Firefox podría introducir una versión premium de pago: estas serían sus características

Chris Beard, CEO de Mozilla, ha dejado entrever la posibilidad de ofrecer una versión premium y de pago de Firefox. Una apuesta interesante y arriesgada a la vez que llegaría a final de año, pero ¿cuáles serían los beneficios que ofrecería para hacer que el usuario pague una suscripción?

Firefox y su futura suscripción premium

Firefox Complementos

La idea de llevar un modelo de suscripción a cualquier aplicación o servicio online no va a sorprender a nadie. Hemos visto muchos movimientos en ese sentido, a veces de forma acertada y otras no tanto. Por eso, que lo haga Firefox no es ninguna locura pero ¿cómo podría llegar a tener éxito?

Según una reciente entrevista de T3N a Beard, el director ejecutivo de Mozilla, la firma se encuentra experimentando con futuras vías de ingresos que complementen a las actuales: búsquedas y contenidos.

En la actualidad, el 90% de los ingresos de la Fundación Mozilla proviene de las búsquedas, de Google para ser exactos. Mediante la inclusión del motor de búsquedas de éste, la firma logra unos ingresos importantes que le permiten seguir afrontando nuevos retos. Y aunque sean duros competidores en temas de buscadores no es nada extraño. Otras compañías, como Opera y su navegador del mismo nombre o Apple con Safari, también lo hacen.

La segunda vía de ingresos llega de mano del contenido. Mediante su asociación con Pocket, ofrecen un servicio de marcadores y a la vez una serie de recomendaciones que les generan beneficios económicos y pueden aportar valor al usuario.

Ahora, la tercera vía con la que quieren probar es una suscripción premium que daría acceso a funciones extras. No está claro ni hay datos confirmados, pero parece que todo apuntaría a funciones como: almacenamiento en la nube y un servicio de VPN integrado.

Proton VPN Firefox

Incluir un servicio de pago con acceso a opciones extras no implica perder las muchas funciones que han ido añadiendo de forma gratuita. Todo quedaría tal cual y la diferencia es que características como ese VPN integrado estarían limitadas a menos que se diera el salto a la versión premium. De ese modo, el usuario podría, por ejemplo, hacer uso de la VPN pero con un ancho de banda limitado. Si le convence, entonces considerar pagar.

Con estos extras lo que Firefox pretende es construir una relación más personal con sus usuarios, aportarles valor y ganar su confianza. Todo eso se traduciría en fidelización, algo importante si vemos cómo la guerra por ser el navegador por defecto sigue siendo igual de importante que hace años.

Compitiendo por ser el mejor navegador

Chrome, Safari e incluso Edge tienen más opciones que navegadores como Opera o Firefox. El primero por su alta popularidad gracias a Android, el segundo por ser el navegador por defecto en macOS e iOS, el tercero por ser de Microsoft y venir junto a Windows.

Firefox tuvo su época dorada justo antes de aparecer Chrome, desde entonces tiene que luchar para ganar visibilidad. Para ello trabaja sin descanso en ofrecer mejores opciones al usuario. En los últimos meses ha ido incorporando novedades como una mejor gestión del rastreo que hacen algunas paginas a los usuarios, recomendaciones de extensiones útiles o la reciente llegada de un administrador de contraseñas llamado Firefox Lockwise, con el que se facilita mantener los inicios de sesión de una web.

Veremos cómo avanza todo y si obtenemos más información acerca de los planes futuros de la Fundación Mozilla con Firefox. Por ahora, sin duda, pinta interesante. Si por precio y características de su VPN convence, podría ganar cuota de mercado, tanto en sistemas de escritorio como móviles.