Leer más rápido es posible, otra cosa es tener capacidad de retención

Leer más rápido es posible, otra cosa es tener capacidad de retención

Pedro Santamaría

Existen aplicaciones y servicios online que permiten leer de forma más rápida. Todos ellos comparten más o menos la misma técnica y según el entrenamiento del usuario son más o menos efectivos a la hora de ahorrar tiempo. Aún así, sabiendo que leer más rápido es posible, ¿realmente merecen la pena?

Aplicaciones y servicios para leer más rápido

La obsesión por ahorrar el máximo tiempo en todas las cosas que hacemos a diario no lleva a crear tecnologías que, si bien son útiles, a veces rompen moldes de lo que consideramos normal. La lectura no se libra y hay aplicaciones y servicios que buscan ofrecer al usuario una mayor capacidad de lectura. Con este tipo de soluciones, si practicas serás capaz de leer hasta 1.000 palabras por minuto.

¿Cómo se logran velocidades de lecturas tan altas? Pues la idea es muy sencilla, estos servicios analizan el texto y comienzan a mostrarlo palabra por palabra y con las pausas justas según los signos de puntuación. Y lo principal, las palabras siempre aparecen en el mismo punto de la pantalla y centradas. Esto reduce el movimiento ocular.

Según datos, el 20% del tiempo de lectura se dedica a la comprensión lectora y el 80% restante al movimiento ocular. Si logras evitar ese 80%, estas ganando tiempo para mostrar más información sin afectar la compresión. O eso, al menos, es lo que todas estas propuestas afirman. Sí, esto no es igual para todos y cada uno de nosotros.

Cómo las capacidades de lectura, tanto a nivel velocidad como de retención y comprensión, de cada usuario son distintas estos servicios y aplicaciones ofrecen opciones de velocidad variable. Así puedes ajustar en función a tu experiencia y entrenamiento. A medida que sientes que avanzas y mejoras puedes ir aumentando.

¿Funcionan las apps para leer más rápido?

Sí y no, es decir, dependerá del tiempo de lectura y también del propio usuario. Tras un tiempo de uso las habilidades para leer más rápido crecen y eres capaz de consumir más contenido en el mismo tiempo o la misma cantidad en menos tiempo. El problema es que la lectura no siempre es igual. Si nos permites hacer el símil, la lectura es como la comida. Hay comida rápida para saciar el hambre sin complicaciones y comida para disfrutarse el tiempo que haga falta.

Leer algunos artículos de internet o cierto tipo de información e historias es algo que puede beneficiarse mucho de estos sistemas. Sin embargo, hay otro tipo de contenido que se disfruta más con calma, con el clásico café de por medio y reflexionando sobre cada idea que se plasma en sus texto.

Por tanto, como cualquier otro avance o novedad hay que saber cuando usarlo o qué consecuencias puede tener. Pero si te interesa darle una oportunidad, hazlo. Hay algo que en cierta medida atrae y ver cómo las palabras van avanzando más rápido a medida que vas adaptándote a dicha solución es algo satisfactorio.

Y ojo, ¿sabes dónde este tipo de apps sí que aportan mucho valor? En los relojes inteligentes. Debido al tamaño de sus pantallas permiten leer en ellos. A continuación tienes una lista de apps y algún que otro servicio con opción de instalar un marcador (bookmarklet) para acceder rápidamente.

  • Squirt, se instalar como marcador en tu navegador web
  • Jetzt, extensión y marcador para navegadores
  • Spritz, pionera en todo esto de los sistemas de lectura rápida
  • Readline, extensión para Chrome
  • ReadMe!, app para iOS
  • ReadMe! for Android, similar a la app para iPhone

Prueba y cuéntanos qué te parecen, si te adaptas, si eres capaz de retener lo leído o si por el contrario te acabas estresando más y no disfrutas lo que debería ser uno de lo placeres de la vida: saborear una buena lectura con calma y tranquilidad.