La saga Blade Runner: el futuro distópico que imaginó Philip K. Dick

La saga Blade Runner: el futuro distópico que imaginó Philip K. Dick

Isaac García

Blade Runner es historia del cine y de la ciencia ficción. Considerada como una película de culto, ha tenido una influencia enorme en multitud de obras de todo tipo, además de moldear en gran parte la estética cyberpunk. Su origen es una curiosa novela y se han hecho dos películas y una serie que, seguramente, ni conoces. Pero no te preocupes, porque te contamos todo sobre el universo Blade Runner, para que seas un experto en el tema.

Pocas películas han influido tanto en otras como Blade Runner. Su estética, sus temas e incluso su música han marcado a muchos y han definido géneros enteros.

Por eso, te vamos a contar todo sobre las películas y el libro de Blade Runner. ¿En qué se parecen? ¿En qué se diferencian? ¿Dónde ver los films?

Agárrate, que viajamos a un futuro distópico que, como el tiempo pasa así de rápido, ya se nos ha quedado en el pasado.

Cuál es el origen de la saga Blade Runner

La novela en la que se basa Blade Runner

Las películas de Blade Runner están basadas en un libro del maestro de la ciencia ficción Philip K. Dick. Titulado ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? y publicado en 1968, muchos de los temas del libro se muestran en los films. Sin embargo, hay cosas fundamentalmente distintas.

El libro es un clásico de la ciencia ficción que estuvo nominado a los prestigiosos premios Nebula de ese año. Perdió contra Rito de iniciación de Alexei Panshin

De qué va el libro original

A pesar de no ser un libro muy extenso, la trama es compleja. En ella se cuenta la historia del detective Rick Deckard en un San Francisco postapocalíptico.

Deckard se dedica a perseguir a androides fugitivos (que tienen prohibido volver a la Tierra desde las colonias extraterrestres, donde son usados de esclavos), debe lidiar a la vez con su esposa adicta a la realidad virtual, además de que mantiene la pretensión de que su oveja eléctrica es real.

Si, en serio. De hecho, esta parte del argumento es el elemento temático más interesante de la novela, porque los animales reales que quedan son escasos y cuidar y proteger cualquier tipo de criatura le da a alguien un elevado estatus.

Atrapado en un trabajo que odia y con una autoestima muy baja, Deckard espera engañar a todo el mundo, incluido a sí mismo, con respecto a la oveja. Si finge lo suficiente que su oveja es real, y que él es un hombre decente, quizá eso se haga realidad.

Todo esto incide en el hecho de que, al igual que Dune, la novela tiene un componente fundamental en el retrato del desastre ecológico que supone el futuro. Esto es algo relevante en las películas también, donde se dejan caer detalles como la lluvia ácida o el páramo en el que se ha convertido gran parte del planeta.

Qué es un Blade Runner y de dónde viene ese nombre

El origen real del término Blade Runner

Un Blade Runner es un término que se usa en las películas para definir a los miembros de una unidad especial de la policía que caza replicantes, los seres creados a imagen de los humanos para trabajos desagradables. Sin embargo, el concepto nunca aparece en el libro original y apenas se referencia de pasada en la película.

De hecho, el origen de la expresión Blade Runner es muy curiosa y la contó el propio Ridley Scott en una entrevista en 1982. El guionista Hamptom Francher lo puso como título del borrador, junto a otras opciones, como Androide o Días peligrosos.

A Scott, le encantó, pero el guionista reconoció que no era invención suya. Es el título de un libro de William S. Burroughs llamado Blade Runner: A movie. Le pidieron permiso a Burroughs y lo usaron para la película.

Del mismo modo, el término bladerunner aparece en una novela de ciencia ficción de idéntico título y escrita por Alan E. Nourse.

¿Qué películas y series existen?

Poster original de Blade Runner

Aunque parece que solo se han hecho dos películas de Blade Runner, lo cierto es que todo es más complicado de lo que parece. Porque de la primera película hay muchas versiones y, además, existe una serie que, probablemente, ni conozcas.

Echemos un vistazo a todo eso, empezando por la película original.

Blade Runner (Ridley Scott, 1982)

La que empezó todo. Blade Runner es una película de ciencia ficción que se encuadra en el género negro o, como dicen los esnobs, el neo-noir. La acción se sitúa en una ciudad de Los Ángeles distópica durante el mes de noviembre de 2019.

En la película se describe un futuro en el que unos seres, fabricados a partir de material genético y llamados replicantes, se usan para realizar trabajos peligrosos y degradantes en las colonias extraplanetarias de la Tierra.

Construidos por la Corporación Tyrell para ser «más humanos que los humanos», la generación Nexus-6 es idéntica a una persona, aunque con fuerza y agilidad superiores y sin respuestas emocionales ni empatía, al menos en principio.

Los replicantes se convirtieron en ilegales en la Tierra tras un sangriento motín y unidades policiales especializadas, los Blade Runners, los persiguen y destruyen.

La película cuenta la historia de un Blade Runner, llamado Deckard e interpretado por Harrison Ford, que debe encontrar y retirar (matar) a cuatro replicantes que han robado una nave y han regresado a la Tierra para encontrar a su creador. Sin embargo, todo se complicará cuando la línea entre humanidad y replicación sea muy difusa, tanto, que hace dudar de quién es persona y quién un androide.

