Dreamworks, la historia de la otra Pixar

Dreamworks, la historia de la otra Pixar

Daniel Marín

La historia de DreamWorks es la historia del pan o del yogur. Su propia competencia fue la masa madre que dio vida a este famoso estudio de animación que nos ha dado obras maravillosas como Shrek. Hoy hablaremos de sus orígenes, de cómo se fundó, sus producciones más importantes y cómo ha sobrevivido este estudio a todos los contratiempos que le han surgido a lo largo de su historia, así como algunas de las polémicas que le han acompañado durante todo este tiempo.

Fundación de DreamWorks SKG

fundadores dreamworks

El origen de Dreamworks se remonta los años 90, cuando Jeffrey Katzenberg, ejecutivo de The Walt Disney Company, dimitió de su cargo después de que el CEO de Disney no lo tomara en cuenta para liderar la nueva división de animación de la compañía. Tras ello, se puso en contacto con Steven Spielberg y David Geffen (productor discográfico) para formar un estudio de cine, acción y animación. Los tres acordaron una serie de condiciones: menos de 9 películas anuales, libertad para trabajar con otros estudios y horario flexible. Finalmente, Dreamworks SKG se fundó en octubre de 1994, con casi mil millones de dólares a sus espaldas. El apellido de la empresa, «SKG», era la primera letra del apellido de los fundadores.

El plan de Dreamworks SKG era que cada uno de sus fundadores pudiese dar a la compañía un poco de su especialidad. Justo en el año de su fundación, Dreamworks creó la filial de televisión, DWTV, y comenzaron a producir series para ABC. Spin City fue la primera. En 1995, Microsoft también quiso entrar en DreamWorks. Invirtieron 30 millones de dólares para crear la división de videojuegos de la compañía. Se llamó DreamWorks Interactive, y, desde entonces, ha dado muchas vueltas. Esta división fue adquirida por Electronic Arts en el año 2000 y sentó las bases de lo que hoy conocemos como DICE. En 1996, DreamWorks crearía otra división más, DreamWorks Records, que acabaría en manos de Universal Music en menos de una década, en una reestructuración de la que hablaremos más adelante.

Los orígenes de DreamWorks no fueron solo animación

dreamworks skg

Como hemos mencionado al principio, la animación era solo uno de los brazos de DreamWorks, pero no el único. La idea de crear un gran estudio que mezclara acción en vivo y animación no se había hecho en décadas debido a los altísimos costes. Aún así, la experiencia de Spielberg, Katzenberg y Geffen en el sector fue suficiente para que el proyecto se convirtiese en un éxito.

Durante el resto de la década de los 90, DreamWorks no destacó especialmente por su cine de animación, sino por producciones como Amistad (1997), Salvar al Soldado Ryan (1998) o American Beauty (1999). Esta última se llevó cinco estatuillas en los Óscars, incluyendo Mejor Película.

Paralelamente al desarrollo de estas películas, DreamWorks se alió con Pacific Data Images, una compañía que creaba pequeños cortos de animación para publicidad utilizando ordenadores. En 1998, el estudio lanzó Antz, la que es conocida com la segunda película de la historia realizada completamente por ordenador. Se encontraba a mucha distancia de Toy Story, pero fue la base de una rivalidad que nos benefició especialmente a los espectadores.

antz vs bichos

Y es que Antz fue una puñalada trapera de Jeffrey Katzenberg hacia sus antiguos compañeros de Disney y especialmente a su amigo John Lasseter, que, en confianza, le había contado el proyecto de A Bugs Life (lo que en España conocimos como Bichos: Una aventura en miniatura). Lasseter se sintió altamente traicionado por Katzenberg, pues le había plagiado la idea. Posteriormente, el de DreamWorks tendría una acalorada discusión con Steve Jobs, con el propio Lasseter y con Michael Eisner, que fue el motivo por el que Katzenberg se fue de Disney.

A partir de aquí, surgiría una gran rivalidad entre ambos estudios. Eisner decidió que Bichos se lanzaría el mismo día que El Príncipe de Egipto, que iba a ser la primera película de animación de DreamWorks. Los de Spielberg atacaron adelantando el estreno de Antz, y finalmente, Pixar volvió a mover la fecha de su película de animación para que fuese el público quien decidiera la mejor. Finalmente, Bichos acabó recaudando más del doble y ganó el primer envite.

Shrek, su gran éxito

shrek dreamworks

El gran éxito de DreamWorks llegaría con Shrek en el año 2001. La tensión con Pixar seguía ahí, pero el ogro acabaría demostrando que DreamWorks tenía talento suficiente como para destacar sin necesidad de plagiar ninguna producción.

Los personajes de Shrek estaban llenos de personalidad, tenían un trasfondo y los diálogos daban para reflexión. También el humor estaba introducido de forma muy inteligente, convirtiendo el largometraje en una obra que encantó tanto a niños como a adultos. Y no solo eso. También sirvió para atacar a Disney, ridiculizando sus historias de princesas y hadas. Monstruos S.A. acabaría ese mismo año recaudando un poco más de dinero en las taquillas, pero la auténtica victoria de DreamWorks se dio en los Óscars, donde se haría con el premio a la mejor película de animación, pasando por encima de Pixar y su compañía de sustos.

Replicando el éxito, pero encontrando nuevos problemas

shrek 2

Tras el bombazo de Shrek, el estudio estrenó en 2002 Spirit y en 2003 Simbad: La Leyenda de los Siete Mares mientras preparaban la secuela de Shrek.

Spirit tuvo una buena recaudación, pero la película de Simbad fue un completo fracaso en el que perdieron dinero. Tras esto, DreamWorks abandonaría la animación tradicional y se centraría exclusivamente en la animación por ordenador.

