Warcraft: El Origen, lo que pudo ser y no fue
Daniel Marín

Warcraft: El Origen fue una película dirigida por Duncan Jones y estrenada en el año 2016. Apuntaba a ser una trilogía, y se atrevía a adaptar a la gran pantalla uno de los mayores éxitos de la historia de los videojuegos. El juego de rol en línea más exitoso se sumaba así a otros videojuegos que consiguieron dar su salto al cine, como fue el caso de Tomb Raider o Resident Evil. ¿Qué pasó? ¿Está congelado el proyecto o seguirá adelante en algún momento? En este post hablaremos de esta película y la trilogía que nos prometieron, pero que nunca llegó a materializarse, pese a que cada vez hay más noticias de que habrá una nueva entrega muy pronto.

¿Qué es Warcraft: El Origen?

Warcraft: El Origen es la primera película de una hipotética trilogía que iba a ser lanzada sobre el universo fantástico del juego de Blizzard.

La película narra la historia que sucede en el pacífico reino orco de Azeroth, un territorio que es invadido por unos orcos guerreros. Los segundos han visto cómo su mundo ha comenzado a ser destruido por una fuerza llamada Vil. Con ayuda de un orco brujo llamado Gul’dan, consiguen unir todos los clanes de Draenor y crear un portal hacia el mundo de Azeroth.

Al desembarcar en Azeroth, los orcos de Draenor arrasan sus villas y asesinan a muchos de sus habitantes. Para evitar un enfrentamiento sin precedentes, un héroe de cada bando decide luchar por su familia.

¿Por qué fracasó Warcraft: El Origen?

La primera película de Warcraft estuvo producida por Legendary Pictures, Atlas Entertainment y la propia Blizzard. Costó 160 millones de dólares, y, pese a que en Internet se dice que fue un fracaso, lo cierto es que recaudó 439 millones de dólares en total. Warcraft: El Origen fue la producción más taquillera de un videojuego al cine a fecha de 2016. Llegó a superar incluso a Prince of Persia: Las arenas del tiempo. No obstante, al final del post comprenderás por qué se vio como un fracaso, y por qué ahora parece que el proyecto se va a retomar. Pero no adelantemos acontecimientos.

Aunque los números sí funcionaron a largo plazo, la película no cuajó tan bien. Una película de este tipo tiene la difícil misión de unir a dos públicos muy distintos: los que son fans absolutos del videojuego y los que no conocen nada de la saga. Por desgracia, Warcraft: El Origen no llegó a contentar a ninguna de estas dos partes, especialmente, del público americano, que es el que se suele tener en cuenta a la hora de medir el éxito de una franquicia. La película tuvo reseñas generalmente desfavorables. En webs como Rotten Tomatoes o Metacritic, el largometraje no llegó al aprobado por parte de los críticos especializados. No obstante, en IMDb, la cinta tiene un 6,7 de 10, cosa que nos invita a pensar que la película no es tan mala como la pinta mucha gente.

Según dicen algunos críticos, el fallo de esta producción está realmente en el propio guión, que fue obra de Charles Leavitt y el propio director Duncan Jones. Según dicen, pecaron de hacer una adaptación demasiado fiel al videojuego. Este fenómeno llega a producir el efecto contrario al deseado, pues algunas personas consideran que la obra se ve ridícula.

No obstante, las críticas en IMDb dan una información bastante relevante. Lo más probable es que el estreno de Warcraft: El Origen estuviese dominado completamente por las expectativas. Muchos esperaban ver en el cine una obra de la talla de El Señor de los Anillos, y, evidentemente, la película de Warcraft quedó muy lejos de esos estándares. Sea o no este el motivo de su fracaso, lo cierto es que la crítica profesional de todo el mundo destrozó la película de un mazazo.

Qué películas iban a conformar la trilogía

Estas son las películas en orden que iban a formar parte del proyecto.

Warcraft 2

Thrall warcraft.jpg

Aunque nunca llegó a tener título, es el propio Duncan Jones siempre se ha referido a esta hipotética película con este nombre. Warcraft 2 podría haber sido la segunda parte y su historia giraría, según palabras del director, en torno a Go’el. Este es un joven esclavo orco atrapado en un campamento de gladiadores de Blackmoore.

Esta segunda parte contraría la historia de este personaje, su liberación y su viaje en busca de su pueblo. Una aventura en busca de una vida diferente, aunque con muchas interrupciones en su objetivo. Para muchos fans de Warcraft, este arco, conocido también como Thrall, habría entusiasmado a los fans del videojuego, pues es una de las historias más brillantes de toda la saga.

Warcraft 3

Orgrimmar warcraft.

Duncan Jones estaba tan seguro de que su proyecto sería un éxito que dejó caer muchos detalles sobre su secuela. Por ese motivo, conocemos esos detalles sobre esa segunda película que jamás llegó a la producción.

La tercera entrega pondría fin a la trilogía, y habría narrado la liberación de los orcos. Esta historia contaría el éxodo de esta civilización por el océano hasta Kalimdor, donde fundarían la ciudad de Orgrimmar. La trilogía, por tanto, habría narrado la historia completa de cómo los orcos pierden su hogar natal y todo el proceso que sufren hasta poder inaugurar un nuevo hogar, seguro y sin la amenaza de nuevos invasores.

¿Volverá Warcraft a los cines en algún momento?

Durante años, todo parecía perdido. Duncan Jones fue señalado como el malo de la película, y el causante de un estrepitoso fracaso. Y es que, originalmente, Warcraft: El Origen sí fue un fracaso. En Estados Unidos, la película recaudó únicamente 48 millones de dólares, una miseria que se vio compensada cuando la cinta se estrenó en los cines de todo el mundo.

A partir del año 2019, la industria del cine comenzó a ver el potencial de China a la hora de rentabilizar sus producciones. Cualquier producción recauda ya más dinero en el gigante asiático que en su país natal. Este motivo es más que suficiente para que Legendary Pictures haya dado luz verde a retomar el proyecto.

Por lo pronto, no sabemos nada de esa nueva película, aunque la noticia saltó a principios del año 2021. El propio Duncan Jones se ha ofrecido a dirigir esta nueva entrega, y es posible que a estas alturas se esté trabajando en la producción.

Warcraft: El Origen no solo narra el conflicto entre dos civilizaciones de orcos. También narra el enfrentamiento entre críticos y espectadores. Mientras que los profesionales opinan que el largometraje es una cosa infumable, los datos de Netflix revelan que la película tiene buena acogida por parte del público general. Por tanto, si todavía no has visto esta película, te invitamos a que le eches un vistazo y saques tus propias conclusiones, pues aquí, nadie se pone de acuerdo sobre si estamos ante una buena o mala cinta.

¡Sé el primero en comentar!