Estos dos portátiles son diametralmente opuestos pero tienen algo fantástico en común: la portabilidad

Todos buscamos el portátil perfecto y difícilmente existe una sola definición que represente este ideal. Algunos usuarios dan más importancia a la autonomía mientras que otros se preocupan por otros aspectos de hardware como la pantalla. También están los que priman por encima de todo la portabilidad. Para ellos hoy tenemos dos propuestas que hacerles muy distintas pero que a la vez tienen algo muy importante en común: son tremendamente cómodos de transportar.

Huawei Matebook 13 y LG Gram 17: tan distintos, tan iguales

Laptops en el mercado hay muchos pero las opciones se reducen cuando buscamos propuestas que ofrezcan un diseño compacto y ligero sin sacrificar aspectos importantes en su ficha técnica. Hoy tenemos con nosotros dos equipos que consideramos equilibrados, cada uno a su manera, y que además comparten una cualidad a nuestro juicio bastante importante a la hora de hablar de un portátil: su facilidad de trasporte y manejo en el transporte.

Huawei Matebook 13

El primero de los equipos que hemos probado es el Matebook 13 de Huawei, un modelo relativamente reciente dentro la marca asiática. Se trata de un portátil increíblemente bien acabado y compacto. Uno de esos dispositivos que ganan en las distancias cortas, cuando lo tocas y compruebas el buen trabajo de construcción que ha hecho la marca con él. Su diseño es muy elegante, en acabado metálico, bordes redondeados y con el logo de la compañía grabado en relieve.

Huawei Matebook 13

Ese buen hacer en su diseño queda patente también en el reparto de su peso. El Matebook 13 marca en la báscula 1,3 kilos que se distribuyen bien en un cuerpo bien recortado. Es cierto que precisamente por sus dimensiones se podría esperar que fuera más ligero, pero sus materiales de fabricación mandan y sigue siendo un equipo que podrás llevar prácticamente a donde quieras de manera muy cómoda. Además, y a pesar de este diseño tan compacto, cuando lo abras te vas a encontrar con un portátil que aprovecha perfectamente el espacio.

Huawei Matebook 13

Su teclado es muy amplio y tremendamente cómodo, características que también podemos extender a su trackpad, bastante destacable en esta propuesta de Huawei. Los paneles táctiles para manejar el ratón siguen siendo una de las grandes tareas pendientes de Windows y su integración con el hardware de los equipos -en ese sentido los MacBooks les llevan mucha ventaja-, sin embargo, vas a disfrutar de una buena experiencia en ese sentido, con un rendimiento superior al de otros equipos.

Huawei Matebook 13

En cuanto a su pantalla, disfruta de marcos muy estrechos y ofrece soporte táctil, viéndose además increíblemente bien en exteriores. En general, las prestaciones de este Matebook 13 conforman un equipo de trabajo perfecto para movilidad, de un rendimiento fantástico (gracias a su maquinaria) y aunque anda escaso de puertos (vas a necesitar sí o sí de un adaptador para ampliar sus conexiones) y su autonomía es justa -no vas a poder olvidarte el cargador si piensas darle un uso importante durante la jornada-, sus ventajas prevalecen sobre sus (pocos) puntos flojos. Un portátil con Windows muy a tener en cuenta.

Huawei Matebook 13

  • Características técnicas principales: pantalla táctil 13″ IPS (2.160 x 1.440), Intel Core i5-8265U o i7-8565U, 8 GB RAM, gráficos Intel UHD Graphics 620/NVIDIA, 256 o 512 GB de almacenamiento, botón de encendido con lector de huellas, 2 puertos USB-C (el puerto izquierdo admite la transferencia de datos y  carga; el derecho admite transferencia de datos y DisplayPort), batería de aproximadamente 9 horas en reproducción de vídeo. Dimensiones: 286 x 211 x 14,9 mm.

LG Gram 17

Parece mentira pero este grandullón pesa exactamente lo mismo que el Matebook 13 de Huawei. Lo que estás leyendo. El LG Gram 17, a pesar de sus generosas 17 pulgadas de pantalla, pesa 1,3 kg y, es más, hasta nos atreveríamos a decir que se siente más ligero en la mano -posiblemente el secreto esté en la forma en la que este equipo reparte el peso a lo largo de su cuerpo. En serio, es una auténtica locura sostenerlo en la mano, siendo muy probable que la primera vez que lo agarres pienses que se trata de mockup o que le faltan piezas dentro. De locos.

LG Gram 17

Lo bueno que tiene contar con un equipo de este tipo es que puedes disfrutar de una gran pantalla y la comodidad de trabajar en un portátil grande (que siempre es un gustazo) sin comprometer precisamente la portabilidad. Es más amplio en dimensiones, eso sí, por lo que no cabe en todas las mochilas o carteras, pero si eso no es un problema para ti, transportarlo será como llevar una carpetilla bajo el brazo.

LG Gram 17

Su panel no es 4K, ojo con eso, pero aún así el LG Gram 17 invita sobre todo al consumo multimedia con sus generosas pulgadas -no en exteriores, eso sí, su acabado brillo no acompaña-, aunque no destaca especialmente en el apartado gráfico. Igualmente es muy válido para las tareas de trabajo, de nuevo gracias a una pantalla en la que podrás tener múltiples ventanas abiertas a la vez, favoreciendo la multitarea. En ese sentido te interesará saber además que este portátil cuenta con una buena cantidad de puertos en ambos lateral, facilitando enormemente la conexión con el equipo.

LG Gram 17

De chasis discreto, su teclado es amplio, y aunque sus teclas podrían ser algo más grandes (espacio hay, desde luego), no tardarás en hacerte con su escritura. Por si fuera poco de este LG Gram también se puede destacar su gran autonomía, resultando otro de los puntos más interesantes de la propuesta de LG.

LG Gram 17

  • Características técnicas principales: pantalla 17″ IPS (2.560 x 1.600), Intel Core i7-8565U, 8 GB RAM (con ranura de ampliación hasta 16 GB),  Intel UHD Graphics 620, 512 GB de almacenamiento (con ranura para hasta 2 TB), botón de encendido con lector de huellas, 3 x USB 3.1, 1 x USB Tipo C con Thunderbolt 3, 1 x HDMI, entrada de auriculares (3.5 mm) y ranura para tarjeta Micro-SD 3.0, batería de hasta 19,5 horas. Dimensiones: 380,75 x 265,93 x 14.5~16.8 mm.

 

Como habrás visto ya, estamos antes dos soluciones increíblemente dispares que, sin embargo, nos ofrecen la misma ventaja: la portabilidad. Quién lo hubiera dicho, ¿eh? Ya sea uno por su diseño compacto y el otro otro por su ligereza de peso a pesar de unas grandes dimensiones, los dos modelos pueden satisfacer así perfectamente a aquellos que se mueven continuamente con un equipo portátil a cuestas. Y todo ello a pesar de ofrecer luego prestaciones tan distintas. En ti queda como siempre decidir qué formato te convence más.