Superado el bache, Shrek 2 recaudaría en 2004 más de 900 millones de dólares, convirtiéndose en el mayor éxito hasta la fecha del estudio.

Separación de DreamWorks

dreamworks viacom

Durante este tiempo, la compañía seguía produciendo cine. Sin embargo, cometieron un error que les saldría muy caro. Sobreestimaron las ventas de DVDs de Shrek 2, lo que les hizo perder una enorme cantidad de dinero. Esto forzó al grupo a establecer una reestructuración empresarial cuando apenas tenía una década. El grupo de animación quedó bajo el nombre DreamWorks Animation, y se constituyó como una compañía independiente liderada por Jeffrey Katzenberg. Por otro lado, DreamWorks SKG fue comprada por Viacom, matriz de Paramount. SKG quedaría liderada por Spielberg, que tuvo incluso problemas para seguir utilizando los logotipos de DreamWorks. El culebrón de Spielberg no acabaría ahí. En 2008, Geffen logró independizarse del grupo de Viacom, y Spielberg acabaría financiando sus películas con el dinero de Walt Disney Studios. Las vueltas que da la vida.

La era DreamWorks Animation

No sabemos qué habría sido de este grupo si hubiese permanecido unido. A partir de 2005, DreamWorks Animation se quedaría como una compañía independiente y, probablemente, comenzó a perder notoriedad frente a Pixar a partir de este momento.

Madagascar

El primer gran éxito de esta época fue Madagascar (2005), que tuvo una muy buena recaudación pese a no haber terminado de gustar a todo el mundo. En 2008 llegaría la segunda parte, recaudando aún más dinero y con unas críticas mucho más positivas. Y, contra todo pronóstico, la tercera parte fue la mejor valorada de todas. La crítica consideró que la narrativa de Madagascar 3 (2012) era superior a la de sus predecesoras. Además, contaba con una técnica y una mejora visual bastante notable.

Aprovechando el rebufo, el estudio haría incluso un spin-off de esta franquicia: Los Pingüinos de Madagascar (2014).

Más Shrek

shrek 4

Habría sido absurdo no seguir explotando la fórmula más exitosa de DreamWorks. Shrek Tercero se estrenó en 2007. Siguiendo una senda muy continuista, se convertiría en la segunda producción más taquillera del estudio.

La cuarta entrega llegó en 2010, Shrek Para Siempre, que recaudaría un poco menos que su predecesora. A cambio, recibiría críticas muy positivas, lo que animó al estudio a lanzar un spin-off de El Gato con Botas, cerrando así la previsión de cinco películas que Katzenberg estableció tras el boom de la película original en el año 2001.

Kung Fu Panda

kung fu panda

Tampoco le fue mal a DreamWorks en 2008 con el panda Po, que arrasó en los cines incluso en China. Esto se debió a que los creadores dedicaron una enorme cantidad de tiempo a estudiar la cultura para no cometer errores y reflejar el arte del país asiático. Hasta tal punto llegó el método que productores y creativos llegaron a tomar clases de Kung-Fu para realizar las animaciones al pie de la letra.

La segunda entrega se estrenó en 2011, recaudando más y cosechando mejores críticas. No ocurriría lo mismo con la tercera entrega, que fue también un éxito, pero retrocedió respecto a su predecesora tanto a nivel narrativo como en ventas.

Cómo Entrenar a tu Dragón

Esta nueva franquicia adaptaba las novelas de Cressida Cowell y fue llevada a los cines en el año 2010. Tuvo un muy buen diseño de animación y la calidad de la historia y los diálogos evocaban a la profundidad de ese Shrek de 2001 que tanto gustó. Tuvo una buena recaudación, pero Pixar le arrebataría el Óscar a Mejor Película Animada con Toy Story 3. DreamWorks seguía esforzándose, pero Pixar seguía haciéndole sombra con su flexo.

En 2014, la segunda parte cambió un poco las cosas. Fue considerada la mejor secuela de la historia de DreamWorks —sí, por encima de Shrek 2— y ganaría el Globo de Oro de 2015 a mejor película de animación. El Óscar, sin embargo, se lo llevaría Big Hero 6. Cómo Entrenar a tu Dragón 2 tenía una historia aún más madura, un doblaje original con actores de la talla de Cate Blanchett y una animación también muy cuidada.

La tercera entrega llegó a principios de 2019, también amasando cierto éxito, aunque no tanto como la película anterior.

Bebé Jefazo

La última franquicia creada por DreamWorks ha sido The Boss Baby, estrenada en 2017 y con una secuela en 2021: El Bebé Jefazo 2: Negocios de Familia.

Esta reciente incorporación es una creación de artistas americanos que provienen de la comedia y que han apostado por una línea diferente para DreamWorks, con mucha más sátira, pero también con momentos de reflexión para toda la familia sin descartar el humor más gamberro. Esta franquicia incluso ha llegado a Netflix en forma de serie de televisión.

Otras producciones

megamind dreamworks

También durante esta segunda etapa, DreamWorks ha producido una buena cantidad de largometrajes que no han tenido secuelas. DreamWorks acabaría encontrando rápidamente la fórmula exitosa con Madagascar, pero durante esos mismos años se estrenaron Vecinos Invasores (2006), que salió bastante bien parada y Bee Movie (2007), que no terminó de cuajar demasiado.

Monstruos contra Alienígenas llegaría en 2009 como una película totalmente en 3D en 2009 y en 2010 lo haría Megamind también con la misma tecnología de IMAX.

Posteriormente, DreamWorks ha cosechado éxitos, pero no han sido tan sonados como en otras épocas. Es el caso de Los Croods o Trolls, entregas que el estudio está tratando de trabajar para llevarlos a los niveles de Madagascar o Kung Fu Panda.

¡Sé el primero en comentar!