Todo lo que tienes que saber sobre el formato IMAX

Todo lo que tienes que saber sobre el formato IMAX

Isaac García

El formato IMAX permite experimentar el cine de la forma más espectacular posible. En lugar de ver la película, el IMAX tiene como objetivo que nos sintamos dentro de ella y vivamos algo inolvidable. ¿Cómo funciona? ¿Cuál es su historia? ¿Dónde puedes verlo? ¿Merece realmente la pena? Te lo contamos todo sobre esta tecnología.

¿Qué es el formato de cine IMAX?

El IMAX (abreviatura de «Image Maximum») es un sistema de proyección cinematográfica, que se caracteriza por un sonido envolvente y una imagen de muy alta resolución, mayor que la de las películas convencionales. Eso proporciona al público la sensación de estar dentro de la película, rodeado por la acción debido a las enormes dimensiones de su pantalla curvada.

Todo esto se consigue mediante el uso de proyectores especiales, diferentes a los tradicionales, equipos de sonido instalados por toda la sala y pantallas que, en ocasiones, pueden incluso extenderse en una forma de cúpula en algunos cines IMAX especializados.

Además, como veremos, el IMAX no es solo una tecnología de proyección, sino también de rodaje y creación de películas. Algunos directores, como Christopher Nolan en su Dunkerke, lo han usado con resultados espectaculares.

¿Quién inventó el IMAX y cuáles son sus orígenes?

Graeme Ferguson, Roman Kroitor, Robert Kerr, and William C. Shaw son cuatro cineastas canadienses que fundaron IMAX Corporarion en 1967. Su objetivo era desarrollar un formato de película en pantalla gigante que fuera la experiencia más envolvente hasta el momento.

Para la Exposición Mundial del 67 en Montreal, crearon una experiencia gigante multipantalla, sincronizando hasta 9 proyectores y consiguiendo todo un hito.

Desde entonces, el formato IMAX ha ido evolucionando con la tecnología, mejorando cámaras y sistemas de sonido, aumentando el tamaño de las pantallas y el diseño de las salas, e incluso añadiendo el 3D en ocasiones.

Aunque no es la única tecnología que tiene como objetivo hacer aún más grande la experiencia del cine, sí es la más famosa. La empresa sigue dominando el campo que creó, con más de 1.100 salas de cine en 69 países que proyectan películas en este formato.

¿En qué se diferencia del cine tradicional?

La principal diferencia a simple vista es la pantalla y la configuración del cine. En IMAX, dichas pantallas son mucho más grandes y curvas para poder proyectar la película a una mayor resolución.

La pantalla IMAX más grande del mundo, por ejemplo, se encuentra en el Traumapalast Multiplex de Leonberg, en Alemania y mide 21,03 metros de alto por 38,16 metros de ancho. Si contamos la altura de un piso en en unos 3 metros aproximadamente, estamos hablando de que es tan alta como 6 pisos.

Otra gran diferencia suele ser el sistema de sonido, que suele ser envolvente para que percibas hasta el más mínimo detalle sonoro desde la dirección en la que surge en la acción, contribuyendo a esa sensación de estar dentro de ella.

Nolan rodando en IMAX

En la parte más técnica, las diferencias son aún más palpables. Los proyectores son muy diferentes a los de cine tradicional. Desde 2012 se han probado tecnologías como la proyección láser 4K y son capaces de manejar rollos de películas que pueden pesar fácilmente más de 200 kilos, en cuanto la proyección supera las dos horas de duración.

Del mismo modo, las salas IMAX parecen más estadios deportivos que salas de cine. Ese Traumaplast Multiplex del que te hemos hablado es capaz de alojar más de 500 espectadores y ciertas instalaciones son muy diferentes a un cine tradicional. Por ejemplo, hay algunas con forma cúpula, como el de Tijuana o el Hemisfèric de la Ciudad de las Ciencias en Valencia.

El rodaje de películas en formato IMAX

Como te hemos comentado, IMAX no es solo una tecnología de proyección, sino también de rodaje de películas.

