Sony LSPX-S2, análisis: luz y sonido para un altavoz diferente que cuesta 600 euros

Un altavoz con un buen toque de diseño, portátil y combinado con funciones de iluminación, conectividad wifi y bluetooth. Ese podría ser el resumen del Sony LSPX-S2, un dispositivo que cuesta 600 euros y que hemos podido probar. Y claro, tras estos días de uso nos planteamos si merece realmente la pena.

El origen de la idea

Sony Sountina

Este altavoz de Sony nace de un producto anterior, el Sony Sountina. Se pudo ver hace algunos años en Las Vegas, durante el CES, y proponía un altavoz con un tubo de cristal orgánico que, mediante vibraciones, generaba un sonido 360.

Aquél primer dispositivo era muy caro, costaba 10.000 dólares. Más tarde llegó el LSPX-S1, la versión ya comercial y con un precio algo más ajustado, 799 euros. Ahora, el modelo que hemos analizado es el Sony LSPX-S2, algo más compacto en tamaño pero con la misma idea base de ofrecer un sonido diferente y un toque de diseño.

Luz y sonido se fusionan

Sony LPSX-S2 diseño

El Sony LSPX-S2 es un producto muy particular, un altavoz donde no sólo se puede o debe valorar su apartado sonoro, también hay que tener en cuenta qué ofrece como solución lumínica y de diseño. Aún así, un repaso a sus características técnicas.

Este es un producto de dimensiones reducidas (Aprox 90 x 277 mm) y cuyo peso es de 1,1 Kg. Si le quitáramos el tubo de cristal, no sería mucho mayor que cualquier otro altavoz portátil del fabricante. Por ejemplo, quedaría como el Sony SRS-XB10B que por cierto está bastante bien.

Dicho tubo es de cristal, por lo que habrá que tener cuidado a la hora de manipularlo. Si se rompe no sólo pierde estéticamente, también en experiencia porque es el responsable de transmitir el sonido en 360º por toda la habitación. Respecto a la luz que incluye, esta ofrece hasta 32 niveles de brillo, tiene un modo vela y una temperatura de color cálida.

Sony LPSX-S2 altavoz

En el interior encontramos un tweeter encargado de generar las frecuencias agudas, un radiador pasivo en la base para el tema de los graves y un altavoz de 35mm para la gama de medios. En total, la potencia de salida es de 11 W.

A nivel de conexiones, tenemos entrada jack de 3,5mm, BT, NFC y Wifi. Gracias a esta última opción podremos aprovechar su compatibilidad con Spotify Connect, siempre que esté disponible en tu país. Y sí, como dispositivo portátil, incluye una batería con hasta 8 horas de autonomía aproximada que se carga vía micro USB.

Sony LPSX-S2 Soporte Spotify Connect

Todo esto y junto a una aplicación con la que poder controlar los diferentes aspectos, como la activación del modo vela o el funcionamiento junto a otro igual para reproducir sonido estéreo, dan forma a una propuesta muy particular.

Sony LSPX-S1, experiencia de uso

Sony LPSX-S2 estéreo

Si nos centramos sólo en la experiencia auditiva, el altavoz de Sony destaca por precio pero no por calidad de sonido. No suena mal, en todas las frecuencias se desenvuelve bien pero es evidente que tiene limitaciones por una simple cuestión de tamaño.

La pegada de los graves no resulta contundente, y en cuanto le pides mayor volumen se nota cómo distorsiona levemente. Por tanto, es más un altavoz de acompañamiento que una solución para disfrutar al 100% de una experiencia sonora única.

Sony App Music Center

Para los momentos en los estás relajado leyendo algo, tomando un café a media tarde o de cena con tu pareja o amigos sí cumple. Y lo hace porque su capacidad para generar un ambiente lumínico más agradable es algo que le aporta valor. El problema es que, sin destacar en calidad de audio ni tampoco como solución de iluminación, justificar el precio del producto no es sencillo. Es más, es un producto muy opcional.

Si valoras la idea, te convence el concepto y pagar los 600 euros que cuesta no supone un problema para tu cartera, cómpralo sin temor. Porque es cierto que tiene un punto atractivo y de utilidad que llama la atención.

Sony LPSX-S2 iluminación

Si por el contrario buscas una experiencia auditiva de calidad, el propio fabricante tiene altavoces con mayor rendimiento a precio igual o inferior. Y eso sin contar con las múltiples opciones que ofrece la competencia.

En definitiva, este Sony LSPX-S2 es un producto de nicho, un altavoz con funciones de luz para un público muy concreto. Para el resto, una curiosidad más dentro del catálogo de Sony.