La Liga de la Justicia: Mortal pudo cambiar el Universo DC pero fue cancelada, ¿por qué?

La Liga de la Justicia pudo ser muy diferente a la versión que hoy en día todos conocemos, tanto es así que no sólo hubiesen cambiado los actores que interpretarían a cada uno de los superhéroes de DC, también el propio director y el título final de la cinta. Pero esto no llegó a pasar. ¿Por qué finalmente no se hizo La Liga de la Justicia: Mortal?

George Miller y la Justice League que nunca fué

En la historia del cine no sólo hay películas del montón, grandes éxitos y algún que otro sonado fracaso en tanquilla, también hay multitud de proyectos que por un motivo u otro nunca llegan a ver la luz.

De muchos de ellos normalmente ni nos enteramos, quedan guardados en los cajones de los directivos de muchos estudios. Sin embargo, hay ocasiones en las que sí tenemos la suerte de conocer historias que nos cuentan lo que pudo haber sido si se hubiesen dado las circunstancias adecuadas. Uno ejemplo de esto es La Liga de la Justicia: Mortal.

A estas alturas y si te gusta el género super héroes, seguro que conoces la película de Zack Snyder o, mejor dicho, la de Josh Wheedon que fue quien realmente acabó el montaje, La Liga de la Justicia.

Es más, seguro que también conoces la Snyder’s Cut, la versión que esta vez sí pudo llevar a cabo con su particular visión más oscura que la original, con algún que otro personaje y con historias que profundizan más es cada uno de los personajes para explicar un poco más detalladamente sus motivaciones.

Pues bien, La Liga de la Justicia: Mortal pudo ser otra película mucho anterior a la que acabamos viendo e iba a estar dirigida por otro director: George Miller.

El origen de La Liga de la Justicia: Mortal

En 2007 Warner estaba muy convencida del éxito que tendría una película con varios de los super héroes de DC juntos en una misma historia. Y en parte, aunque también era algo que en su momento pudo extrañar, se debía al éxito que películas como Batman Begins de Nolan y con Christian Bale como el hombre murciélago o Superman Returns habían logrado.

De ahí que los estudios dieron luz verde para que fuese George Miller (director que conocerás por películas como Mad Max: Furia en la carretera) quien se encargase de dirigir el proyecto e incluso hacerse cargo de la contratación de los actores con los que la idea iniciar fue la que luego llevaría a cabo de forma magistral Marvel

Es decir, Warner quería realizar una primera película que sirviese a modo de carta de presentación y luego llevar a la gran pantalla diferentes secuelas en las que cada uno de estos héroes fuesen creciendo. Básicamente lo que inició Iron Man en 2008 y que hoy en día conocemos como el UCM y del cual estamos deseoso que empiece la nueva fase tras aquella épica Avengers: Endgame.

Las otras caras de La Liga de la Justicia

Como hemos dicho, La Liga de la Justicia: Mortal de George Miller iba a tener otros actores dando vida a los papeles de Batman, Superman, Wonder Woman, Aquaman o The Flash y se incorporaría Linterna Verde en lugar de Cyborg.

Estos actores, que en aquel momento no eran muy conocidos se esperaba que fuesen creciendo a medida que el universo cinematográfico de DC iba ampliándose. Y si tienes curiosidad, estos eran los que respectivos papeles que cada uno de ellos iba a interpretar:

  • Armie Hammer como Batman
  • Adam Brody como Flash
  • D.J Cotrona como Superman
  • Megan Gale como Wonder Woman
  • Common Sense como Linterna Verde
  • Santiago Cabrera como Aquaman

El reparto en aquel momento estaba compuesto por actores que no eran tan conocidos, pero años más tardes participaron en otras películas que sí los hicieron mucho más populares.

Por qué se canceló

La gran pregunta es: si Warner estaba tan interesada y convencida del proyecto, si Miller pudo contratar a los actores que quiso, si incluso la historia ya estaba prácticamente, ¿por qué se acabó cancelando? Pues por que veces estas cosas ocurren y no sólo necesitas tener una buena idea, también encontrarte en el momento oportuno y parece que aquí Miller no lo estuvo.

A finales de 2007 hubo una importante huelga de guionistas en Hollywood que hizo que muchas producciones se viesen detenidas. Las mentes pensantes de todas esas historias que tanto nos apasionan bloquearon una industría durante meses y eso hizo que el proyecto se empezase a retrasar y no se retomó hasta febrero de 2008.

En ese momento todo parecía avanzar y que esos problemas más o menos habían quedado atrás, pero no fue así. La Liga de la Justicia: Mortal se iba a grabar en prácticamente su totalidad en los estudios de Fox en Sydney (Australia). Allí el gobierno del país iba a aplicar una importante rebaja fiscal a Warner (un 40%), pero a pesar de las contrataciones locales y otros movimientos que Miller y Warner hicieron no llegó a ocurrir.

El no contar con los descuentos fiscales por parte del gobierno australiano acabó por asfixiar el proyecto que contaba con un presupuesto inicial de 220 millones y que acabó disparándose sin control al trasladar la producción a Vancouver, Canadá. Esto sumado al tener que cuadrar las agendas de los actores que ya habían aceptado otros proyectos debido a que este no acababa de arrancar supuso demasiado.

Por todo eso es por lo que el estudio decidió cortar por lo sano y tomar otros caminos para darle vida al universo cinematográfico de DC años más tarde. Así que los fans de DC fuimos los que nos quedamos con la duda de qué pudo haber salido de ese proyecto cancelado. Miller demostró más tarde con Mad Max: Furia en la carretera que podría haber sido un director genial para la película.

No obstante, tampoco hay que tirar por tierra la actual cinta, ni a los actores que dan vida a estos personajes de DC. Es más, seguro que hoy en día nadie se plantea a otro Superman, ni Aquaman ni mucho menos Wonder Woman.