Paseamos por la Alhambra de noche con el Xiaomi 12 Pro

La fotografía móvil sigue evolucionando a pasos agigantados y smartphones como el Xiaomi 12 Pro parecen saber aprovechar muy bien todos esos avances. Para demostrártelo con hechos (y no solo palabras), nos hemos ido a la Alhambra, en Granada, donde hemos tenido el privilegio de dar un paseo nocturno con el mejor terminal de Xiaomi hasta la fecha. Si quieres disfrutar de una experiencia fotográfica nocturna única en la considerada como la octava maravilla del mundo, estás en el sitio correcto. Ponte cómodo.

Modo noche, ¿qué es?

El modo noche o de fotografía nocturna es una de las características más interesantes que se han incorporado a los teléfonos móviles durante estos últimos años. Gracias a ella, los dispositivos son capaces de ver donde apenas hay luz, algo que si te manejas en el mundillo fotográfico, sabrás que no es solo cuestión de poner un valor determinado de ISO y mantener durante más tiempo al sensor capturando la imagen.

Para realizar una fotografía de calidad en escenarios de poca luz se puede jugar así con tres parámetros clave: apertura, tiempo de obturación y sensibilidad ISO. El problema es que en los teléfonos móviles la apertura es fija y, pese a estar comprendida entre valores que van desde F1.9 a F2.4 aproximadamente, no siempre es suficiente. De ahí que también haya que recurrir a toda esa magia computacional con la que los móviles actuales obtienen como resultado una imagen que hasta hace poco nos hubiese parecido magia negra.

El modo noche del Xiaomi 12 Pro maneja precisamente esta funcionalidad y lo hace de una forma bastante sólida y consistente. Es cierto que para el usuario más avanzado, tener algo más de control en el tiempo de exposición o ISO podría haber resultado interesante, pero para la gran mayoría, será genial ver cómo lo plantea el terminal, ya que basta con tocar dónde quieres enfocar y pulsar el disparador. Eso sí, cuanto más quieta esté la cámara mejor, por lo que usar un trípode nunca es una mala opción -nosotros, eso sí, decidimos no hacerlo para imitar la situación que posiblemente encuentre la mayoría de usuarios en su día a día.

Gracias al apoyo de sus tres sensores de 50MP de resolución (especial mención al principal, un Sony IMX 707), el Xiaomi 12 Pro nos consigue un conjunto fotográfico de gran calidad, hasta tal punto que pocos dispositivos a día de hoy son capaces de equipararse a la propuesta de la firma asiática.

El Xiaomi 12 Pro es un teléfono con un conjunto de cámaras muy capaces, un gran rango dinámico y con un procesado que hará que disfrutes de tus fotografías incluso en los entornos más complicados. A esto se le suma además un desempeño muy bueno con un sistema de autoenfoque rápido y preciso, buena exposición e interpretación de colores, entre otras virtudes.

Pero si te parece, te mostramos más de cerca cuál fue nuestra experiencia fotográfica nocturna en la Alhambra de Granada.

Fotografía nocturna con el Xiaomi 12 Pro

Pongámonos en situación. Estamos en la Alhambra de Granada, patrimonio histórico de la humanidad, y vamos a hacer un recorrido que comenzará en los jardines y acabará en los palacios ya metidos en la noche. Un escenario idóneo para probar las capacidades fotográficas y el modo nocturno del Xiaomi 12 Pro, ya que no sólo hay que conseguir imágenes bien iluminadas; también no perder el detalle de los múltiples motivos que podemos encontrar en fuentes, ventanas, arcos y demás.

Para lograr el objetivo alternaremos entre el modo fotográfico automático y el modo noche, pero siempre con cámara en mano. No haremos uso alguno de trípode, porque así es como la mayoría de usuarios va a utilizar el teléfono. Lógicamente si se usa un trípode el modo noche va a ganar puntos, ya que evitamos posibles trepidaciones cuando el tiempo de exposición sea mayor.

Por último, las imágenes podrás verlas tal cual las captura el teléfono con la aplicación de cámara nativa y editadas en Snapseed desde el propio terminal. Esto último para darle un toque algo más creativo y poder mostrarte cómo con un reencuadre y ajuste de parámetros básicos como la exposición, contraste y alguna que otra cosa más se pueden conseguir imágenes muy llamativas.

En esta primera foto, justo a la entrada de la Alhambra, se puede apreciar que el rango dinámico del teléfono de Xiaomi está a un buen nivel. Algo que no es poca cosa, porque era un día muy soleado y la diferencia de contraste entre la zona más brillante y la más oscura muy pronunciada. Con un poco de edición posterior, la imagen quedaba muy llamativa, aunque otros resultados seguro que te llaman más la atención.

Empezando el recorrido por el interior de la Alhambra, hicimos una foto con el ultra gran angular para ver hasta qué punto rinde o no igual que el resto de sensores (gran angular y teleobjetivo) que forman la apuesta fotográfica del Xiaomi 12 Pro. El resultado original es bueno, y con un poco de edición resulta más llamativo. Lógicamente la edición es algo muy particular y las preferencias de un usuario no tienen por qué ser las del resto.

Siguiendo por los diferentes jardines de la Alhambra y buscando desde contrastes fuertes a fotos más al detalle, como la superior, se sigue apreciando el buen trabajo que hace el teléfono de Xiaomi a la hora de exponer, gestionar el color, balance de blancos, etc.

Entrando ya en los diferentes palacios, en el Palacio del Generalife pudimos hacer esta fotografía superior con la noche empezando a caer y jugando con el reflejo que se producían en el agua del pequeño estanque que había en el interior. Aquí de nuevo es llamativo cómo el detalle en los arcos se mantiene bien a pesar de la dificultad.

No obstante, fue en el Patio de los leones cuando más sorprendido nos dejó el Xiaomi 12 Pro. Aquí, con el modo noche activado, sólo tuvimos que tocar dónde queríamos enfocar y pulsar el disparador. Manteniendo el teléfono lo más quieto posible, sin recurrir a trípode alguno, el resultado es el que ves con una fotografía de una calidad que hace cuestión de dos o tres años nos hubiese parecido imposible con un teléfono móvil.

Para finalizar, los murales que hay en algunos interiores de la Alhambra o el Palacio de Carlos V fueron nuevas demostraciones de las capacidades del modo noche del Xiaomi 12 Pro. La luz existente era prácticamente nula y a otros terminales le hubiese costado horrores lograr ese nivel de detalle e iluminación.

Xiaomi 12 Pro, un teléfono para disfrutar fotográficamente

Hay una evolución importante en temas fotográficos por parte de muchos dispositivos móviles, pero el Xiaomi 12 Pro es actualmente uno de los más convincentes. En un entorno tan complejo como el de la fotografía nocturna, el teléfono del fabricante chino se desenvuelve muy bien. Hay ciertos (pocos) detalles que siempre se pueden mejorar desde nuestro espíritu inconformista, pero en líneas generales es un dispositivo que se disfruta mucho.

Además del rendimiento con poca luz en temas de foto, el sistema de autoenfoque con opción de enfocar con seguimiento al ojo y las mejoras en grabación de vídeo lo sitúan como uno de los mejores del mercado. Algo que al usuario experto le gustará, pero seguro que también al más novato.

Recuerda que tanto el Xiaomi 12 como el Xiaomi 12 Pro están disponibles para comprar en mi.com/es.

¡Sé el primero en comentar!