¿CGI y DeepFake son lo mismo? Conoce estas técnicas de cine y TV

¿CGI y DeepFake son lo mismo? Conoce estas técnicas de cine y TV

Daniel Espla

Con los avances tecnológicos de hoy en día aplicados al cine, la televisión o la propia publicidad se pueden conseguir cosas increíbles. Estos avances y los último movimientos del sector audiovisual han vuelto a poner de moda hablar sobre elementos totalmente falsos creador por ordenador, sustitución de rostros o, incluso, rejuvenecer a actores para que parezcan tener 30 años menos. Hoy queremos hablarte, y aclarar ciertas dudas, de las dos técnicas más populares de dicho sector: CGI y deepfakes.

CGI vs DeepFake: qué son y en qué se diferencian

A pesar de que en los últimos años se haya popularizado muchísimo hablar te este tema, estas técnicas (sobre todo el CGI) es algo que lleva utilizándose en el cine, TV y publicidad muchísimo tiempo. Pero claro, el desconocimiento del público ante estas técnicas normalmente puede llevar a confundirlas o, incluso, pensar que solo son «cosas hechas por ordenador». Lo cierto es que se trata de elementos totalmente distintos, pero pueden llegar a ser complementarios.

Por un lado tenemos la técnica CGI o «Computer Generated Imagery», también conocidas como imágenes generadas por ordenador. Este tipo de gráficos, ya sean en 3D o en 2D, suelen ser usados en el arte, las películas, programas y anuncios de televisión o videojuegos.

Haciendo referencia al cine y la televisión, se suele recurrir al CGI para recrear escenas que, en muchas ocasiones, serían mucho más caras crearlas en la vida real que generarlas a través de técnicas de computación avanzada con ordenadores. Pero, llevándolo más al extremo, hay escenas que si no fuera por el CGI hay escenas que no serían posible obtener de otro modo como, por ejemplo, que un actor o actriz que haya fallecido aparezca en una película o serie. Un ejemplo de CGI podrían ser los gráficos generados por ordenador para la popular serie The Mandalorian.

Por otro lado, la técnica de Deepfake, es un acrónimo en inglés formado por la unión de la palabra fake («falso» en español) y deep learning («aprendizaje profundo» en español). Esta es una técnica realizada mediante computación con inteligencia artificial que suele usarse en el cine o la televisión principalmente para sustituir rostros, rejuvenecerlos o envejecerlos de forma ultra realista. Es cierto que se trata, una vez más, de algo hecho por ordenador pero esta técnica necesita de 2 fuentes reales para su uso.

Para que todos lo entendamos bien y explicado de manera muy sencilla, mediante el uso de IA y reconocimiento facial se analizan todos los rasgos de un modelo «A» al que queremos, por ejemplo, sustituir el rostro por el de otra persona. Ahora con nuestro modelo «B», cuya cara ha sido seleccionada para la sustitución, necesitamos crear una «base de datos» de cada rasgo de su rostro ya sea con un vídeo o mediante muchas fotografías con distinto ángulo. Una vez extraídos todos los datos morfológicos de la cara del sujeto B, se realiza un alineamiento de los rasgos faciales del sujeto A para «fijar» su cara en todos los ángulos posibles. Conocidos los rasgos de ambos modelos, se procede a la alineación de ambos rostros mediante técnicas de computación con ordenadores, obteniendo como resultado algo parecido a una máscara sobre la cara del sujeto A. Para finalizar la tarea, aunque todo este proceso es muchísimo más profundo, se utiliza la composición y los vfx para «eliminar el sobrante».

El resultado final, si se ha realizado de forma correcta, es que el personaje A sea tremendamente similar (en cuanto a la morfología de su rostro) al B. Un ejemplo de deepfake podría ser el de la siguiente imagen, en el que se ha sustituido la cara de Jack Nicholson en «El Resplandor» por la del actor Jim Carrey.

Los CGI y Deekfake más conocidos

Ahora que ya sabes un poco más sobre estas populares técnicas usadas en el cine, televisión y muchos otros medios, queremos mostrarte algunos de los CGI y deepfakes más populares del momento. Algunos han sido bastante criticados y ahora te explicamos el por qué.

El criticado CGI de The Mandalorian

Luke Skywalker - The Mandalorian

Como ya te hemos comentado hace unas líneas, usar la técnica de CGI en el cine para implementar a personajes está a la orden del día. Y así lo hicieron en el último episodio de The Mandalorian 2 con la reaparición de un jovencísimo Luke Skywalker.

