Sensores inteligentes y cómo mejorar la automatización del hogar

Más allá de luces conectadas, altavoces inteligentes y comandos de voz, la domótica va mucho más allá y una parte importante de cualquier hogar inteligente es la automatización. Los sensores inteligentes pueden ser más interesantes y útiles de lo que crees. Así que, aquí tienes cómo aprovecharlos y los más interesantes para cada asistentes de voz.

Sensores inteligentes, qué son

Sensor Inteligente

Un sensor es un pequeño dispositivo capaz de detectar cosas como variaciones de temperatura, movimiento o, por ejemplo, cuando se abre o cierra una puerta. Gracias a eso, cuando ocurre, el sensor envía una orden que funciona a modo de interruptor.

Un ejemplo del uso de este tipo de sensores son los servicios de un restaurante. Cuando abres la puerta y automáticamente la luz se enciende es porque un sensor de movimiento ha detectado presencia o que la puerta se abrió.

Con esta idea básica ya en la cabeza, la diferencia de esos sensores con los sensores inteligentes está en la integración que ofrecen de cara al uso con otros dispositivos del hogar y los asistentes inteligentes. En ese momento es cuando empieza toda la magia del hogar inteligente y la automatización de acciones.

Según el tipo de sensor y su integración con Alexa, Google Assistant o incluso HomeKit, vas a poder aprovechar opciones que estos sistemas inteligentes ofrecen como las rutinas o skills. Es decir, puedes sustituir tanto los comandos de voz como las acciones que tengas establecidas en tu aplicación móvil para realizar cosas como encender las luces de la habitación, empezar a reproducir música en Spotify y consultar el tiempo que hará.

Uso sensores hogar inteligente

Claro que esto sería algo también relativamente sencillo y básico. La idea es que experimentes y veas distintas formas de aprovechar cada uno de los distintos sensores existentes. Por ejemplo, un sensor para puertas no sólo se puede usar para lanzar una acción, también para que al preguntarle a Alexa si la puerta de casa está abierta o cerrada sepa responderte. O imagina también para apagar automáticamente el aire acondicionado o el purificador si detecta que una ventana está abierta.

Como ves, las limitaciones las pone la imaginación del usuario. Pero ahora, qué sensores inteligentes comprar o por dónde empezar. Hasta la llegada o avance de esa propuesta en la que todos los fabricantes harán que sus dispositivos puedan convivir con cualquier asistente de voz, tendrás que buscarlos en función a su compatibilidad con Alexa, Siri o Google Assistant.

Los mejores sensores inteligentes

Si tienes claro que sistema vas a usar será mucho más fácil elegir sensores, aunque siempre puedes optar por aquellos que ofrezcan el mayor número de opciones posibles. Después de ver muchas opciones, aquí tienes los sensores inteligentes más interesantes por opciones y precio. Recuerda que vas a necesitar un HUB para conectarlos. Algunos, según usen el estándar zigbee o z-wave podrán integrarse en sistemas compatibles, pero tenlo en cuenta.

Sensor Philips Hue

  • Sensor de movimiento Philips Hue, compatible con los tres asistentes y disponible en un pack junto a uno o dos interruptores o bien individual. Lo puedes encontrar aquí por 34 euros.

Koogeek

  • Sensor de puerta Koogeek compatible con los tres asistentes también y hay packs con hasta tres sensores. Un único sensor lo puedes encontrar por 18 euros.

SmartThings

  • Sensor multipropósito y movimiento Samsung SmartThings, por 30 euros y 33 euros en Amazon tienes estos sensores que funcionan bien con Alexa y Assistant.

Xioami Mi Sensor Kit

  • Xiaomi Mi Smart Sensor Set, no es precisamente un único sensor sino un kit de inicio, pero por precio merece la pena y su HUB da soporte para varias plataformas. 69 euros en Amazon.

Si buscas verás que hay muchas más opciones, algunas muy similares y otras que pueden ser igual o mejor, pero también con precios algo más elevados. Lo importante, de nuevo, es que se adapten a tus necesidades y sean compatibles con el sistema que hayas decidido usar. Si piensas que hoy usas Alexa y mañana será Assistant, o si convives con ambos, entonces tendrás que elegir con más calma.