Esto me suena: Los mejores remakes de la historia del cine

Esto me suena: Los mejores remakes de la historia del cine

Isaac García

Parece que todas las películas actuales son reboots y remakes, sin que los estudios arriesguen con nada original. Teniendo en cuenta que suelo ir más de una vez por semana al cine, puedo confirmarlo. Pero lo cierto es que eso no siempre resulta negativo. Para demostrarlo, te traemos una cuidadosa selección con los mejores remakes de la historia del cine. Y estate atento, porque es posible que te lleves una sorpresa al descubrir que algunas de tus películas favoritas ya se habían hecho antes.

El arte no tiene por qué ser siempre original para ser bueno, y eso es especialmente cierto cuando se trata del cine.

Hay veces que un concepto es excelente, pero su desarrollo no tanto, así que, cuando otra película lo aborda de nuevo, puede hacerlo mejor que la primera. O bien la historia se adapta a los tiempos y las posibilidades del cine actual.

Sin embargo, también es cierto que muchos remakes son ejercicios de pereza para conseguir dinero fácil, rehaciendo algo que sabes que es bueno, o que triunfó en su día. La industria del cine arriesga muy poco ya, pero no te preocupes, porque te aseguramos que en esta lista tienes los mejores remakes de la historia del cine.

Y ojo, porque algunos de ellos jamás podrías imaginar que son remakes.

Los mejores remakes de la historia del cine

Comenzamos el repaso a las mejores películas que son reinterpretaciones de otras con una de mis favoritas, que a la vez es también uno de mis libros preferidos y que ha soportado muy bien el paso del tiempo. Todo muy Inception.

Drácula de Bram Stoker (1992)

Francis Ford Coppola dirige a Gary Oldman, Keanu Reeves y Winona Ryder en el enésimo remake de Drácula. Solo que, esta vez, se sale de las tablas con la que es, probablemente, la mejor adaptación de la novela y el personaje.

Aunque no es del todo fiel al libro, pues se convierte en una historia de amor a través de los tiempos y conecta a Drácula con Vlad el Empalador (algo que la novela nunca nombra), tiene una ambientación excelente y un estilo inimitable.

Ah, sí, y un Gary Oldman que le da mil vueltas a todos los demás, especialmente a unos perdidísimos Reeves y Ryder, que juegan en otra liga muy inferior.

Excelente.

La mosca (1986)

Poster de La Mosca

David Cronenberg firma esta inquietante película de terror que se ha convertido en un clásico con un fenomenal Jeff Goldblum al frente.

Imposible olvidar el horror y el asco fascinantes, que te pegan a la pantalla para esta historia de un científico cuyo experimento de teleportación sale muy mal por culpa de una simple mosca.

Remake de la película de 1958 del mismo nombre, lo cierto es que ambas versiones son grotescas, inquietantes e imprescindibles para los amantes del terror.

True Grit / Valor de ley (2010)

Los hermanos Coen firman este estupendo western con Jeff Bridges a la cabeza, que cuenta la historia de una chica adolescente que hará lo que sea para encontrar al asesino de su padre.

Esta estupenda película es un remake la película de Henry Hathaway de 1969, con el mismo título y con el clásico John Wayne a la cabeza del reparto.

El mago de Oz (1939)

Sé que el rodaje supuso un infierno en muchos sentidos, especialmente por los abusos y el vacío que se le hizo a su protagonista, una Judy Garland que no mereció el tremendo maltrato que recibió.

Sin embargo, la película es una obra maestra y un prodigio para su época. Su sabor es inimitable, sus efectos son inolvidables y es el mejor de los muchos remakes que se hicieron en la década de los 20 y los 30, basados en la obra inmortal de L. Frank Baum.

La invasión de los ultracuerpos (1978)

La invasión de los ultracuerpos el remake

Donald Sutherland protagoniza el remake de la película del mismo nombre estrenada en 1956.

