El truco de comprar cuentas familiares de Spotify a buen precio dejará de funcionar por la localizacion

Las cuentas familiares de los servicios de streaming suelen ser una modalidad muy útil para ahorrar costes entre miembros de una misma familia, sin embargo, estas ventajas se suelen aprovechar para repartir cuentas entre usuarios que, precisamente, no son de la misma familia. Esto ha permitido la creación de un mercado negro de cuentas bastante grande, así que Spotify está tomando medidas para acabar con él.

El fin de las cuentas compartidas en Spotify

Tal y como apuntan en CNET, el nuevo pliego de condiciones de uso del servicio ha añadido un nuevo epígrafe en el que aquellos usuarios con suscripciones Plan Familiar deberán de proporcionar datos de ubicación “de vez en cuando”, para así garantizar que realmente pertenecen a una misma familia.

Con estos datos de ubicación, Spotify podrá saber exactamente si los todos los usuarios que hacen uso de una misma cuenta familiar están realmente viviendo en la misma dirección, lo que significaría que se tratan de miembros de una misma familia.

Esto obviamente levantará una oleada de críticas relacionadas con la privacidad. El servicio ya probó temporalmente esta función de localización GPS, y acabó cerrando las pruebas después de ver cómo los usuarios se negaban a ofrecer la ubicación. Aún así, Spotify implementará este reconocimiento de ubicación fugaz, así que ya veremos cómo responden los usuarios.

Por el momento se desconoce cuántas veces y cuándo Spotify comprobará dónde vives para evitar que compartas cuenta, pero lo que está claro es que este tipo de información podría permitir a la compañía conocer nuestros hábitos diarios, algo que los usuarios no estarían dispuestos a compartir.

O vives en la misma dirección, o te cancelan la cuenta

Las nuevas condiciones no dejan ningún tipo de dudas. La dirección de los usuarios se comprobará periódicamente, y en el momento que se identifique algún tipo de irregularidad (usuarios localizados en lugares completamente diferentes), la cuenta será cancelada de inmediato. Los términos y condiciones del servicio dice lo siguiente:

B. Tras la activación de una cuenta subsidiaria del Plan Familiar, el usuario tendrá que confirmar su domicilio.

C. Es posible que, de vez en cuando, se pida volver a confirmar el domicilio, con el fin de verificar que se siguen cumpliendo los requisitos para acceder al servicio.

Usamos el buscador de direcciones de Google Maps para ayudar a los usuarios a encontrar y configurar su domicilio. La dirección que introduce el usuario al activar o confirmar el domicilio estará sujeta a los Términos adicionales de servicio de Google Maps y la Política de privacidad de Google.

Spotify se reserva el derecho de rescindir o suspender el acceso al servicio Plan Familiar de Spotify Premium y a las cuentas familiares de Spotify Premium inmediatamente y en cualquier momento si el usuario no cumple con los requisitos y lo establecido en los Términos y condiciones de uso de Spotify.

¿Qué gana Spotify realizando esta vigilancia?

Los motivos son más que evidentes. Mientras una cuenta Premium individual cuesta 9,99 euros al mes, las cuentas familiares Premium (Plan Familiar) cuestan sólo 14,99 euros al mes, y se pueden compartir entre 6 usuarios. Si 6 usuarios completamente desconocidos comparten una cuenta familiar, las pérdidas de Spotify se multiplican rápidamente, ya que, en lugar de obtener 9,99 euros por cada uno de ellos, obtendría sólo 2,5 euros por cada uno.

Es comprensible que la marca quiera controlar este tipo de prácticas ilegales, sin embargo, las medidas que está dispuesto a implementar podrína no hacer demasiada gracia a los clientes. ¿Le pasará factura? Con otras ofertas como Apple Music y Tidal (las cuales no requieren localización para compartir cuentas), es posible que muchos usuarios cambien de bando con tal de no regalar su privacidad.