No existe comunicado oficial por parte de Disney que explique los procedimientos seguidos para estas escenas pero, lo que sí es evidente, es que estas no estaban todo lo pulidas que deberían (y más conociendo los presupuestos que se manejan).

Tras la euforia de los fans tras ver a uno de sus personajes favoritos «devuelto a la vida» con el aspecto que tenía en los años 70, las críticas del poco realismo que contenían estas escenas no tardaron en aparecer.

Aprovechando el momento, los creadores de Sam & Niko, un canal de YouTube especialista en edición de vídeo y efectos especiales, decidieron intentar mejorar estas escenas y así lo hicieron.

Como explican en uno de sus vídeos, analizaron a fondo los movimientos y rasgos faciales (junto a los errores de iluminación y texturas que comentan de los clips en los que Luke aparece). Luego, tirando de archivo, analizaron una gran cantidad de vídeos y fotografías del personaje cuando este poseía el aspecto deseado. Tras todo este análisis, y con la ayuda de un equipo ultra potente para procesarlo todo, hicieron uso de la técnica del Deepfake para colocar una máscara de Luke Skywalker sobre la escena creada por Disney en The Mandalorian.

¿Fue mejor su resultado? Puedes juzgar por ti mismo viendo su vídeo pero, en nuestra opinión, la mejora es notable.

CGI de Will Smith en Géminis

Otro de los casos más populares de aplicación de estás técnicas en los últimos años fue en la película Géminis. En ella podemos ver a un Will Smith con 51 años luchando contra otro «Will» de 23 años.

Una vez más, la generación de gráficos a través de ordenador junto a las técnicas de reconocimiento facial e IA permitieron analizar cada rasgo facial del actor en 2019, para luego fusionarlos con imágenes de su aspecto cuando tenía apenas 20 años. Por suerte, Will Smith tiene un amplio archivo de escenas durante esta época como en la película de Dos policías rebeldes, o en Hombres de negro.

El propio Will explica parte del proceso (enseñando muchas imágenes del detrás de cámaras) en un vídeo de su canal de YouTube.

Deepfake a Lola Flores

No podía faltar como claro ejemplo el último anuncio de la empresa cervecera Cruzcampo en el que, usando la técnica del Deepfake, resucitaron a la popular cantante Lola Flores.

Si quieres conocer con todo lujo de detalle cómo fue aplicada esta técnica para generar dicho spot publicitario, en el propio canal de YouTube de esta empresa contaron el proceso en un vídeo.

La era móvil: apps para hacer Deepfakes con el móvil

Como te mencionábamos al inicio de este artículo, las tecnologías avanzan a pasos agigantados y, cosas para las que antes necesitábamos de un equipo extremadamente potente, ahora podemos realizarlas con nuestro teléfono móvil.

La técnica de los Deepfakes es otro ejemplo de esto. Existen diversas aplicaciones que nos permiten hacernos un selfie y, en apenas unos segundos, colocar nuestra cara sobre personajes mundialmente conocidos como Harry Potter, Shakira o el capitán Jack Sparrow, entre muchos otros.

Como te podrás imaginar, estos son modelos preparados en los que, con menos cálculos que los que se realiza en una película o en la TV, nos permite colocar nuestro rostro en ellos de manera sencilla pero bastante resultona. No vamos a engañar a nadie pero, para publicar en redes sociales o echarte unas risas es más que suficiente.

Un ejemplo de esto es la app de Reface. Como te decíamos, es tan sencillo como seguir los pasos que nos da la aplicación y, tras realizarnos un selfie y que esta lo analice, podremos sustituir nuestra cara en lugar de las de personajes muy conocidos de distinta índole. Eso sí, ya te avisamos que si quieres disfrutar esta app a fondo, te tocará pagar.

Otro ejemplo es la aplicación de iface, disponible solamente para teléfonos de Apple. El funcionamiento es idéntico a la anterior:

  • Iniciamos la app.
  • Nos pide que nos hagamos un selfie para analizarlo.
  • Elegimos entre uno de los modelos gratuitos que tiene su catálogo y, en apenas unos segundos, tenemos nuestra cara en la de un actor, cantante o personaje público conocido.

Pero, una vez más, nos tocará pasar por caja para aprovechar todos los modelos de esta aplicación.