Un paseo por la mítica saga de Rocky Balboa

Es un género puramente norteamericano, que nos ha dejado extraordinarios clásicos como Toro Salvaje, Million Dollar Baby o Nadie puede vencerme y tal vez por eso, tenía el terreno abonado para convertirse en un clásico de la propia historia del cine. Rocky fue el sueño de un joven actor, Sylvester Stallone, que en 1976 hizo realidad su sueño de conquistar el mundo desde las frías calles de Filadelfia. ¡Señoras y señores!, aquí tienen al Italian Stallion.

Un fenómeno de los 70

1976 es un año que Sylvester Stallone recordará toda la vida porque fue el instante en el que comprendió que podría dedicarse al cine y ser una de las estrellas rutilantes de Hollywood. Rocky fue la catapulta que le impulsó al estrellato por una puerta grande que ni siquiera él esperaba cruzar: Óscar a la mejor película, más de 115 millones de dólares de recaudación solo en EE.UU. y planes para continuar la obra y milagros de un boxeador que pasaría a ser el más conocido del planeta.

Tal fue la trascendencia de Rocky que en 2006 fue seleccionada para su conservación por parte de la National Film Registry de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, por ser «cultural, histórica y estéticamente significativa». Ahora mismo es considerada como una de las películas de deportes más importantes de la historia del cine, solo superada por otro clásico centrado en el boxeo como es Toro Salvaje, estrenada en 1980 y dirigida por Martin Scorsese.

Rocky se ha convertido en una saga prolífica, íntimamente vinculada a su principal protagonista, un Sylvester Stallone que ha buscado alargarla en el tiempo con un spinoff que centra el protagonismo en uno de sus viejos amigos en la gran pantalla: Apollo Creed.

Todas las películas de Rocky

Estas son todas las películas vinculadas a la saga Rocky que han llegado a los cines a lo largo de las últimas décadas.

Rocky (1976)

Rocky Balboa es un italoamericano que malvive cobrando facturas para un usurero de Filadelfia. Harto de una vida abocada al fracaso, se refugia en un gimnasio donde probará suerte con el boxeo y una oportunidad única: alcanzar el campeonato mundial de los pesos pesados en un combate épico contra el actual campeón, nada más y nada menos que Apollo Creed. Por el camino, creará una modesta familia junto a Adrian, su mujer y un entrañable círculo que tiene en su entrenador, Mickey, a su persona de mayor confianza.

Rocky II (1979)

Tras los acontecimientos de la primera película, Rocky no cree que pueda vivir del boxeo. La derrota ante Apollo Creed le ha devuelto a la realidad por lo que busca oportunidades lejos del cuadrilátero. El vigente campeón, blanco de numerosas críticas por el desenlace del primer combate, no tendrá mejor idea que, entre risas, bromas y humillaciones públicas, buscar una revancha contra Rocky Balboa. Eso llevará al italoamericano a aceptar un nuevo enfrentamiento que podría tener consecuencias imprevisibles.

Rocky III (1982)

Rocky es el campeón del mundo de los pesos pesados pero su vida no pasa por un buen momento. Mickey, su viejo entrenador, sufre un infarto y termina en el hospital mientras recibe el desafío de un nuevo contendiente que quiere arrebatarle el cetro mundial. Su nombre es James «Clubber» Lang (lo interpreta el mismísimo Mr. T). Apollo Creed será en esta ocasión el entrenador de Rocky Balboa y entre muchas vicisitudes, intentará detener la fortaleza descomunal de su nuevo enemigo en dos combates absolutamente míticos. Especialmente recordada la escena final de la película. ¿La recuerdas?

Rocky IV (1985)

La saga no podía abstraerse de los tiempos de Guerra Fría que se vivieron en los años ochenta entre la URSS y los EE.UU., así que en esta cuarta entrega, la amenaza viene del frío, de Rusia. Iván Drago será la máquina de matar implacable que quiera convertirse en campeón del mundo de los pesos pesados. El problema es que se cruzará en su camino Apollo Creed, instante en el que viviremos un acontecimiento que marcará todo el devenir de la saga. Ni qué decir tiene que Rocky Balboa tendrá que volver al ring para vengar a su amigo y devolver la gloria… ¿a los EE.UU.? Esta es, sin duda, una de las entregas más palomiteras de toda la franquicia.

Rocky V (1990)

Con Rocky IV las palomitas volaban por las salas con argumentos más épicos y simples que otra cosa. Pero Sylvester Stallone tuvo el acierto de regresar cinco años después, con una historia que recordaba mucho más a la primera película que a las que vinieron más tarde. A Rocky Balboa le han diagnosticado una lesión cerebral que no tiene buena pinta por lo que decide retirarse. Además, para agravar la situación, descubre que está arruinado por culpa de su contable. Toca volver a los orígenes, a su vieja casa, donde conocerá a Tommy, un joven boxeador al que quiere entrenar. La esperanza de convertirse en el Mickey del nuevo campeón del mundo se verá truncada por una traición que llevará al mítico Rocky Balboa a regresar al cuadrilátero.

Rocky Balboa (2006)

Cuando parecía que la quinta entrega iba a ser la última de Rocky Balboa, 16 años más tarde se estrenó el que es hasta el día de hoy el colofón definitivo. Una película mucho más íntima y que se centra en la dura vida que lleva tras su mítico combate contra Tommy. Adrian ha muerto y preso de la melancolía se refugia en un restaurante que regenta y que lleva su nombre. Un día verá en la televisión unas imágenes de sus combates y comprenderá que, a pesar de los años que han transcurrido, todavía tiene fuerzas e ímpetu para subir una última vez al cruadrilátero.

Creed: La Leyenda de Rocky (2015)

A partir de esta película, una década después de Rocky Balboa, entramos en el terreno del spinoff donde el mítico boxeador lleva una vida tranquila regentando el restaurante que fundó al morir su mujer. Hasta allí llegará Adonis Johnson Creed, hijo de su viejo amigo Apollo Creed, que quiere que el Italian Stallion le entrene. Tras muchas dudas y roces, al final entrenador y boxeador estrecharán los lazos que no pudieron mantener durante años. Por desgracia, el final de la película nos deja un último y dramático giro de guión.

Creed II: La Leyenda de Rocky (2018)

El éxito de la primera entrega de Creed animó a Sylvester Stallone a continuar con este camino abierto alrededor del hijo de Apollo Creed. Precisamente, en esta película se encontrarán los caminos de Ivan Drago y su hijo Viktor con los de Adonis, y surgirá la posibilidad de que los dos herederos salden las cuentas pendientes de sus respectivas familias. Hay una muerte que tanto el boxeador como Rocky Balboa quieren cobrarse 32 años después mientras la vieja leyenda ve que su vida está llegando al final.

Los enlaces a Amazon que aparecen en este artículo forman parte de nuestro acuerdo con su Programa de Afiliados y podrían reportarnos una pequeña comisión por su venta (sin que esto afecte al precio que tú pagas). Aún así la decisión de publicarlos y añadirlos se ha tomado, como siempre, libremente y bajo criterio editorial, sin atender a peticiones por parte de las marcas involucradas.

¡Sé el primero en comentar!