¿Por qué «Bruja Escarlata» era un nombre tabú en las películas de Marvel?

El capítulo 8 de Wandavision trajo consigo una importante revelación: que Wanda es en realidad la Bruja Escarlata. Un momento, ¿pero eso no lo sabíamos ya todos de siempre? Bueno, sí y no. Es cierto que siempre nos hemos referido a ella bajo este concepto y hasta la propia Disney+ España utilizó el término para darle nombre a la serie en nuestro país.

Sin embargo, si recapacitas y echas la vista atrás, te darás cuenta que nunca, jamás, se habían pronunciado estas dos palabras en las películas del UCM. ¿Casualidad? Evidentemente no. Existe una razón de peso y no es más que un acuerdo de derechos existente que prohibía su uso en el cine. Lo que estás leyendo.

Bruja Escarlata, la reina de la Magia del Caos

Menudo final de episodio nos dejó la octava entrega de Wandavision. La serie de Disney+ está a solo un paso de llegar a su final y nos tiene a todos con el corazón en un puño. No es para menos. Después de conocer todos los acontecimientos y sucesos que han llevado a Wanda a tomar la decisión de montarse semejante vida idílica e intuyendo que esto no puede terminar bien, lo único que nos gustaría es dar marcha atrás y ver cómo nuestra protagonista y Vision viven felices en alguna de sus sitcoms.

Sin embargo, sabemos que eso no va a pasar. Menos aún después de la última revelación de Agatha Harkness, quien en la escena final del episodio (dejando a un lado el poscrédito que también tiene su aquel), se enfrentaba a Wanda haciendo una declaración imposible de pasar por alto: «[…] Esto es Magia del Caos, Wanda. Y eso te convierte en la Bruja Escarlata».

Para los espectadores del UCM que no están familiarizados con los cómics, tanto la propia Harkness como el concepto de magia del Caos son totalmente nuevos. En el papel, sin embargo, sabes que la bruja se encarga de guiar a Wanda en su evolución, enseñándole precisamente controlar dicha magia, una tan poderosa que muchos incluso creen que es imposible que exista. Y es que con la Magia del Caos se puede manipular y modificar la realidad al antojo de su ejecutor, alterando las leyes de lo probable y hasta provocando la destrucción total del cosmos, lo que convierte a nuestra Vengadora en uno de los personajes más poderosos de toda la historia de Marvel -algo que ya intuíamos cuando la vimos enfrentarse sola a Thanos, pero que ahora queda mucho más claro.

Wanda - Bruja Escarlata - Wandavision

Podemos entender que estos dos recursos (el de Agatha y el concepto de Magia del Caos) se hayan estado reservando hasta la serie, para profundizar más en el personaje y dar rienda suelta al resto de propuestas de la Fase 4 a partir de aquí, sin embargo, puede que llame un poco más la atención, si lo piensas bien, que hasta ahora nadie había llamado nunca a Wanda por su nombre «artístico». Steve Rogers siempre ha sido Capitán América, Tony Stark responde al nombre de Iron Man y para hablar de Bruce Banner también se ha mencionado siempre a Hulk, sin embargo, Wanda Maximoff siempre ha sido eso, Wanda, sin reconocerle en la pantalla grande su identidad como Bruja Escarlata.

¿Existía alguna razón para ello? Desde luego que sí y no tiene nada que ver recursos narrativos de su historia: lo que había es un acuerdo que prohibía su el uso de estas dos palabras y que por fin Disney (evidentemente) ha resuelto.

Fox y la venta del personaje Wanda

Que el término Bruja Escarlata nunca se haya utilizado hasta ahora en el Universo Cinematográfico de Marvel tiene una razón de peso. Resulta que este personaje pertenecía a 20th Century Fox (igual que QuickSilver), pero Disney se interesó por ella (y por el hermano) para incorporarla en su gran entramado de películas.

La casa del ratón recurrió a la compañía y llegaron a un acuerdo, gracias al cual se podía incluir a Bruja Escarlata en sus historias de Marvel siempre y cuando no se utilizara su nombre de superhéroe (lo mismo con Pietro) y no la trataran como lo que es, una mutante. Por esa razón, hasta ahora siempre hemos visto cómo se refieren a ella como Wanda, sin hacer alusión a las dos palabras mágicas.

Wanda en Capitán América: Civil War

Esto también ha provocado, como apuntamos, ciertos cambios en cómo se trata el origen del personaje: aunque a través de la serie de TV ahora conocemos un poco más sobre la niñez de Maximoff, no sigue sin estar claro de dónde viene el gran alcance de su poder. Sabemos que su participación en los experimentos de HYDRA, con el contacto con la joya del Centro y la Gema del Infinito (la de la Mente), aumentaron sus habilidades, pero realmente Wanda ya había nacido con ellas. En los cómics, Wanda es efectivamente una mutante que en su nacimiento es infundida con parte de los poderes del poderoso dios Chton, controlador de la Magia del Caos, y que termina formando parte de la Hermandad de Mutantes Diabólicos (convocada por Magneto) que llegó a luchar varias veces contra los X-Men.

Wandavision

Lo mejor de todas esta historia es que parece que la cláusula no incluía las redes sociales y otros canales más allá del cine, donde Disney, como bien indican en Sensacine, sí que se ha referido a Wanda como Bruja Escarlata en varias ocasiones, nadando así en un curioso vacío legal que seguro que traía de cabeza a los abogados de Fox.

Por suerte para todos, este papeleo y su curioso acuerdo son ya historia. Con la compra de 20th Century Studios/20th Century Fox por parte de Disney (fue adquirida en 2019), la gran compañía de entretenimiento se hizo con todos los derechos que le faltaban por esta parte, incluyendo a los Mutantes, los 4 fantásticos y, cómo no, con el nombre oficial de Wanda como superheroína.

No dudamos por tanto que en próximas cintas de la Fase 4 (como Spider-Man 3 o Doctor Strange II, que deberían conectar con la serie de Disney+) oiremos muchas más referencias a este personaje por su nombre «oficial». Y es que la nueva etapa de Bruja Escarlata solo acaba de empezar.