LG V50 ThinQ, análisis: para gustar no necesitas ser el mejor en todo

LG V50 ThinQ, análisis: para gustar no necesitas ser el mejor en todo

8.4

Pedro Santamaría

Tras un mes usando el LG V50 ThinQ tengo que reconocer que lo que ya me gustó durante su presentación ahora lo hace más aun. El terminal de LG es para mi uno de esos grandes tapados. Tal vez por el loco ritmo de presentaciones que tiene el sector del smartphone. Pero aún así, si te interesa, te animo a que leas el análisis. Puede que al final compartas conmigo la opinión de que, a veces no hace falta ser el mejor en todo para convertirte en un gran producto. 

LG V50 ThinQ, todo lo que se le pide a un gama alta

El LG V50 ThinQ es ahora mismo uno de los gamas alta del fabricante coreano junto al G8. Un dispositivo que cuenta con argumentos suficientes para lograr posicionarse entre los mejores, y no, no hablo de su soporte para redes 5G. Pero si te parece, vayamos por partes.

LG V50 ThinQ Características
Procesador Snapdragon 855 + modem Snapdragon X50 para soporte redes 5G
Memoria 6GB de RAM
Almacenamiento 128GB Almacenamiento ampliable vía microSD hasta 2TB
Pantalla OLED 6,4” y resolución QHD
Cámara frontal 8 MP f1.9 + 5 MP f2.2
Cámara trasera 16 MP f1.9 + 12 MP 1f.5 + 12 MP f2.4
Batería 4.000 mAh
Conectividad Wifi ac. BT 5.0. NFC, GPS, Conectividad 5G y USB C
Dimensiones y peso 159,2 x 76,1 x 183mm y 183gr
Precio Desde 899 euros

La ficha técnica del LG V50 ThinQ nos ofrece todo lo que se le pide a un terminal que apunta a lo mejor de la gama alta. Incorpora un procesador de Qualcomm de alto rendimiento, memoria RAM y almacenamiento suficiente para una buena experiencia, una pantalla de calidad y un conjunto fotográfico versátil del que luego hablamos con calma. Además, como en el resto de generaciones pasadas, LG sigue apostando aquí por el uso de un DAC HiFi que proporciona una experiencia auditiva diferencial.

El encanto de un diseño sencillo

Sin intención de romper moldes en términos de diseño, el LG V50 ThinQ me ha parecido un dispositivo muy atractivo desde el primer día. No arriesga, pero tampoco le hace falta y físicamente llama la atención por esas líneas tan bien ejecutadas a pesar de resultar cotidianas.

Por acabados como por calidad en los materiales de construcción, el teléfono de LG es una demostración de un diseño mas que vigente. Aún así, lo mejor de todo es cómo cae en la mano. Por dimensiones globales, es muy cómodo de sujetar. Y eso que su pantalla tienen una diagonal considerable, pero a pesar de ello es fácil acceder a cada punto de la interfaz.

Como detalle, más allá del botón dedicado al Asistente de Google, tengo que resaltar la ubicación del lector de huellas en la parte trasera. Ahora es cierto que la mayoría de fabricantes juegan con su integración en pantalla, pero con un reconocimiento facial que funciona bien y rápido tenerlo en la trasera me aporta dos cosas importantes para mi:

  1. Posición del lector más cómoda y natural para cuando saco el teléfono del bolsillo.
  2. Opción de aprovechar los gestos sobre el lector para sacar las notificaciones y accesos rápidos

En resumen, el diseño siempre es algo muy particular, pero considero que la apuesta de LG sigue siendo muy válida a pesar de haber sido anunciado durante el MWC a principios de año.

Una experiencia multimedia redonda

LG es un referente en televisores OLED. En pantallas para smartphones ha sufrido algún que otro pequeño contratiempo, pero en esta ocasión puedes estar tranquilo porque la pantalla del LG V50 ThinQ es notable.

Con un panel OLED de 6,4 pulgadas, a día de hoy es muy complicado decir qué pantalla se ve mejor o peor. Habría que entrar en mediciones de laboratorio, y aún así para algunos la «mejor pantalla» no sería esa que marcan los test.