Aquella historia de invasores extraterrestres era una alegoría de la caza de brujas comunista que asolaba Estados Unidos en aquella época. La versión de 1978, dirigida por Philip Kaufman, es mucho mejor o, al menos, más terrorífica.

Eso incluye la inquietante escena final con un Sutherland que, como todo hoy, se ha convertido en meme.

Por un puñado de dólares (1964) y Los siete magníficos (1960)

Basada en la película de Kurosawa, Yojimbo, Clint Eastwood empezaría a despuntar como estrella en esta película legendaria, con una banda sonora inolvidable y una acusación de plagio del director japonés, que se saldó con un acuerdo extrajudicial.

No sería el único western en la moda sesentera de adaptar las legendarias películas de Kurosawa a este género. Los siete magníficos es otro excelente remake de Los siete samurais.

Olvídate, por cierto, del otro remake de Los siete magníficos de 2016. Ugh, qué película más olvidable y aburrida.

Películas que son remakes y no tenías ni idea

El arte del remake es tal, que muchas películas que crees que son originales no lo son tanto. Por eso, he aquí algunas reinterpretaciones de películas que son excelentes remakes y quizá pensabas que eran historias inéditas.

Y empezamos por uno de los gansgters más famosos del cine.

Scarface (1984)

La película que dio a Al Pacino uno de los papeles más míticos, el de Tony Montana, es un remake, sí. Quizá te sorprenda, pero para los más cinéfilos no es algo muy desconocido.

La película reinterpreta un film de 1932 que se titula exactamente igual y tiene como protagonista a un Tony Camonte que también recibe el apodo de Cara cortada.

El halcón maltés (1941)

El halcón maltés

La película en la que Humphrey Bogart interpreta al detective Sam Spade, en su gesta por una preciada joya, es un remake de una película del mismo título estrenada solo 10 años antes, en 1931.

Ambas estaban basadas, a su vez, en uno de los libros más conocidos del autor Dashiell Hammet.

Como ves, esto de los reboots al poco tiempo no es algo totalmente nuevo. Sería esta última versión de Bogart la que se convertiría en un clásico para los amantes del cine.

La cosa (1982)

La mejor película de John Carpenter, y un clásico por el que no pasan los años, está basada en una novela corta de John W. Campbell llamada Who goes there? (¿Quién anda ahí?) y que cuenta las andanzas de una expedición antártica en su encuentro con una criatura de otro mundo.

Ese detalle es bastante conocido entre los aficionados al género. Lo que es menos conocido es que ya se adaptó en 1951 en la película The thing from another world.

De hecho, fue incluso un éxito en taquilla. La versión de Carpenter pasaría después a la historia como una de las más terroríficas (y con unos efectos especiales inolvidables).

Sonrisas y lágrimas (1965)

La historia de la familia Trapp es un remake, sí, de una película alemana llamada precisamente así, Die Trapp-Familie. Estrenada en 1956, Sonrisas y lágrimas también es un remake del último musical legendario de Broadway producido por Rodgers y Hammerstein.

Como ves, hay una larga tradición de rehacer películas en la historia del cine.

Soy leyenda (2007)

Soy leyenda

Will Smith protagoniza una de sus mejores películas y un buen film postapocalíptico, basado en una excelente novela corta de Richard Matheson del mismo nombre y publicada en 1954.

La novela, por cierto, no se parece demasiado a la película, pero es precursora de gran parte del cine y las historias de zombis y vampiros.

Y, además, dicha película es a la vez un remake y no de un solo film, sino de dos: The omega man (1971), con un Charlton Heston de protagonista en otra película de ciencia ficción más, y The last man of Earth, con el legendario Vincent Price a la cabeza.

Como ves, muchas de las mejores películas que puedes ver se han hecho más de una vez. Eso sí, ten por seguro que eligiendo cualquier de los mejores remakes de esta lista vas a pasar una tarde de cine inolvidable.

¡Sé el primero en comentar!