Aunque hay cámaras IMAX de varios formatos (15mm por ejemplo) es un estándar de cámaras de 70 mm, el doble de las tradicionales de 35 mm del cine de siempre. Además, el sonido es planificado y grabado también de forma diferente y más compleja.

Christopher Nolan, por ejemplo, es fan de este tipo de rodaje. Además de Dunkerke, Interstellar o La leyenda renace (tercera entrega de su Batman), ya rodó algunas imágenes de El caballero oscuro en IMAX.

Interstellar

Además de él, otros directores como J.J. Abrams o Michael Bay han rodado en este formato, al menos parte de sus películas aunque no todas. La tecnología es cara y, por eso, se alterna un rodaje IMAX de ciertas escenas con el tradicional, para no disparar el presupuesto.

No solo el cine usa IMAX. Cantantes como Adele y Rihanna, o astronautas de la NASA en su misiones, han usado cámaras de este tipo.

¿Por qué puedes ver en IMAX películas que no han sido rodadas en IMAX?

Como puedes ver, IMAX es un conjunto de tecnologías y no algo unificado. Hay 3D, proyección esférica en cúpula de documentales y films adaptados a este visionado, en algunos casos te dan auriculares para experiencia…

Dentro de esas tecnologías está también el IMAX DMR (Digital Media Remastering) que consiste en utilizar diversos procesos para convertir una película rodada de forma tradicional en una en formato IMAX.

Apollo XIII fue la primera película tradicional remasterizada en IMAX con este sistema, en el que se pone mucho cuidado analizando cada escena y usando algoritmos que ayuden a optimizarla lo mejor posible.

Lo cierto es que, en muchas ocasiones, da el pego. Hasta el propio Spielberg ha confesado que ha quedado impresionado de la conversión de alguna de sus películas. Por este motivo, puedes ver en tu sala IMAX películas rodadas de manera tradicional.

Cuáles son los inconvenientes del formato

Todo lo que hemos visto hasta ahora son ventajas que mejoran nuestra experiencia del cine, pero el IMAX también tiene sus inconvenientes.

El primero es el precio de la entrada, obviamente. El cine IMAX es mucho más caro de rodar, convertir y proyectar, teniendo que habilitar salas especiales.

Otro inconveniente es la oferta escasa de películas IMAX. Si bien los grandes estudios siempre tratan de remasterizar alguno de sus éxitos en este formato (Eternals, de Marvel, o la última de Bond son ejemplos recientes), es demasiado caro para la mayoría de películas y apenas puedes elegir.

El Hemisferic IMAX de Valencia

Cuántas salas IMAX hay en España

Actualmente, puedes encontrar 4 salas en funcionamiento. Dos se encuentran en Madrid (Parquesur y Las Rozas), además del Festival Park en Mallorca y el Hemisfèric en Valencia que ya hemos comentado.

Como curiosidad, en Valencia no podrás ver la última de Marvel. La sala en forma de cúpula proyecta documentales especializados en este tipo de proyecciones, casi siempre enfocados en un público infantil, que tratan de aprovechar las características de la sala y con una duración de unos 40 minutos.

¿Merece la pena la experiencia IMAX?

Si alguna película que estás deseando mucho ver sale en este formato y te puedes acercar a un cine de este tipo, es una de esas cosas que hay que experimentar al menos una vez en la vida.

Sin embargo, la principal limitación es que apenas hay salas y películas y se produce un pequeño círculo vicioso. Como hay pocas películas en IMAX no es muy rentable construir muchas salas y, como no hay muchas salas, no sale muy rentable rodar o remasterizar en IMAX.

Netflix nuevo sonido

Además de eso, la experiencia de cine tradicional también intenta competir con otras tecnologías. Además del fiasco 3D, del que mejor no hablar, las pantallas son cada vez más grandes y algunas salas también usan sistemas de sonido envolvente con el mismo objetivo que el IMAX, que te sientas algo más dentro de la historia.

Como ves, el IMAX es un sistema espectacular, complejo y caro, que sigue aumentando su presencia, aunque es verdad que no se ha extendido todo lo que nos gustaría. Si eres un cinéfilo, y siempre has querido estar dentro de la película y no solo viéndola, es lo más cercano a eso que tendrás.

¡Sé el primero en comentar!