Las maquetas más impresionantes de muchas de tus películas favoritas

Las maquetas más impresionantes de muchas de tus películas favoritas

Pedro Santamaría

El uso de maquetas en el cine es algo que aún a día de hoy se sigue utilizando. Es cierto que no es lo más habitual pues la técnicas por ordenador ya permiten insertar todo tipo de elementos a la composición final, pero eso no quita para que algunas de hace ya unos cuantos años y otras más actuales sigan sorprendiendo cuando conoces que son eso, maquetas.

El cine antes de los efectos digitales

Hoy en día todos estamos muy acostumbrados a ver cómo en todo tipo de producciones se recurre al uso de efectos visuales generados por ordenador o VFX. Una técnica que gracias a la potencia de los equipos actuales permite insertar en una escena cualquier tipo de elemento. Es más, durante estos últimos dos años toda esta industria ha ido a más con nuevas tecnologías como la incorporada en la producción de la serie The Mandalorian.

Sin embargo, durante muchos años, el cine tuvo que recurrir a otros trucos con los que se ganó ese calificativo de la gran factoría de los sueños. Y es que gracias al uso de maquetas y diferentes efectos ópticos se hicieron cosas realmente sorprendente. Sólo hay que echar la vista atrás y pensar en películas como Star Wars. Desde las naves espaciales hasta muchos otros vehículos que aparecen en diferentes escenas no eran más que maquetas que de forma brillante jugaban con nuestra percepción para parecer algo real.

Claro que no todo son producciones de ciencia ficción, otras películas como El Gran hotel Budapest también hace uso de este tipo de elementos. Porque aún pudiendo parecer todo lo contrario, es mucho más cómodo y a veces hasta más realista el usar una maqueta que planos generados por ordenador al 100%. Y esto lo decimos porque, lógicamente hoy en día cuando se usan maquetas también se recurre a software de composición para generar otro tipo de elementos en la escena como niebla, aberraciones cromáticas, etc.

No obstante, si te llama la atención todo esto, no te pierdas esta serie de maquetas usadas en diferentes películas a lo largo de la historia del cine. Algunas son recientes y seguro que las recuerdas de forma mucho más clara, otras te costarán más o no las habrás visto. Pero igual ahora es la excusa ideal para hacerlo, para disfrutar de ese trabajo que logró engañarte y pensar que lo que veías era verdad o, como mínimo, a tamaño real.

Las maquetas más espectaculares del cine

El trabajo detrás de muchas de estas maquetas usadas en el cine es tan increíble a nivel de tamaño, detalles, etc., que son auténticas obras de arte capaces de hacernos disfrutar aún más de las historias que cuentan en cada una de sus películas. Es más, sin ellas más de una no hubiese sido posible o directamente no hubiesen logrado transmitir las mismas sensaciones.

Batman (1989)

La película de Batman dirigida por Tim Burton usó una maqueta gigante de Gothan. Eso permitió en 1989 que lograse una atmósfera realmente atractiva a la par de oscura.

Cazafantasmas

Si eres fan de los Cazafantasmas seguro que recuerdas la película de 1984 con la que muchos de nosotros directamente alucinamos y hasta… tuvimos alguna que otra pesadilla con ese muñeco gigante del final. Pues bien, era grande, pero no mucho más que una persona adulta.

Realmente era un traje que llevaba un actor que recorría una maqueta que recreaba New York y parte de Central Park. Es más, los coches eran teledirigidos y de ahí que se moviesen mientras andaba.

La historia interminable

La Ciudad de Plata de Amarganth, perteneciente a la segunda entrega de La historia interminable también era una maqueta.

Harry Potter

No creemos que haya nadie que no conozca el popular castillo de Harry Potter, Hogwarts. Este icónico lugar donde Harry y el resto de magos iban para formarse tenía su propia maqueta y como puedes observar con prácticamente todo lujo de detalles.

Alien

Nuevamente Ridley Scott, en 1979 fue con la película de Alien con la que también usó maquetas para darle forma a la nave Nostromo entre otros elementos y lugares.

