Sony WF-1000X M3, análisis en (casi) silencio

Sony WF-1000X M3, análisis en (casi) silencio

Carlos Martínez

Teniendo en cuenta que Sony es uno de los grandes protagonistas en el audio inalámbrico, era de esperar que la marca lanzara al mercado un modelo con el que poder hacer frente a los tan de moda AirPods. La respuesta son estos WF-1000X M3, unos auriculares completamente inalámbricos que suenan y funcionan increíblemente bien, y que llaman especialmente la atención por permitirte desconectar del mundo. Tal cual.

WF-1000X M3, sonido de bolsillo

Lo primero que tenemos que decir es que no se tratan de los primeros auriculares inalámbricos True Wireless (modelos pequeños sin cables, independientes y completamente inalámbricos) de Sony. Como su nombre bien indica, estamos ante la tercera generación, sin embargo, este tercer intento es el que más nos llamado especialmente la atención. ¿Por qué? Pues por su sistema de cancelación de ruido.

A nivel estético nos encontramos con un estuche bastante grande. Para que te hagas una idea es el doble de grande que la caja de los AirPods, aunque la buena noticia es que incluye una batería que permite recargar hasta tres veces los auriculares. La batería interna de los auriculares nos dará 6 horas de música, así que con las tres cargas adicionales de la caja de almacenaje, cubriremos las 24 horas del día. Ni tan mal. Otro punto interesante es que cuenta con dos imanes que se encargan de atrapar a los auriculares. Esto permite que los pines de contacto para la carga estén siempre en su sitio, por lo que sólo tendremos que dejar caer el auricular para que el imán haga el resto. Así nos aseguramos que siempre estarán cargándose.

Los auriculares son pequeños en la mano, pero son los más grandes de su categoría. Sólo tenemos que compararlos con otros del mercado como los AirPods o los Galaxy Buds para ver que estamos ante unos modelos más grandes de lo normal. La razón es la tecnología que esconde en su interior, que requiere espacio vital para colocarla, y es que dentro se esconde:

  • Un procesador QN1e: Se trata de un procesador de cancelación de ruido HD que se encarga de analizar el sonido ambiente y cancelar el ruido presente en todas las frecuencias. Además, consume bastante poca energía, por lo que no afecta a la autonomía general de los auriculares.
  • Dos micrófonos: Los auriculares cuentan con dos micrófonos encargados de trabajar conjuntamente. Uno de esos es de alimentación anticipada, mientras que el otro es de retroalimentación. Juntos son capaces de captar sonidos ambientales sin importar el ruido predominante del entorno (dentro de un avión, en plena calle o en una oficina), para así ofrecernos una reproducción limpia y sin distracciones.

Como podrás estar imaginando, este tamaño afecta directamente en la ergonomía, ya que el centro de gravedad se desplaza hasta el lado más al exterior, lo que provocaría que el auricular se caiga cuando nos lo pongamos o realicemos un movimiento brusco. Para evitar eso Sony ha encontrado una solución en forma de protuberancia, una ligera barriga que descansa en la cavidad de la oreja y que permite tener el auricular agarrado en todo momento. En la práctica funciona, y su colocación se siente cómoda, pero no nos deja del todo tranquilos a la hora de acelerar el paso cuando vamos por la calle. Puede que sea cuestión de acostumbrarnos, pero es cierto que otras soluciones se sienten más seguras.

Debemos de destacar también que la goma proporcionada de serie encajaba bien en nuestra oreja, sin embargo, nos resultaba incómoda y dolorosa con el tiempo. La solución fue sustituirla por otro modelo mucho más acolchado y suave que se incluye en la caja (Sony acompaña sus auriculares con un total de 7 almohadillas de diferentes tamaños), algo que hizo desaparecer los problemas inmediatamente.

Versiones anteriores e incluso opciones de la competencia incluyen una pequeña aleta de goma que encaja perfectamente en la oreja y mantiene el auricular agarrado en todo momento. Este no es el caso de estos WF-1000X M3, y posiblemente esta decisión se deba a que estos auriculares no están pensados para su uso en actividades deportivas, ya que no cuentan con ningún tipo de certificación que los proteja de sudor y salpicaduras.

Para terminar con el apartado exterior, debemos de mencionar que los auriculares cuentan con una zona táctil desde la que podremos activar unas funciones predeterminadas. Existen 3 funciones a elegir, aunque sólo tendremos dos zonas táctiles, una en cada auricular. Podremos controlar la reproducción, elegir los modos de cancelación de ruido o activar el asistente de Google. Si tenemos en cuenta que los modos de cancelación de ruido se pueden ajustar de manera automática gracias al reconocimiento propio del sistema, la opción más práctica nos pareció colocar el asistente de Google en un auricular y el control de reproducción en otro.

La cancelación de ruido

Siguiendo los triunfos conseguidos por el modelo de diadema (WH-1000X M3), Sony busca con estos nuevos modelos el primer puesto en la gama True Wireless. La tecnología de cancelación de ruido incluida en estos auriculares es muy similar a la de sus hermanos mayores, sin embargo, como te vamos a explicar, no llega a ser exactamente igual.

