Las mejores películas del incombustible Tom Cruise

Si hacemos una encuesta rápida entre los fans al séptimo arte sobre qué actor es el que más éxitos ha protagonizado a lo largo de los últimos 40 años sin dejar de pertenecer al star system, es muy posible que muchas de las contestaciones apunten a un tal Tom Cruise, neoyorquino de Siracusa que vino al mundo en el año 1962. Él es, desde luego, de los mayores casos de longevidad cinematográfica que se recuerdan en esa máquina de triturar mitos que es muchas veces Hollywood.

Un actor incombustible

Tom Cruise es de los actores que se han ganado el derecho a protagonizar cualquier película que le apetezca y, además, lo consiguió prácticamente desde los inicios, cuando en 1983, apenas dos años después de iniciar su carrera, dio vida a ese chaval que aprovecha la ausencia de sus padres para entrar en contacto con el mundo de los adultos: amor, fiestas, sexo, negocios, etc. Risky Business fue su bautizo, pero muy pronto llegaron un éxito tras otro que le permitieron explorar otros caminos lejos de los blockbusters.

La década de los 80 de Tom Cruise es, seguramente, de las que más definieron su carrera y la que, gracias a los enormes taquillazos alcanzados, le granjearon esa libertad para elegir y formar parte de la industria en roles de mucha mayor responsabilidad como productor ejecutivo en muchas de sus propias iniciativas. Incluso llegó a ejercer de guionista con Days of Thunder, de Tony Scott, y compartir pantalla con estrellas consagradas como Paul Newman en El Color del dinero y Dustin Hoffman en Rain Man.

Las mejores películas de Tom Cruise

No os aburrimos más. Aquí os dejamos las películas de Tom Cruise que no os debéis perder, para comprender mucho mejor toda su filmografía.

Risky Business (1983)

Tom Cruise protagoniza esta comedia en la que conoció a la que fue su primera esposa, Rebeca De Mornay, y que sigue los pasos de otras alocadas producciones de la época: una fiesta con una prostituta, un robo, un costoso huevo decorativo y una huida con proxenetas que quieren echarle el guante a Joel. De ahí los negocios arriesgados

Legend (1985)

Tom Cruise da un volantazo a su carrera con esta película de corte fantástico que nos lleva a un mundo de ensueño (y pesadilla) plagado de duendes, bestias, hadas, magia, unicornios y un mal que se extiende. Dirige Ridley Scott en una de las cintas menos conocidas del actor norteamericano.

Top Gun (1986)

Qué decir de la película que encumbró a Tom Cruise al estrellato de Hollywood. La historia de una academia de pilotos de cazas de combate que compiten por ser los mejores. Tony Scott se pone a los mandos para crear uno de los títulos más emblemáticos de toda la década.

El Color del dinero (1986)

Paul Newman interpreta a un viejo campeón de villar que vive retirado, pero la fortuna hará que se cruce en el camino de un Tom Cruise, una joven promesa que anda buscando un oponente a su nivel. Una película que recogió extraordinarias críticas en su época y que dice mucho del lado más dramático del actor norteamericano.

Rain Man (1988)

Barry Levinson dirige una de las películas más oscarizadas de aquel año que nos enseña a un Tom Cruise ansioso por heredar la fortuna de su padre pero que descubre, horrorizado, que todo su legado queda en manos de su hermano mayor, que sufre autismo. Dustin Hoffman consigue uno de sus papeles más estelares y que traza una entrañable relación entre hermanos que irá evolucionando a lo largo de todo su metraje. Maravillosa.

Nacido el 4 de julio (1989)

La segunda película de la trilogía de Vietnam de Oliver Stone nos pone en la piel de un veterano que queda postrado en una silla de ruedas tras sufrir las heridas de la guerra. Pero ese dolor no será siquiera comparable con el que el propio personaje de Tom Cruise sufra al volver a su país y se encuentre con el rechazo de buena parte de la sociedad estadounidense.

