Toy Story, la saga que cambió la animación para siempre

Toy Story, la saga que cambió la animación para siempre

Isaac García

Si hay una saga legendaria, que puede decir que todas sus películas son excelentes, esa es, sin duda, Toy Story. Pionera en la animación por ordenador, no solo supuso un éxito inesperado sino que, como veremos, cambió el cine para siempre. Y esa no es una forma de hablar. Prepárate para descubrir la vida secreta de los juguetes, que hoy te contamos todo lo que siempre has querido saber de Toy Story.

El 22 de noviembre de 1995 fue histórico, porque se estrenó Toy Story, la primera película de animación realizada, íntegramente, por ordenador. La había creado una desconocida empresa llamada Pixar (con un Steve Jobs a la cabeza) y la distribuyó Disney.

En su primer fin de semana, recaudó unos inesperados 30 millones de dólares, fue un éxito de taquilla y cambió el cine para siempre. Que es algo que se dice muy a menudo a la ligera, pero, en este caso, es verdad.

Y estos son los motivos.

Por qué la saga Toy Story es tan importante

La pandilla de Toy Story 2

Quitemos de en medio lo más básico. Toy Story supuso una revolución porque fue el pistoletazo de salida de la animación por ordenador. Fue pionera y, gracias a su éxito, inauguró todo un género de cine, que habría de dar algunas de las mejores películas que se han estrenado.

Sin embargo, lo verdaderamente rompedor no es que cambiara la superficie de la animación, sino su fondo.

A lo largo de las cuatro películas, los temas importantes como la amistad, el amor, el paso a la edad adulta, etc, serán recurrentes con una inteligencia y un tratamiento que sorprendieron en su día, al trascender la manera en la que se abordaban en la animación infantil.

Las películas de Toy Story presentan múltiples capas de significado, trama y humor, de manera que pueden ser disfrutadas por igual a cualquier edad.

Eso supuso la verdadera innovación, ya que tanto padres como niños, podían gozar de ellas, en lugar de suponer un entretenimiento simple que caduca con la edad.

Del mismo modo, las películas también reciben el «tratamiento Pixar» de esos temas importantes. Estos tienen más matices y complejidad que la típica dicotomía simple de bien y mal, a la que tanto nos habían acostumbrado hasta entonces, sobre todo por parte de Disney.

Eso hizo que prácticamente toda película de animación posterior esté influenciada por Toy Story.

Desde entonces, la enorme mayoría se han esforzado, con más o menos éxito, por ese tratamiento más complejo y tratar de que no sean «solo para niños».

De qué van las películas de Toy Story

Toy Story, la mejor película de Pixar

El tema principal es que los juguetes tienen una vida secreta cuando no los vemos, que tratan de ocultarnos por todos los medios y no romper la ilusión.

En esa vida, sienten, ríen y lloran como nosotros, tratando de cumplir su misión de divertirnos. Pero no todos los juguetes son buenos, no todos los humanos los tratan bien y el mundo puede ser un lugar duro y lleno de aventuras.

Toy Story (1995)

La gran iniciadora y la que más nos sorprendió. No solo supuso un hito tecnológico, sino que hizo que la animación dejara de ser solo para niños.

Woody el vaquero es el juguete preferido de Andy y el líder del cuarto de juegos. Lo tiene todo y su vida es genial, pero cuando aparece Buzz Lightyear, un flamante muñeco astronauta que se cree un cosmonauta de verdad, y ocupa el lugar de Woody como juguete favorito, se produce una pelea entre ambos.

Buzz cae por la ventana accidentalmente y Woody es acusado por los demás de haberlo matado.

Los juguetes salen al rescate de Lightyear para que todos puedan volver a la habitación, pero, mientras están fuera, se meten en todo tipo de problemas y volver a la casa se convierte en una odisea.

Toy Story 2 (1999)

Esta película estaba destinada a salir directamente en DVD, pero, resultó tan divertida, que, por suerte, decidieron estrenarla en los cines y volvió a ser un éxito. Además, tiene una curiosidad fascinante que te revelamos al final.

Mientras Andy se encuentra de vacaciones en un campamento de verano, Woody es puesto a la venta por accidente. Al McWhiggin, un codicioso coleccionista de juguetes, lo descubre y se lo lleva.

Es entonces cuando Woody descubre que, en realidad, es una valiosa pieza de colección de un programa de televisión antiguo muy popular. En la casa del coleccionista se reencuentra con su caballo Bullseye, Jessie la vaquera cantarina y su fiel compañero, Stinky Pete.

Mientras, Buzz Lightyear y el resto de juguetes acuden a rescatarlo, pero Woody tiene un dilema sobre si volver o quedarse.

Toy Story 3 (2010)

Habrían de pasar 11 años hasta tener una nueva entrega de Toy Story, pero mereció la pena. Cuando todos esperábamos que la fórmula estuviera agotada, nos sorprendieron con una vuelta de tuerca y «esa» escena del incinerador.