Bladerunner

Bladerunner, la película primera de 1982 dirigida por Ridley Scott, se podría decir que estaba repleta de maquetas. Desde la ciudad hasta los vehículos y muchos otros elementos eran recreaciones en miniaturas que sirvieron para darle forma a una película que está en la memoria de todos a los que la ciencia ficción les atrae de un modo especial.

Bladerunner 2049

En la continuación de la historia, Bladerunner 2049 las maquetas se volvieron a usar. Aquí puedes ver una de ellas y también su imponente tamaño. Pero igual ahora te explicas mejor por qué Bladerunner 2049 también es tan especial para muchos.

Gran Hotel Budapest

La película de Wes Andersson en 2014 usó una maqueta para darle forma al Hotel Budapest. Luego, mediante el uso de un croma verde hicieron el resto del trabajo de composición para esta particular cinta.

El señor de los Anillos

El señor de los Anillos, la trilogía de Peter Jackson, también estuvo repleta de maquetas que iban desde Rivendel hasta El abismo de Helm, Minas Tirith, etc.

Origen

Lo que ves en la imagen superior es el hospital que sale literalmente por los aires cuando explota en la película Origen. Para esto también se usan las maquetas, para poderlas destruir y que la sensación sea mucho más real de lo que se podría hacer a través de efectos digitales al completo.

Independence Day

Otro ejemplo de maqueta cuyo fin es la destrucción, en este caso de la película Independence Day. Seguro que si la has visto te suena la escena. Aunque no fue la única, otras muchas más saltaron por los aires también.

Regreso al futuro III

La tercera entrega de Regreso al futuro también tiene una escena muy recordada por todos en la que se ve cómo aprovechan un tren para que empuje al Delorean y lograr así la velocidad necesaria para poder saltar en el tiempo. Pues eso, tren y coche, eran maquetas.

Star Wars

La trilogía original de La guerra de las galaxias también hizo uso de numerosas maquetas. En aquella época era la única forma de lograr, mediante ilusiones ópticas, un ambiente tan futurista como el que mostraban. Hoy en día si ves aquellos episodios 4, 5 y 6 seguro que notarás las maquetas, pero da igual porque en su momento fue increíble.

Titanic

El Titanic que viste hundirse en la película de James Cameron fue una maqueta. O varias mejor dicho, algunas más grandes que otras, pero todo maquetas.

Godzilla

¿Cuántas veces se habrá recreado Nueva York en maquetas? Supones que muchas más de lo que la mayoría podría imaginar. Aquí el set sirvió para luego permitir que Godzilla campase a sus anchas por él y todo lo que se vio en la película de 1998.

Lo imposible

El complejo hotelero que se ve sorprendido por la inmensa ola de Lo imposible también era una maqueta. Una escena que luego se completaría con otras secuencias y el uso de efectos visuales generados por ordenador, pero simular agua sigue siendo muy complejo y de ahí que se recurriese en aquel momento a una maqueta.

Interstellar

Interstellar de Christopher Nolan también tuvo algunos elementos, como los vehículos espaciales y alguna que otra nave que fueron maquetas. El resto si has visto la película, ya lo conoces.

La guerra de los mundos

En 2005 Steven Spielberg recurrió al uso de una detallada maqueta para mostrar el caos en su película La guerra de los mundos. Sólo con ver el mimo que le ponen para colocar cada elemento en el sitio correcto te das cuenta del trabajo detrás de cada producción de este tipo.

Un arte que no pasará de moda

Estos son algunos de los muchos ejemplos que se pueden encontrar en todo esto del cine y el uso de maquetas. Carolina Jiménez, profesional con años de experiencia y que ha participado en importantes proyectos cinematográficos, ha publicado muchas más maquetas usadas en películas de diferentes épocas. Por lo que te das cuenta que este es un arte que no pasará de moda.

Es cierto que el uso de técnicas digitales ayudan a lograr resultados mucho más espectaculares y a veces son la única forma de hacerlos realidad, pero también hay muchas ocasiones en donde estas maquetas y todas las ventajas que ya ofrece en grabar contenido digital permiten otra serie de beneficios que por varios motivos seguirán siempre ahí. Así que, lo mejor de todo es seguir disfrutando de este trabajo tan artesanal y jugar a ver si adivinas en próximas películas qué podría ser o no una maqueta.