Days of Thunder (1990)

Tom Cruise y Tony Scott se reencuentran en esta película en la que el neoyorquino ejerce también de guionista. La cinta nos lleva hasta el mundo de las carreras de Nascar para sentir toda la emoción de un deporte que puede terminar en tragedia en cualquier momento.

Entrevista con el vampiro (1994)

Otro de los grandes éxitos de Tom Cruise que, junto a Brad Pitt y Antonio Banderas, se convirtió en todo un fenómeno en la década de los 90. Seguramente fue gracias a su influencia que los vampiros volvieron a ponerse de moda, aunque ya nadie les dibujaría como personajes siniestros y oscuros. Máxime tras ver tanta belleza junta en este film.

Misión Imposible (1996) (Productor)

Tom Cruise tiene ya perfectamente encaminada su carrera y comienza a ser él mismo el que se produce sus películas. El actor consigue los derechos de la vieja serie de TV de CBS y la adapta al cine para darle otro giro completamente distinto: espías, traiciones, agentes especiales, tecnología punta y muchas más películas que iban a llegar a lo largo de los siguientes (casi) 30 años. No nombraremos más de esta saga porque todas están contenidas en esta primera.

Jerry Maguire (1996)

¿Quién no recuerda la historia de ese agente de deportistas que se marcha dando un portazo de una multinacional de éxito para iniciar el negocio por su cuenta? La película del «enséñame la pasta» que fue un éxito en taquilla y también de crítica, y que confirmó el buen momento del actor como referente de Hollywood en todo el mundo.

Eyes Wide Shut (1999)

Uno de los proyectos típicos que Tom Cruise accede a realizar porque le apetece y más si dirige Stanley Kubrick. Protagoniza la cinta junto a la que en ese momento era su mujer, Nicole Kidman, y la historia viene a tratar temas como el sexo, el amor y la fidelidad de una forma realmente cruda. Muy, muy buena.

Magnolia (1999)

Dirigida por el extraordinario Paul Thomas Anderson, la historia nos narra nueve líneas argumentales que se entrecruzan y que tienen lugar en un valle cercano a Los Ángeles. Película áspera a la que se adapta el actor norteamericano sin apenas pestañear.

Tropic Thunder (2008)

Esta película, obra de Ben Stiller, es una muestra de cómo a Tom Cruise no le importa meterse en la piel de un personaje que se aleja del estereotipo que ha venido interpretando en las últimas décadas. Echadle un vistazo al vídeo que tenéis encima para disfrutar de la caracterización por la que tuvo que pasar para salir en pantalla.

Oblivion (2013)

Joseph Kosinski dirige a Tom Cruise en una película de ciencia-ficción realmente interesante y que nos narra la historia de un planeta Tierra prácticamente arrasado y contaminado por culpa de la destrucción de la Luna. Los humanos han escapado al espacio y solo quedan unos pocos controlando lo poco que queda. Tan interesante como sorprendente.

Al Filo del mañana (2014)

Otra pequeña joya de Tom Cruise que nos recuerda a un videojuego: un soldado que lucha contra una invasión alienígena, recibe el don de revivir tras cada muerte que sufre en el campo de batalla. Sin duda, una de las películas de género que debes ver y a las que el actor de Siracusa nos ha acostumbrado a lo largo de toda su carrera.

Top Gun: Maverick (2022)

32 años después Tom Cruise vuelve al papel que le dio la fama en los 80, con una película en la que se reviven los viejos recuerdos de aquellos pilotos que luchaban por ser los mejores. Ahora ya no necesitan tanto reconocimiento pero se mantienen en forma y listos para enfrentarse a cualquier amenaza. Dirige Joseph Kosinski, con el que ya se encontró en Oblivion, y está siendo todo un fenómeno de masas en los cines con una recaudación de locos. De hecho, tal es el éxito que ya se puede decir que se ha convertido en el mejor estreno de la historia filmográfica del actor. ¿No dijimos ya que era incombustible?

¡Sé el primero en comentar!