LG V40 ThinQ, análisis: un gran teléfono que ha tardado ¿demasiado? en llegar

LG por fin trae su V40 ThinQ a España. El smartphone de la casa pretende erigirse como uno de los grandes terminales de la temporada y tras lanzarse, unos meses atrás, en otros mercados, decide finalmente poner un pie en territorio español. ¿Llega a tiempo después de estos meses de espera? ¿cómo se enfrentará a la competencia? Vamos a descubrirlo en este análisis.

LG V40 ThinQ, análisis en vídeo

Por qué el LG V40 es el mejor teléfono de LG

El V40 tiene todo lo que hay que tener para destacar dentro del catálogo de LG, tanto a nivel de diseño (a pesar de no innovar demasiado) como en cuanto a especificaciones técnicas.

Este smartphone presume de una buena construcción, con un diseño bastante elegante y continuista con el estilo que ya habíamos visto en el modelo V30. Su espalda cuenta con carcasa de cristal reforzado con un tratamiento especial para evitar las huellas -que oye, milagro, funciona- que, sin embargo, hace que el teléfono tenga una textura demasiado suave y a veces se resbale de las manos. A pesar de esto puedo afirmar que el agarre es muy cómodo, gracias entre otras cosas a un grosor equilibrado (7,7 mm) y a una anchura de 75,8 mm, perfecta para sostener en la mano e incluso manejarte con el pulgar -las manos pequeñas sin encontrarán algo más de problema al ser un terminal alto, de 158,7 mm.

LG V40 Thinq

También se llega bien al lector de huellas (de rápida respuesta), situado en la espalda, así como a su botón físico dedicado a Google Assistant (al que no sabemos si le encontrarás mucha utilidad).

LG V40 Thinq

El equipo disfruta además de una espléndida pantalla OLED de 6,4 pulgadas con resolución QHD+ (3.120 x 1.440 y 538 ppp de densidad), que si bien me ha regalado imágenes perfectamente nítidas y con colores muy vivos y potentes -cuenta por cierto con muchas opciones de personalización en el menú de Ajustes-, le he acusado algo de falta de brillo cuando me he encontrado con un sol cegador. Si dejamos este pequeño detalle, en interiores es una auténtica delicia disfrutar del equipo, que además se acompaña de las mejores prestaciones a nivel de rendimiento con procesador Snapdragon 845 y 6 GB de RAM, para que sea igual de satisfactorio ver una película que pasar horas con un juego de alta exigencia.

LG V40 Thinq

Dentro de lo que es la experiencia multimedia, es inevitable hablar de sus capacidades de sonido. El smartphone viene con procesador DAC de 32 bits, para nuestro disfrute cuando conectemos nuestros auriculares a su puerto de 3,5 mm, y altavoz Boom Box (que ya vimos en el LG G7), para ofrecer una calidad de audio superior a la de la competencia. Es cierto que el teléfono consigue alcanzar una calidad y nitidez de sonido superior, y es algo apreciable si comparamos reproducciones de audio entre distintos teléfonos, sin embargo, creo que es una auténtica pena que el terminal se limite a un solo altavoz. Y es que a pesar de que su carcasa hace de vía conductora para amplificar el sonido, al final el resultado no es superior, en términos de potencia y sensación surround, al de otros equipos (como por ejemplo el Google Pixel 3), quedándote la sensación de que podría ofrecer aún más.

LG V40 Thinq

Este teléfono es el primero además con cinco cámaras del catálogo de la casa, todo un auténtico despliegue de medios. En la parte trasera, nos encontramos con el trío estrella, un sensor principal de 12 MP, una gran angular de 16 MP y otro teleobjetivo con zoom óptico de 2 aumentos. Con ellos podremos hacer uso de modos como el Triple shot, que toma tres fotos (cada una con un sensor) de una misma escena. Resulta útil contar con un teléfono en el que se reúnen estas tres lentes, ya que por lo general, siempre hay que elegir entre el gran angular o el teleobjetivo. Ahora los dos se dan la mano en el mismo smartphone, abriendo mucho las posibilidades de captura -bajo estas líneas tienes la toma de una misma escena con gran angular, normal y tele. De interfaz sencilla e intuitiva (no tiene gran cosa que no hayas visto ya en un Android), merecería también la pena señalar el modo Toma de cine, un simpático efecto que te permite captar una imagen en movimiento y después congelar parte de la imagen mientras otra se mueve. Más creativo que útil, está muy conseguido.

