Cómo limpiar tu Apple Card. No es una broma, Apple explica cómo hacerlo

Cuidado si vas a guardar tu futura Apple Card en una cartera de piel o en el bolsillo de un pantalón vaquero, podrían “pintar” la tarjeta de forma permanente. Sí, esto es lo que la propia Apple dice en una sección de su página web. ¡Oh, se viene drama!

No es una tarjeta de crédito, es un símbolo de estatus

La Apple Card, la tarjeta de crédito que Apple lanza junto a Goldman Sachs, es un producto bancario diseñado para ofrecer interesantes ventajas financieras al usuario según explicó la propia compañía. Es decir, como cualquier otra tarjeta de crédito, la idea es que el usuario encuentre motivos para usarla. Otra cosa es que luego lo haga bien o mal por la propia definición de tarjeta de crédito.

Apple Card mantenimiento

Para empezar, cuando se hace uso se obtiene un 2% de bonificación en cada compra y puede llegar al 3% si se trata de pagos en las tiendas o servicios de Apple. A esto se le suma que 1% del gasto se obtiene como saldo en la cuenta virtual asociada a la tarjeta.

La Apple Card también es una tarjeta que carece de todo tipo de comisiones y, como no podía ser de otro modo según el discurso de Apple de los últimos meses, la seguridad de los usuarios está asegurada. Eso significa que los datos no se venderán a terceros.

Hasta aquí cualquiera pensaría que esto, más allá del logo de Apple, es un producto financiero. Pero parece que no, que más de uno lo empieza a ver como un producto físico y, a la vez, un símbolo de estatus (esto último no nos sorprende tanto). ¿Por qué decimos esto?

Apple lo advierte en su web: cuidado con tu nueva Apple Card, las carteras de piel y el contacto directo con los vaqueros podrían mancharla. Es más, podrían provocar una descoloración permanente que ya no se iría.

La Apple Card está fabricada en titanio, carece de todo tipo de numeración como el propio de la tarjeta o el CCV, y la única información que ves en ella es el nombre del usuario y el logo de Apple. Es cierto, es una pieza que a nivel de diseño llama mucho la atención, pero no deja de ser una tarjeta de crédito en el fondo.

Limpiar Apple Card

Aún así, Apple debe tener claro que muchos usuarios la van a solicitar sólo para tenerla y mostrar su estatus. Y claro, eso ya indica que más de uno se quejaría en el momento en que se empezaran a deteriorar o “pintar” por el uso diario. Por tanto, desde Apple han de ser conscientes de que algún que otro drama podría haber. Para prevenirlos, lanzan ya la información y así evitan que coja a nadie por sorpresa.

Tal vez, el hecho de ser de Apple, su diseño, sus materiales,… son cosas que condicionan, pero resulta también un poco ridículo que una compañía tenga que advertir cómo conservar en perfecto estado una tarjeta de crédito. ¿O lo ridículo son los usuarios que se quejarían de ello? ¿Qué piensas?