En el caso del V50 tengo que decir que a mi me ha gustado y considero que está al nivel que se le exige al fabricante. Una buena representación de color, ángulos de visión, contraste, profundidad de negros, etc. Da igual qué tipo de contenido reproduzcas, la calidad es alta y la experiencia visual se disfruta mucho. Y si eso le sumas un sonido casi sobresaliente… mejor que mejor.

El DAC HiFi incorporado y los ajustes para audio DTS: X 3D Surround hacen que cuando conectes unos auriculares la experiencia auditiva sea uno de los grandes valores y puntos fuertes del terminal. Si te gusta disfrutar de la máxima calidad de sonido, puede que no encuentres una opción mejor en el mercado que este LG V50.

Por tanto, si disfrutar de un bueno sonido y una buena imagen es importante para ti, el LG V50 ThinQ cumple con nota alta.

Vale, falta una cosa por comentar relacionada con la imagen: su doble pantalla o Dual Screen. Cuando LG presentó el terminal el accesorio fue acogido como la respuesta de LG al Galaxy Fold y Mate X. Eso generó comentarios que parecían indicar que LG quería y no podía llegar a ofrecer lo mismo, un teléfono plegable de verdad.

Bien, con el paso del tiempo se ha visto que no era así y que para LG esta era una opción para ofrecer rendimiento y productividad a quienes buscan dos pantallas. No obstante, como accesorio que es, no es algo para todo el mundo.

Puede que para ti haya casos de usos muy claros que te compensen adquirirlo, pero a la mayoría le costará. Por tanto, valora la opción como eso, una opción más para obtener algo extra si así te parece. Pero no dejes que si la idea no cuadra en tus casos de uso te haga desmerecer a un producto que es muy completo.

Por cierto, en la nueva versión de Dual Screen presentada en IFA 2019 parece haberse solucionado algo que aquí ocurre: diferencias entre la imante de la pantalla del terminal y la que ofrece la Dual Screen.

Potencia y control de gama alta

El hardware del LG V50 ThinQ no plantea dudas: procesador de gama alta, memoria RAM suficiente -que demuestra que los excesos de otros fabricantes no están 100% justificados- y almacenamiento de sobra a menos que te de por guardar grandes colecciones vídeo.

Ejecutes la aplicación que ejecutes vas a obtener un buen rendimiento. Por tanto, ya sea para juegos, editores de imágenes, vídeo o cualquier otro actividad que puedas realizar con el teléfono, incluso abusar de la multitarea, ofrecerá una grata experiencia.

Respecto al software, la capa de personalización de LG se puede definir como demasiado completa. Es decir, tiene muchas opciones para adaptarla a tus necesidades, controlar diversos parámetros, ajustes, etc. Esto está genial si te gusta enredar con el sistema. Si no es así, una capa más limpia sería algo que agradecerían muchos otros usuarios. Por suerte parece que el fabricante se ha percatado y en este IFA ha mostrado la que será su renovación de interfaz. Ojalá no tardase mucho en llegar a este V50.

No obstante, esto es Android y eso siempre es sinónimos de ventajas para lograr la interfaz que mejor se adapta a ti. Bien de forma nativa con la capa del fabricante o a través de algún Launcher de terceros.

5 cámaras, múltiples posibilidades

LG fue unos de los primeros fabricantes en apostar, con su LG G5, por una combinación de cámaras donde el gran angular fuese algo diferencial y no tanto por un zoom. En aquel momento todos decían que se equivocaban, ahora parece que la industria le está dando la razón. Y sí, el zoom también viene genial pero el gran angular puede resultar muy divertido.

Aquí, con 5 cámaras, las opciones creativas y su versatilidad permiten obtener resultados de gran calidad. Puede que el procesado a veces no sea perfecto o que la cámara no termine de ofrecer todo el potencial teórico capaz de dar, pero si te gusta la fotografía con este LG V50 ThingQ se disfruta bastante.

Modo retrato LG V50

  • El modo retrato funciona bien con ambas cámaras y la posibilidad de ajustar el nivel de desenfoque ayuda a ajustar cuál será el resultado final, si quieres que sea más natural o arriesgar y buscar la creatividad.