LG V40 - foto gran angularLG V40 - foto normalLG V40 - foto tele

El terminal nos arroja en líneas generales resultados muy equilibrados, con imágenes nítidas y de buen manejo del color. Algunas veces se pueden ver un pelín más saturadas, sin que tampoco sea algo que le juegue a la contra.

foto V40 luz artificial

A medida que bajamos al cantidad de luz, la captura se resiente, añadiendo quizás un poco más de grano del esperado para tener una cámara principal cuya apertura es un f/1.5. De todas formas, lo que menos me ha gustado es el mal balance de blancos que hace en automático cuando se encuentra con determinados puntos de luz en la escena, algo que otros terminales como el Pixel 3 saben corregir mucho mejor en el acto.

En la siguiente imagen se ve bastante bien el problema de balance de blancos que tiene disparando en automático en escenas con un foco de iluminación como una farola. Eso sí, el V40 arroja una mejor definición de captura que el Pixel 3 (fíjate en el suelo).

Respecto a las cámaras frontales, de nuevo tenemos un sensor de 8 MP con lente focal normal y otro gran angular con 5 MP. Esto nos permite abrir el campo a la hora de hacer selfies, dándonos una perspectiva mucho mejor. No es de los gran angular frontales que mayor apertura ofrecen, pero me gusta poder contar con él en este teléfono -de hecho, una vez te haces un selfie así, difícilmente vuelves a usar la otra cámara. A continuación tienes una autofoto en modo retrato de noche con el gran angular y otro selfie normal de mañana (con HDR).

LG V40 selfie noche retrato

selfie v40

Por qué el LG V40 no es el mejor teléfono del 2019

Hemos hablado de muchos aspectos positivos del LG V4o ThinQ pero también cuenta con cualidades que claramente lo ponen por debajo de otros equipos. En primer lugar, por su procesador, un Snapdragon 845 que llega cuando la competencia de la marca está ya pensando en un chip 855 de Qualcomm, el mismo que esperamos ver por ejemplo en el Galaxy S10 que se presentará dentro de un mes de la mano de Samsung. A esto hay que sumar que el teléfono sale al mercado con Android 8 Oreo, esperándose inexplicablemente su actualización a Android 9 Pie para el segundo trimestre del año. Trabajar con Oreo en este teléfono es una delicia, pero saber que existe una versión actualizada y con nuevas funciones en el mercado y que este tope de gama no lo lleva no ayuda nada.

LG V40 Thinq

Su quinteto de cámaras resulta muy atractivo (y llamativo a nivel de marketing) y es cierto que nos ofrece posibilidades de captura que difícilmente encontraremos en otros muchos teléfonos. Aún así su sensor principal, que debe ser siempre el que prevalece en un teléfono y el más resolutivo de todos, no es el que mejor calidad nos arroja (echamos de menos algo más de píxeles y mejor control de los blancos en ciertas situaciones nocturnas), pudiendo disfrutar de capturas más óptimas con otros terminales en similares condiciones.

LG V40 Thinq

La batería también se nos queda muy tibia. Dura toda la jornada pero, ¿acaso no es lo mínimo que debemos pedirle a un tope de gama actualmente? Sus 3.300 mAh cumplen, pero no sorprenden, y lejos quedan por ejemplo de las capacidades del Mate 20 Pro de Huawei. Posiblemente cuando le llegue Android Pie, la gestión de la batería sea mejor, pero hasta entonces, hay que quedarse con lo que hay -al menos, cabe decir a su favor que, dispone de carga inalámbrica y carga rápida.

LG V40 Thinq

El LG V40 ThinQ saldrá a la venta el 4 de febrero por un precio de 999 euros. De nuevo el coste puede jugar en contra de este equipo, especialmente si tenemos en cuenta los aspectos señalados y la feroz competencia que existe actualmente con teléfonos muy solventes a precios más bajos. Al menos, el teléfono viene con un monitor TV de regalo de 28 pulgadas (modelo 28MT49S-PZ) cuyo precio ronda los 200 euros, ofreciendo así una promoción que puede resultar golosa para muchos.

LG V40 Thinq
LG V40 ThinQ
Sistema operativo Android 8 Oreo
Pantalla 6,4" OLED QHD+
Procesador Snapdragon 845
RAM/ROM 6 GB/128 GB
Batería 3.300 mAh

Lo mejor

  • Gran pantalla OLED
  • Audio con DAC de 32 bits
  • Diseño de excelente construcción
  • Múltiples posibilidades de captura con sus cámaras

Lo peor

  • No está actualizado a Android 9 Pie
  • Precio elevado
  • La batería podría ser mejor
Diseño
8
Cámara
8
Autonomía
7
Rendimiento
8
Precio
6

Puntuación global

7.4
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0