Pixelmator Photo es el editor fotográfico que deberías probar si tienes un iPad

El revelado fotográfico es, en muchas ocasiones, lo que separa a una fotografía normal de una foto espectacular. Sí, el encuadre y otros aspectos técnicos son importantes, pero si sabes tocar bien parámetros como el color, exposición, tonos, etc., puedes dar el look que quieras a cualquier imagen y hacerla mucho más atractiva. Por eso, si además tienes un iPad y te gusta la edición deberías probar Pixelmator Photo.

Pixelmator Photo, una experiencia de edición brutal

Durante todos estos años que llevo usando ordenadores y dispositivos móviles he experimentado muchos editores fotográficos. Especialmente en iOS y Android es donde he probado más opciones, desde VSCO -especialmente por la calidad de sus filtros- hasta Polarr en iOS o Snapseed.

Sí, también Lightroom, el editor fotográfico de Adobe no sólo es una herramienta super potente sino también prácticamente el estándar entre fotografos profesionales con permiso de Capture One, pero ya sabes, por su modelo de suscripción tengo que admitir que siempre evito depender de ella y por eso pruebo alternativas.

Pues bien, la que estoy usando desde hace un par de semanas, gracias a la beta pública que lanzaron y ahora con la versión final ya disponible en la App Store, es Pixelmator Photo. Un editor fotográfico no destructivo que lleva a otro nivel la edición de imágenes en iOS, en particular en el iPad.

Este editor cuenta con todo lo necesario para realizar una edición completa y precisa de cada imagen, incluso aquellas que están en formato RAW (soporta más de 500 tipos de RAW de distintas cámaras). Pero no es sólo una opción más dentro del amplio catálogo de apps para editar fotos de iOS, es por ahora y para mí de las mejores alternativas que creo vayan a existir en la tienda de aplicaciones de Apple. Así que, si te parece, te muestro algunas cosas.

Lo primero es su interfaz, la forma en la que están dispuesta las distintas herramientas, los menús, cómo se accede a ellos o el simple hecho de poder cambiar el panel de estas herramientas a la izquierda o derecha según seas zurdo o diestro enamoran. Es una aplicación a la que resulta muy fácil adaptarse, pero aún hay más cosas.

Junto a la capacidad nativa para editar archivos RAW tenemos también filtros por defecto de gran calidad. Clasificados por estilos, la facilidad para cambiar el look de una fotografía con sólo seleccionar uno de estos es enorme y fantástica.

Luego están las propias herramientas de edición, desde todo lo necesario para reencuadrar la imagen, recortar o voltear hasta las que permiten ajustar balance de blancos, exposición, etc. Dentro de esas opciones, todo lo relacionado con los ajustes individuales por color, las ruedas y demás permiten un control tan exacto de la fotografía que sólo te limitará tu creatividad y conocimientos para tocar donde debes para lograr un look determinado.

Si eres un usuario con menos conocimientos, tiene opciones que mediante machine learning son capaces de analizar la imagen para aplicar el ajuste que crea más adecuado para lograr esa mayor espectacularidad en la imagen. Y si te parece poco, incluso es capaz de permitirte seleccionar un objeto y borrarlo.

Sin duda, Pixelmator Photo es una de esas aplicaciones que si tienes un iPad y te gusta editar fotos deberías probar. Puede que según tus necesidades sea excesivo o insuficiente. Pero en cualquier caso es una gran aplicación a la que se le puede sacar mucho partido.