Mil millones de dispositivos de Apple a tu disposición, así funciona Find My

Durante la keynote inaugural de la WWDC 2019, Apple presentó Find My, un servicio por el cual es posible localizar un dispositivo Apple perdido, incluso si no está conectado a una red wifi o no tiene conexión de datos. Cómo lo logran, esa es la parte interesante: gracias al Bluetooth y el uso de los mil millones de dispositivos que la compañía tiene en todo el mundo.

Localizando tu dispositivo incluso cuando está apagado

App Find My

Durante mucho tiempo, los usuarios han pedido que Apple ofreciese algún tipo de opción que permitiese establecer un código u otra medida de seguridad que impidiese que cualquiera pudiese apagar uno de sus dispositivos. El motivo no era otro que evitar que, en caso de robo, un ladrón con sólo apagar el iPhone, iPad o Mac hiciera imposible su localización a través de la actual solución Buscar mi iPhone. Pues bien, eso parece que estará resuelto con las nueva versiones de iOS 13, iPadOS y macOS Catalina, pero de un modo completamente diferente.

Como decíamos, Find my o Buscar mi, si deciden traducirlo así cuando salgan las versiones finales de iOS 13 y macOS Catalina, es el resultado de fusionar Buscar mi iPhone y Buscar amigos.

Con Buscar mi iPhone se puede obtener una ubicación aproximada de un dispositivo iOS, Apple Watch, AirPods o Mac siempre y cuando se cumplan algunos requisitos. Estos, como se describen en la web de soporte de Apple son: estar conectados a una red wifi o con conexión de datos en el caso de los Mac y dispositivos iOS; encontrarse vinculado con un iPhone en el caso del Apple Watch; y estar cerca de un dispositivo iOS y fuera de su estuche para los Airpods.

Buscar a mis amigos por su parte permite al usuario localizar a sus amigos fácilmente siempre y cuando usen un iPhone, iPad o iPod Touch y hayan aceptado compartir su ubicación con familiares o amigos.

Ahora estos dos servicios se funden en uno solo que será más efectivo frente a posibles robos. Gracias a cómo se ha diseñado y mediante el uso de la tecnología Bluetooth, los dispositivos emitirán una señal cifrada cada cierto tiempo, sin importar que estén en reposo o sin conexión a internet. Esa señal será leída por otros dispositivo de Apple que estén cerca. A partir de ahí, la información se envía a Apple de forma completamente anónima para que, cuando se requiera, Find My sea capaz de ofrecer la ubicación del dispositivo a su propietario.

Find My beacon

Una idea en teoría sencilla, similar a cómo funciona Tile, pero con algunos añadidos que cumplen con la idea de privacidad que Apple ofrece como valor a sus productos y servicios.

  • Cuando uses por primera vez Find My tendrás que tener dos dispositivos de Apple. Esto es importante porque la clave privada se genera y comparte sólo entre los dos dispositivos, y resulta imprescindible para que luego sea sólo el usuario quien pueda descifrar los datos recibidos.
  • Con la clave privada ya lista, cada dispositivo generará una clave pública que cambiará cada cierto tiempo y que se usará para cifrar la información que van a compartir con otros dispositivos y la propia Apple.
  • En todo momento, sin importar si está en reposo o no, los dispositivos van a transmitir una señal con un hash o identificador que les permite diferenciarse del resto.
  • Para saber la ubicación del dispositivo robado o perdido, cuando otro dispositivo de Apple intercepte su señal enviará a Apple la información con el identificador ha localizado y su propia ubicación.
  • Apple con esos datos, de los cuales sólo puede leer el identificador y no la ubicación al estar cifrada, es capaz de servirlos al usuario que está buscando un dispositivo con el mismo identificador.
  • Cuando llega esa información al usuario, gracias a su clave privada, es capaz de conocer la ubicación. Así es como localizaría dónde está.

Como puedes ver, la solución es ingeniosa y muy potente. Y es que tener una red de mil millones de dispositivos capaces de conectar entre ellos para encontrarse es muy llamativo. Lógicamente habrá zonas donde por el número resulte más fácil y hasta preciso, pero a priori es un gran servicio.

Veremos en la práctica hasta qué punto es igual de efectivo como la teoría dice. Pero si al menos da un poco más de probabilidad para encontrar un dispositivo perdido o robado ya merece la pena.