbps en el uso de cámaras lenta e Hyperlapse sí notamos ciertos artefactos en la imagen que hacen que sea menos atractiva.

Estas son las opciones de grabación de vídeo disponibles:

Vídeo 4K (16:9) – 60, 50, 48, 30, 25, 24 fps
4K (4:3) – 30, 25, 24 fps
2.7K (4:3) – 30, 25, 24 fps
2.7K (16:9) – 60, 50, 48, 30, 25, 24fps
1080p – 240, 200, 120, 100, 60, 50, 48, 30, 25, 24 fps
720p – 240, 200 fps
Slow Motion 720p 120, 240 fps
Velocidad: 4/8
1080p 120, 240 fps
Velocidad: 4/8
Vídeo HDR 4K: 30, 25, 24 fps
2.7K: 30, 25, 24 fps
1080p: 30, 25, 24 fps
Timelapse 4K – 0.5, 1, 2, 3, 4, 5, 8, 9, 10, 13, 15, 20, 30 s
2.7K – 0.5, 1, 2, 3, 4, 5, 8, 9, 10, 13, 15, 20, 30 seg
1080p – 0.5, 1, 2, 3, 4, 5, 8, 9, 10, 13, 15, 20, 30 seg
Hyperlapse 2.7K – 15x, 10x, 5x, 2x
1080p – 15x, 10x, 5x, 2x

En temas de color, con el perfil Cinelike-D y el modo HDR activado para aprovechar mejor el rango dinámico del sensor, los archivos de vídeo son bastante agradecidos para una posterior corrección de color cuando los editemos. No darán el mismo juego que archivos RAW o logarítmicos, pero se agradece que sean imágenes más planas.

Sobre el sistema de estabilización, a pesar de que recorta sobre la imagen real capturada por el sensor, el trabajo de RockSteady es francamente bueno y la fluidez de los movimientos está a buen nivel. Lástima que cuando se graba vídeo HDR la estabilización no esté disponible, como tampoco lo está cuando se sube de los 100 fps.

Rocksteady

Esto último es lo que menos importa, porque al hacer cámara lenta ya ganas estabilidad, pero grabar vídeo HDR a 30p y no poder obtener un clip estabilizado es, tal vez, demostración de un procesador menos potente para lo que se necesitaría realmente.

No obstante, siendo justos con las limitaciones de un sensor de este tamaño, lo único que realmente se le podría reprochar a nivel de calidad de imagen es que hay cierto exceso de nitidez. Ese mismo punto que tienen todas las cámaras de DJi, a excepción de la serie Zenmuse. Si diesen opción para ajustar dicho nivel sería interesante, porque quienes buscan ese punto más cinematrográfico y con bordes menos marcados lo agradecerían.

Respecto al sonido, la captura no es de mala calidad siempre y cuando el ambiente no sea muy ruidoso. Si lo es, se meten sonidos de todas direcciones y al final falta ese empuje necesario para obtener una calidad de audio más profesional. De todos modos, lo peor es que por ahora no hay adaptador de USB C a jack de 3,5 mm que funcione y permita conectar un micrófono externo. Ojalá se pueda añadir vía actualización de software. Si no es así, habrá que esperar a una segunda generación.

En temas de foto, mejor unas muestras para que valores su calidad fotográfica por ti mismo. Por cierto, a nivel fotos te interesará saber que tiene opción de temporizador (desde 0,5 hasta 125 segundos), cuenta atrás (desde 1 hasta 10 segundos), ráfaga (3, 5 o 7 por segundo) y AEB (1/3EV×3, 2/3EV×3, 1EV×3, 1/3EV×5, 2/3EV×5, 1EV5).

Foto simple DJi Osmo Action

Foto simple DJi Osmo Action

Foto simple DJi Osmo Action

Foto simple DJi Osmo Action

Lo mejor y lo peor de la DJi Osmo Action

DJi Osmo Action ajustes

Llegados a este punto, tras ver diferentes fotografías de cómo es la cámara, hablar de la experiencia y la calidad de image, vamos a recopilar sus virtudes y sus defectos. Así vas a tener más claro qué es todo lo que ofrece la cámara y dónde debe mejorar, o al menos tenerlo en cuenta para que no haya sorpresas.

Lo mejor de la DJi Osmo Action

  • La pantalla trasera es más grande que en otras cámaras y eso se agradece a la hora de trabajar con ella. Además, la calidad y nivel de brillo hacen que se vea muy bien incluso en exteriores.
  • La interfaz del sistema es otro de sus valores, resulta muy intuitiva y fácil de aprender. En cuestión de minutos te mueves perfectamente por todos los menús y ajustes. Además, la respuesta del panel táctil es buena y precisa. Pero si quieres, también puedes usar la aplicación DJi Mimo para cambiar cualquier ajustes de grabación de vídeo o foto.
  • La cámara es capaz de grabar vídeo 4K a 60 fps o bien cámara lenta hasta 240 fps. Junto al soporte de vídeo HDR y perfil de color Cinelike D se obtiene un clip de vídeo interesante para su posterior edición.
  • Esto es más físico que de uso, pero el tornillo para ajustar la cámara a distintas bases es mucho más cómodo que el usado por GoPro.
  • Sistema de estabilización RockSteady, funciona genial y aunque recorta la imagen del sensor permite obtener un vídeo sin temblores antiestéticos.
  • Diferentes modos y ajustes para hacer Timelaps, Hyperlapse o cámaras lentas.

Lo peor de la DJi Osmo Action

  • Hay un retraso entre la captura y la imagen que se muestra en pantalla. El motivo no es otro que el sistema de estabilización RockSteady y el número de frames al que graba vídeo. Cuando capturas a 4K y 60p el retraso es de casi medio segundo aproximado, mientras que en 4K a 30p se reduce. Y si desactivas la estabilización no hay problemas. Puede tener una posible solución vía software o simplemente es falta de potencia del procesador, y habrá que esperar a la segunda generación.
  • La calidad de imagen es buena pero, como ocurre con otras cámaras de DJi, hay un pequeño exceso de nitidez que puede hacer menos atractiva la grabación para ciertos usuarios.
  • No dispone de GPS, no es algo imprescindible pero hay usuarios a los que les interesa para determinados tipos de uso.
  • El sistema de cierra de la batería y su protección para evitar que entre agua nos genera dudas.
  • Comandos de voz sólo disponibles en inglés y chino, y son muy pocos comparado con GoPro.
  • Posibles problemas de condensación en la pantalla frontal.

DJi Osmo Action, a la caza de la GoPro Hero 7

DJi Osmo Action camara

Después de pasar varios días con la DJi Osmo Action, la cámara resulta ser un producto que impresiona y que en su primer intento como cámara de acción ya se coloca en el top tres del mercado. Aún así, la GoPro Hero 7 Black Edition sigue estando por delante en algunos apartados, y son suficientes para ser en estos momentos mejor opción.

Con esto no decimos que debas evitar comprarla, ambas cumplen con su cometido y como cámara de acción de altas prestaciones pocas opciones adicionales hay. Por su doble pantalla, el sistema de estabilización, la interfaz y calidad de audio y vídeo, la DJi Osmo Action resulta muy atractiva para muchos usuarios. Pero si DJi pule esos detalles donde flaquea vía software o con una próxima generación, entonces sí hará mucho daño a GoPro.