Xiaomi Mi A3, análisis: Mejorando lo pasado… y empeorando lo presente

Después de dos generaciones dentro de la familia Mi A, Xiaomi cuenta con la experiencia suficiente para seguir manteniendo una buena calidad a un precio ajustado. ¿Ha conseguido repetir la fórmula del éxito con el Mi A3? Bien, eso es justo lo que pienso descubrirte hoy –video incluido. Continúa leyendo.

Análisis del Xiaomi Mi A3 en vídeo

Un buen teléfono que ‘pincha’ en cosas esenciales

El Mi A3 llega a nuestro mercado con lema que ya conocemos: buenas prestaciones, experiencia Android One (que es sin duda un plus importante) y precio muy ajustado; y es cierto que en parte (y solo en parte) el teléfono consigue llevarlo por bandera, suponiendo el teléfono una mejora, en ciertos aspectos, respecto al Mi A2.

El más evidente, a simple vista, es su diseño. Ahora tenemos un teléfono más compacto y manejable, sin sacrificar con ello tamaño de pantalla (ahora de 6,1″ frente a las 5,99″ de su antecesor), gracias a un mejor aprovechamiento del frontal del cuerpo. Atrás quedaron por tanto las franjas negras de la generación anterior: ahora, sin contar con un panel de borde a borde, podemos decir que el Mi A3 se ha “modernizado” y luce un aspecto más actual.

Xiaomi Mi A3

Ayuda en esta sensación también el salto del metal al cristal, con Gorilla Glass 5 en su parte trasera (y delantera), aunque eso implique ser un mayor imán para los dedos. Precisamente en la espalda se encuentra otro de los elementos diferenciadores de este teléfono: su sistema fotográfico. El dúo de cámaras del Mi A2 da paso a un equipo triple con un sensor principal de 48 MP, un gran angular de 8 MP y un sensor de profundidad de 2 MP.

Xiaomi Mi A3

Te encontrarás así con una cámara bastante versátil -lo cierto es que me estoy encontrando tantas veces con el gran angular en los teléfonos que últimamente analizo, que cada vez se me hace más difícil prescindir de él- que logra resultados más que decentes para la gama (y precio) en la que se mueve este smartphone. En las fotos diurnas, me gusta los colores que reproduce, la textura y definición e incluso el gran angular se comporta y no distorsiona en exceso los laterales (aunque podría ser mejor, claro). Es cierto que la gestión que hace de la luz cuando esta es demasiado potente podría mejorarse, pero en lineas generales los resultados son más que aceptables. El modo retrato consigue una definición interesante que nada tiene que envidiar a muchos otros equipos. También su cámara frontal (de 32 MP) arroja unos selfies que me han gustado, con colores realistas y buena definición.

Xiaomi Mi A3

Por la noche, como es habitual y esperable, la definición cae y a veces corre el peligro de parchear un poco la escena, pero en general me gusta igualmente lo que veo y no me he llevado ninguna sorpresa desagradable. La captura de luz, los colores y la definición son buenas y hasta logra hacer un retrato decente en condiciones desfavorables. Los resultados fotográficos de este Mi A3 no te van a quitar el sueño –eso tenlo claro-, pero te dejarán más que satisfecho si tu exigencia en este campo no es muy alta.

Te dejo algunos ejemplos de fotos a continuación -puedes ver más en el vídeo-:

Fotos de día con Mi A3

Mi A3 - Fotos con la cámara

Mi A3 - Fotos con la cámara

Foto día vs foto día gran angular con Mi A3

Mi A3 - Fotos con la cámara

Mi A3 - Fotos con la cámara

Fotos de noche/baja luz con Mi A3

Mi A3 - Fotos con la cámara

Mi A3 - Fotos con la cámara

Mi A3 - Fotos con la cámara

Foto modo retrato objeto con Mi A3

Mi A3 - Fotos con la cámara

Foto selfie con cámara frontal con Mi A3

Mi A3 - Fotos con la cámara

¿Otros puntos positivos del smartphone? La apuesta por el puerto de 3,5 mm (desaparecido en el Mi A2 y recuperado en el A2 Lite) y la radio FM, cada vez menos en uso en los teléfonos pero que seguro que más de uno agradece.