  • El control de exposición y los colores también son interpretados muy bien. En algunas situaciones concretas puede que tengas que volver a repetir la foto, pero serán las menos veces.

  • Sin un zoom tan potente como el de otras propuestas, la configuración de triple cámara del LG V50 da mucho juego y opciones para que siempre puedas encuadrar aquello que quieres.

  • La fotografía nocturna ha mejorado, y tanto con el modo automático como con las opciones manuales se pueden obtener resultados atractivos cuando la luz escasea.

Con un poco de edición posterior las imágenes pueden mejorar aún más. Así que todo es cuestión del tiempo que quieras dedicarle para exprimir al máximo estas cinco cámaras del LG V50 ThinQ.

También en temas de vídeo destaca. Junto a una estabilización que funciona bien, un modo avanzado para controlar los ajustes, la opción de realizar un zoom a objetos y alguna que otra opción hacen que si te gusta grabar vídeo disfrutes de lo que ofrece el LG V50 ThinQ. A mi me ha convencido, en particular al permitir grabar a resolución 4K y HDR.

En resumen, tanto para vídeo como para foto las cámaras son capaces de dar mucho juego. Hay que conocer sus limitaciones, pero se le puede sacar un gran rendimiento. Y lo mejor, demuestran una buena evolución tras aquel LG G3 que conquistó a tantos y para algunos sigue siendo el mejor dispositivo hecho por LG.

Bonus extra: el 5G

Le LG V50 ThinQ ha sido uno de los primeros terminales en ofrecer soporte para redes 5G. Durante estos días de pruebas he podido hacer uso de una SIM de Vodafone con opción para acceder a servicios 5G en España.

Me gustaría decir que todo ha sido maravilloso, que la experiencia cambia de forma radical y que merece la pena invertir ya en equipos 5G, pero no puedo. La cobertura de estas redes aún está muy limitada a unas pocas capitales.

Por tanto, que incluya conectividad 5G está genial como inversión de futuro. Pero nada mas, si no tuviese compatibilidad para redes 5G seguiría siendo el mismo buen terminal.

LG V50 ThinQ, conclusiones: qué le pides a un gama alta

Tras más de cuatro semanas usando el terminal creo que tengo una opinión muy bien formada. A mi el LG V50 ThinQ me ha gustado mucho. El diseño es uno de los aspectos que más me llaman la atención por su sencillez y elegancia, sin cámaras que sobresalen ni otros elementos que distraigan. Además es cómodo de sujetar y eso hace que guste más aún a la hora de usarlo.

En temas de autonomía, con 4.000 mAh no despuntará, pero tampoco se queda atrás y se desenvuelve bien durante una jornada de uso intenso. Y si te vas quedando algo más apurado aprovechas su sistema de carga rápido y solucionado.

Por tanto, con un buen sonido, pantalla, hardware, etc., ¿qué le pides tú realmente a un gama alta para ser tu mejor opción? Yo lo tengo claro, no necesito que sea el mejor en todo pero sí una experiencia global satisfactoria. El LG V50 ThinQ lo logra y por eso me convence.

Cómodo de usar y muy versátil durante el día a día, si hay algo que puede hacer dudar es el precio. Pero viendo cómo bajan hoy en día todos los dispositivos no considero que sea un gran problema. Por tanto, su mayor enemigo es el propio mercado y el loco ritmo de presentaciones que lleva. Aunque esto realmente es el problema de cualquier producto Android. Así que, si apuestas por él me atrevería a decir que no te vas a arrepentir.

LG V50 ThinQ
Sistema operativo Android 9
Pantalla 6,4" OLED QHD
Procesador Snapdrgon 855
RAM/ROM 6 GB / 128 GB
Batería 4.000 mAh

Lo mejor

  • Rendimiento
  • Lector de huellas en la trasera
  • Versatilidad de las cámaras
  • Calidad de sonido

Lo peor

  • Dual Screen es difícil de encajar en el día a día
  • Para quien busque diseño puede parecerle poco
Diseño
8
Cámara
9
Autonomía
8
Rendimiento
9
Precio
8

Puntuación global

8.4
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0