Básicamente nos encontramos con limitaciones físicas. El modelo de diadema se encarga de cubrir completamente la oreja, creando una protección contra el exterior. Esto ayuda a aislar y a proyectar mejor el sonido en el pabellón auditivo, por lo que el equilibrio que existe entre calidad de sonido y cancelación de ruido es excelente.

Sony cancelacion ruido

Teniendo en cuenta estos detalles, los resultados de los nuevos WF-1000XM3 son muy buenos, y sin lugar a dudas mejores que cualquier otro modelo del mercado. Aunque será esencial elegir bien la almohadilla a usar, ya que usar una más pequeña o más grande de lo que nos corresponde no aislaría correctamente el sonido exterior de nuestro oído, y esto es crucial para obtener un perfecto funcionamiento.

El secreto de la cancelación de ruido se encuentra en el chip interno que se encarga de filtrar el ruido y calibrar el audio para que nos llegue limpio si lo deseamos. Así podremos escuchar sólo las voces que tengamos a nuestro alrededor, escuchar el ambiente, o simplemente aislarnos del mundo por completo. La aplicación disponible para móviles nos permite ajustar manualmente a nuestro gusto qué cantidad de ruido queremos que entre por los auriculares, pudiendo escuchar a personas que estén junto a nosotros, o simplemente mantenernos en el más absoluto silencio (que como veremos más adelante no será tan sordo como pensábamos).

Pero la cancelación también se podrá ajustar de manera automática activando el «Control de sonido adaptativo», un modo que detectará nuestras acciones y ajustará la cancelación de ruido según nuestro estado (detenidos, caminando, corriendo o en un medio de transporte).

¿Cómo suenan?

En nuestras pruebas hemos podido comprobar que el modelo de diadema filtra y limpia mejor las voces, obteniendo resultados más nítidos y más reconocibles. En los nuevos modelos in ear, obteníamos un poco más de ruido externo. Eso sí, comparados con otros auriculares de la misma gama, los modelos de Sony salen triunfantes por sus habilidades, ya que son los mejores para estar tranquilos sin escuchar prácticamente nada del exterior. Nos ha llamado la atención la ecualización que incrementa los graves, ya que hemos obtenidos sonidos profundos e intensos, dando la impresión que estábamos usando unos auriculares de grandes dimensiones.

En resumidas cuentas, el sonido obtenido es magnífico, y la cancelación de ruido es sorprendente para el tamaño que ofrecen. Los modelos diadema, sin embargo, son capaces de cancelar ruido sin necesidad de reproducir música ni ningún tipo de contenido, mientras que estos pequeñines necesitan algún tipo de reproducción para que no escuchemos absolutamente nada del exterior. Ahí es donde radica la principal diferencia entre ambos a la hora de cancelar ruido.

Google Assistant

Como ya hemos comentado anteriormente, el asistente de Google está presente en estos auriculares, y es una excelente noticia. Lo es porque le permite ofrecer el toque de inteligencia artificial que tanto se demanda últimamente en el mercado, y lo es también por que resulta cómodo completar determinadas acciones a golpe de asistente manteniendo el teléfono en el bolsillo o el bolso.

El problema está en el propio asistente de Google, que no termina de ser una experiencia fluida y cómoda cuando no tenemos una pantalla frente a nosotros. Ese no es problema de Sony, por lo que el fabricante ha hecho bien su trabajo. Lo único que pedimos es un poco más de eficacia y soltura al asistente de Google, pero eso es algo que tendremos que solicitar en Mountain View. Una de las ventajas más prácticas que hemos encontrado es la de poder ajustar el volumen con el asistente, ya que sorprendentemente estos auriculares no cuentan con ningún tipo de control de volumen integrado, por lo que o usamos el botón de volumen de nuestro teléfono o llamamos al asistente desde los auriculares.

Los mejores auriculares True Wireless que hemos probado

Los modelos diadema de Sony se han convertido en referencia en el mercado. Su sistema de cancelación de ruido es tremendamente efectivo, y sumado a la excelente calidad de sonido lo hacen un producto redondo. ¿Han conseguido llevar eso a un formato más pequeño? Más o menos.

Hay que tener claro que se tratan de productos muy diferentes, por lo que no podemos compararlos entre sí. Dentro de su categoría, estos WF-1000X M3 son los mejores True Wireless que hemos probado a día de hoy, así que lo único a lo que te tendrás que enfrentar es a su precio de 250 euros. ¿Son caros? Su precio es algo más elevado al del resto, sin embargo, la experiencia de sonido que nos ofrece junto a las funciones de cancelación de ruido nos parece razones suficientes para pagar cada euro.

Siguiendo con la injusta comparación con sus hermanos mayores, los WH-1000X M3 (los diadema) cuentan también con un precio bastante elevado sobre el resto de opciones, pero eso no evita que sea uno de los mejores auriculares que se pueden encontrar en el mercado y que el público haya sabido valorarlos. Justo eso es lo que nos ocurre con estos modelos true Wireless, así que no podemos hacer más que recomendar su compra si quieres seguir disfrutando de la calidad y la principal seña de identidad de Sony.