Xiaomi Mi A3

La batería también me parece un punto destacable en este equipo. Estamos hablando de 4.030 mAh (1.020 mAh más que el Mi A2 y en un cuerpo más compacto; b-r-a-v-o) que fácilmente te van a dar para dos jornadas completas con un uso medio alto del teléfono. Esta última frase bien podría haberla copiado y pegado de algunos de mis últimos análisis de teléfonos Xiaomi y es que la marca está haciendo un trabajo fantástico últimamente con la autonomía de sus equipos (y eso siempre se agradece).

Por cierto, este equipo cuenta además con carga rápida de 18W, aunque al igual que ocurría en el Mi 9T Pro, el cargador que encontrarás en la caja es de 10W. Tenlo en cuenta.

Xiaomi Mi A3

La batería ha sido sin duda también mi gran aliada en la lucha personal que he tenido con el brillo de pantalla de este teléfono –sí, es hora de hablar de las peores cualidades del Mi A3. En exteriores he visto bastante perjudicada la visualización del panel, obligándome siempre a tener el brillo al máximo si quería tener una buena y cómoda experiencia. Aunque los ángulos de visión han mejorado respecto al Mi A2, al igual que la viveza de los colores (ahora estamos ante un panel AMOLED), su brillo me ha parecido escaso y los reflejos de su cristal tampoco han ayudado precisamente con la causa.

Xiaomi Mi A3

Por si fuera poco, el panel ni siquiera es Full HD. Como bien habrás oído en el vídeo, no puedo entender como en pleno 2019 puede Xiaomi colarnos en el mercado un teléfono con pantalla a 720p, cuando la generación anterior sí tenía 1080p e incluso hay terminales más baratos en su catálogo que igualmente ofrecen esta prestación. Sin duda, se trata de uno de los puntos más negativos del teléfono y de las prestaciones más decepcionantes del equipo.

Xiaomi Mi A3

Y esto por no hablar del lector de huellas. Integrado precisamente en pantalla -en la generación anterior estaba en la espalda-, resulta lento y a veces incluso poco preciso, enturbiando el (se supone rápido) gesto de desbloquear el teléfono con el dedo. Sin tener un reconocimiento facial instantáneo, lo he preferido antes que usa su sensor de huellas como desbloqueador del teléfono.

Tampoco a nivel de rendimiento hay mucho que destacar (y eso no me ha terminado de gustar del todo). Esperaba un cambio generacional más completo a nivel potencia y fluidez, sin embargo, el salto del Snapdragon 660 del Mi A2 al Snapdragon 665 del Mi A3 se siente discreto, por no hablar de que se queda estancado en 4 GB de RAM mientras que el Mi A2 alcanza en una se sus versiones los 6 GB. Menos mal que Android One (Android 9 Pie) gestiona todos los recursos, ayudando a que uno de los puntos esenciales que encumbraron a la gama Mi A no se pierda: la experiencia de usar y moverse por la versión más limpia y sencilla de Android.

Xiaomi Mi A3

En definitiva, y como adelantaba, siento que este Mi A3 ha mejorado aspectos pasados (puerto de auriculares, cámaras traseras, diseño), mientras que otros, que casi se dan por sentado actualmente (sensor de huellas, pantalla Full HD) han ido a menos. Me cuesta por tanto recomendar este teléfono (249 euros), cuando por 179 euros puedes hacerte con el Redmi Note 7 -para mí, el gran vencedor calidad/precio de esta gama en lo que llevamos de año. Es cierto que este no ofrece el mismo rendimiento fotográfico ni tiene Android One, pero en conjunto me parece más redondo dado su precio que el Mi A3.

Aún así, tendrás que tener en cuenta los aspectos positivos del equipo y los negativos para, en función, de tus necesidades, considerar si te merece la pena esta generación o no. Eso sí, lo que parece claro es que ese punto revolucionario con sabor a Android One se quedó lamentablemente en generaciones pasadas. Tarde o temprano, tenía que pasar.

Xiaomi Mi A3
Xiaomi Mi A3
Sistema operativo Android One (Android 9)
Pantalla 6,08" AMOLED HD+
Procesador Snapdragon 665
RAM/ROM 4 GB
Batería 4.030 mAh

Lo mejor

  • Android One
  • Buen rendimiento de las cámaras
  • Buen acabado y diseño respecto a la generación anterior
  • Puerto de 3,5 mm y radio FM

Lo peor

  • Pantalla a baja resolución 720p
  • Lector de huellas lento
  • No tiene NFC
Diseño
7
Cámara
8
Autonomía
9
Rendimiento
7
Precio
8

Puntuación global

7.8
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0