Andy ha crecido y se prepara para ir a la universidad, así que Woody, Buzz Lightyear y los demás son llevados al ático, pero, por error, terminan en la acera junto a la basura.

Woody salva a la pandilla, pero todos menos él acaban donados a una guardería. Por desgracia, los niños no son delicados jugando con ellos, así que Woody y la pandilla hacen planes para una gran evasión.

Toy Story 4 (2019)

De nuevo, nos encontramos mucho tiempo después con una nueva historia cuando la trilogía parecía cerrada. Una vez más, la trama es buena y la animación, espectacular. Siempre es un placer volver a ver a la vieja banda, pero notas que no es lo mismo. Un poco estirado el chicle, sigue siendo mejor que el 99% de películas que estrenan, pero es hora de dejarla descansar y le dieron un final decente. El de la tercera era un mejor cierre, pero el dinero manda.

En esta última parte, Woody, Buzz Lightyear y el resto de la pandilla (junto a un nuevo juguete llamado Forky) se embarcan en un viaje por carretera con Bonnie, su nueva dueña, a la que Andy regaló sus juguetes.

El viaje propicia un reencuentro inesperado, ya que Woody vuelve a ver a su vieja amiga Bo Peep, perdida hace tiempo. Además, se enfrentarán a la muñeca Gabby, que quiere la caja de voz de Woody para sustituir a la suya.

Finalmente, Woody se queda con Bo y se separa de la banda, con el objetivo de ayudar a otros juguetes perdidos a encontrar a sus dueños.

Personajes principales

Los protagonistas de Toy Story 4

Sin duda, una de las claves del éxito de Toy Story son sus entrañables personajes y las relaciones que se establecen entre ellos. A los cinco minutos, ya los quieres más que a la mayoría de personas con las que te vas a cruzar en la vida.

Son muchos los personajes de la saga, pero los principales y más inolvidables son:

  • El sheriff Woody Price, que en las películas originales tiene la voz de Tom Hanks. Un juguete de trapo de un vaquero, el favorito de su dueño, Andy, hasta que llega…
  • Buzz Lightyear. El juguete de última generación de un astronauta aventurero que, al principio, no sabe que es un juguete.
  • Rex el tiranosaurio de plástico. Que tiene un enorme complejo de inferioridad por sus brazos diminutos.
  • Hamm, el cerdito hucha, con un inteligente sentido del humor y el mejor amigo de…
  • El señor y la señora Potato, que es el juguete oficial de Hasbro de siempre.
  • Jessie la vaquera. Compañera de Woody en su famoso programa de televisión.

Todos juntos, y unos cuantos más, se enfrentarán a malvados como el niño matón Sid Phillips (Toy Story), el avaricioso coleccionista Al McWhiggin (Toy Story 2), el oso Lotso (Toy Story 3) o la macabra muñeca Gabby (Toy Story 4).

Dónde ver las películas de Toy Story

Disney+

Quizá no te sorprenda, pero, si quieres ver las películas de Toy Story, las tienes, obviamente, en la plataforma de streaming de Disney Plus.

En qué orden ver las películas

De nuevo, no hay cosas raras de por medio, las películas de Toy Story siguen temporalmente la trama y, por tanto, debes verlas en el mismo orden en el que se estrenaron.

Los números te guiarán, no tienen pérdida.

Algunos secretos y curiosidades de la saga

Secretos de toy story

Lo cierto es que Toy Story encierra bastantes secretos y curiosidades, empezando por una de las más fascinantes.

  • Toy Story 2 fue salvada de la destrucción total… por un bebé. Cuando la película estaba prácticamente terminada, ocurrió lo que nos ha pasado a todos, se borró completamente de los ordenadores de Pixar. Pero Galyn Susman, que trabajaba desde casa por el nacimiento de su bebé, recibía semanalmente los archivos de la película y, por suerte, los guardaba.
  • Sid Phillips, el malvado original, estaba basado en un empleado de Pixar con el mismo apellido, que tenía la costumbre de desmembrar juguetes para crear cosas muy locas con sus partes.
  • Un poco más y Toy Story casi se convierte en un musical. Por suerte, se decidieron por la comedia que conocemos.
  • Buzz Lightyear se iba a llamar Lunar Larry. Piénsalo un segundo.
  • Pixar había planeado que el interés amoroso de Woody fuera la famosísima Barbie. Pero Mattel pensó que la película sería un fracaso y pasó. Luego volvió con el rabo entre las piernas.

Como ves, la saga Toy Story es mucho más que películas de animación. Sin ellas, y sin Pixar, probablemente, seguiríamos teniendo un género mucho más simple, destinado exclusivamente para niños y teniendo que refugiarnos en el otro gran estudio, el de Ghibli.

¡Sé el primero en comentar!