La película fue un fracaso de taquilla que dividió a la crítica, la cual la consideró demasiado lenta y compleja. No les falta razón, pero, con el tiempo, el film se ha reivindicado y convertido en pieza de culto que ha influido a infinidad de películas e historias.

A destacar su excelente estética cyberpunk que le valió el Oscar y aguanta bien el paso del tiempo.

¿Cuántas versiones hay del Blade Runner original?

Agárrate, porque hay siete versiones diferentes de la película.

La Workprint, la versión de cine americana, la internacional, el montaje del director y el montaje final. Además, también existen la versión San Diego Sneak Preview Cut, que sólo se proyectó una vez en un preestreno y la versión para televisión norteamericana. Se dice que hay una octava versión de 4 horas (el early cut que solo han visto miembros del estudio de cine).

Normalmente, puedes ver la versión internacional de cine y el montaje final. Si tienes suerte, aún puedes pillar algún DVD aniversario que recoge las cinco primeras que te hemos dicho.

Blade Runner 2049 (Denis Villeneuve, 2017)

Denis Villeneuve se encargó de la titánica tarea de dar vida de nuevo al universo Blade Runner y lo cierto es que la película no fue el éxito esperado en taquilla y resultó uno de los films que más dividió a los fans ese año. Hay quien la considera poco menos que una obra maestra (ni de broma) y quien cree que es un desastre.

En opinión de quien escribe esto, es una película con poca alma que acaba fallando. Destaca un ritmo que no acaba de cuajar y un Harrison Ford que se nota que no se ha molestado ni en averiguar qué película estaba rodando. Que ya sabemos que pasa de todo y es parte de su encanto, pero aquí es exagerado. De Jared Leto, ni hablamos, porque no lo merece. En general, me refiero.

Eso sí, tiene cualidades redentoras, como una ambientación exquisita, una música excelente, aunque no sea Vangelis y algunos detalles del universo Blade Runner que hubiera estado bien explorar más. Pero en general, es un desierto que cruzar.

¿Y de qué va Blade Runner: 2049?

Pues treinta años después de los acontecimientos de la película original (de ahí la fecha del título), un nuevo Blade Runner, el oficial «K» de la policía de Los Ángeles (interpretado por Ryan Gosling), descubre un antiguo secreto que tiene el potencial de hundir lo que queda de la sociedad en el caos. El descubrimiento de K le lleva a buscar a Rick Deckard (Harrison Ford), un antiguo Blade Runner que lleva treinta años desaparecido.

Blade Runner: Black Lotus, la serie

Como curiosidad, HBO Max estrenó, no hace mucho y sin darle apenas bombo, esta serie de animación por ordenador.

Situada en, Los Ángeles, en el año 2032, una joven con habilidades letales de combate y sin memoria va cazando a los responsables de su tortuoso pasado para descubrir la verdad sobre quién es.

Para eso, solo tiene dos pistas: un dispositivo de datos bloqueado y el tatuaje de un loto negro.

Dónde ver Blade Runner y Blade Runner 2049

Puede ver Blade Runner: The final cut en Netflix España.

En Prime Video tienes ese mismo montaje para alquilar previo pago, igual que la versión original que se estrenó en cines.

Blade Runner 2049 también se puede ver en Netflix España ahora mismo. En Prime Video tienes la posibilidad de comprarla.

Las diferencias entre el libro y las películas

Blader Runner 2049

Ya hemos podido ver algunas diferencias entre el libro original y las películas. Sin embargo, conviene reseñar unos cuantos detalles más para que seas todo un experto en el universo Blade Runner.

  • En el libro, Deckard es, simplemente, un cazarrecompensas, nada de policía.
  • El término replicante, igual que el de Blade Runner, tampoco aparece en el libro, fue acuñado por el guionista de la película David Peoples.
  • El libro se sitúa en San Francisco y las películas en Los Ángeles.
  • En la novela, la mayoría de humanos sanos se han ido del planeta devastado ecológicamente y se emparejan con sirvientes robot (llamados andies, de androides).
  • La motivación de Deckard en el libro es ganar bastante dinero como para tener un animal de verdad, algo con lo que se obsesionan los humanos que quedan en la Tierra.
  • En las películas se ignora la trama de que existe una religión, el Mercerismo, cuyos creyentes usan una caja de empatía para formar una conciencia colectiva y comulgar con el santo Wilbur Mercer.

El tema principal del libro, y de las películas en cierto modo, es esa empatía. En la novela, los seguidores del mercerismo pueden compartir experiencias y empatizar. Eso es algo que se cree que los replicantes no pueden hacer, por eso los detectan mediante el test Voight-Kampff.

Mientras que, en el libro, este test consiste en hacer 20 o 30 preguntas, mientras se está conectado a un aparato que mide la respuesta emocional, en las películas bastan 6 o 7 para descubrir si alguien es empático y, por tanto, humano… o no.

Al final, eso es lo que corre por debajo de Blade Runner, qué nos hace personas. Menos mal que no hay tests de Voight-Kampff, porque viendo para lo que hemos quedado y el efecto de las redes sociales, Deckard nos descerraja un tiro a todos y puede comprarse todas las ovejas que desee.

¡Sé el primero en comentar!