Google Maps sigue redirigiendo a clínicas provida cuando se buscan centros para abortar

La polémica está servida en un país en el que el tema está precisamente más en el punto de mira que nunca. Nos referimos al derecho a abortar en EEUU y a los particulares resultados que muestra Google cuando se busca una clínica que lo practique en su mapa: en lugar de indicarla, te sitúa localizaciones de centros provida.

Google, de nuevo en el punto de mira

Google lleva tiempo permitiendo una dinámica un tanto particular y partidista en las búsquedas de sus mapas. Así lo denuncian desde VICE, medio que recoge pruebas y acusaciones bastante graves contra la compañía. Según esta publicación, la firma dirigida por Sundar Pichai continúa arrojando resultados erróneos cuando se realizan búsquedas de centros abortivos en regiones de Estados Unidos en las que el derecho al aborto está bajo amenaza. No solo no ofrecen la información correcta; en su lugar, lo que indican son las posiciones de clínicas provida, que se encargan precisamente de intentar convencer a las personas decididas a abortar de que no lo hagan.

Hemos dicho antes que «continúa» mostrando resultados erróneos y es que no es ni mucho menos la primera vez que a Google se le acusa de esto. Sin ir más lejos, el año pasado, durante su famosa conferencia para desarrolladores Google I/O, un grupo de activistas se plantó a las afueras del evento para protestar por esta práctica y exigir a la empresa que tome de una vez medidas al respecto. Hace unos años también se vio obligada a retirar anuncios pagados por centros de dudosa ética por presión popular: se trataba de «clínicas» que se encargan de dar información errónea a las mujeres sobre el proceso del aborto y las intentaba persuadir con prácticas inadecuadas e intimidatorias. Entonces se le acusó a Google de «cómplice» de este tipo de organizaciones.

Ahora el tema vuelve sobre la mesa tras la investigación de VICE, donde recogen lo grave que resulta esta situación, indicando que existen etiquetas erróneas y un absoluto desentendimiento por parte de la compañía. Si por ejemplo se busca dónde abortar en Bismarck, en Dakota del Norte -pantallazo bajo estas líneas-, la única clínica que lo práctica, situada en Fargo, no aparece; en su lugar salen resultados de centros fundados por grupos políticos que se oponen a los derechos de aborto y hasta el National Memorial For the Unborn, un memorial para niños no nacidos.

Mapa clinicas aborto Google

La investigación de Carter ShermanDavid Uberti, periodistas encargados del artículo, es mucho más extensa, por supuesto, indicando que hasta en 21 ciudades distintas se encontraron con resultados que no correspondían con lo que buscaban o se relacionaban con etiquetas confusas («para hacer test de embarazo», «cuidado del salud de la mujer») que no tienen que ver con el proceso.

Paul Pennington, como portavoz de Google, ha indicado a la publicación que la compañía es consciente de estos problemas que se deben a que tanto los centros proabortistas como los que están en contra usan a menudo palabras clave similares -de manera intencionada por parte de los segundos, claro-, provocando que los sistema automatizados de Maps se líen y que tampoco los analistas (humanos) sean capaces de corregirlo. Además, indica que muchas veces las clínicas proaborto están muy alejadas de la ciudad y por tanto Maps puede no considerarlas un «resultado local». Otro portavoz reconoce además que han podido existir «errores» en el proceso de aprobación, dando por válidos centros de aborto que en realidad no lo son…

Aún con ello desde el año pasado Google ha hecho un trabajo importante para corregir esto -más que nada tras un artículo publicado en 2018 por Gizmodo en el que se denunciaba lo mismo-, sin embargo, sigue siendo insuficiente para una compañía de su calibre y para un tema tan serio como este.

 

Nota al lector: no se tolerarán comentarios despectivos, que inciten al odio o en los que se debata sobre el derecho o no al aborto. Si quieres comentar al respecto, por favor, cíñete al asunto de la noticia.