Ya puedes añadir reacciones a los mensajes privados de Twitter

Twitter se suma al resto de aplicaciones que permiten añadir reacciones. Aquello que implementó Facebook hace ya algunos años, ahora parece que se convierte en básico en cualquier aplicación. Eso sí, por ahora sólo para mensajes privados.

Así puedes añadir reacciones en Twitter

Las reacciones en redes sociales se han convertido en algo habitual en la mayoría de ellas. Lo que inició Facebook gustó, o muchos se acostumbraron a usarlas y eso provocó su rápida expansión. Twitter ha sido de las últimas plataformas importantes en darle acogida.

Desde hoy, tras actualizar la aplicación, ya se pueden usar estas reacciones en los mensajes directos de Twitter. Es decir, no puedes utilizarlas en nada de lo que ves en el Timeline, allí seguirás con las mismas opciones de FAV y RT. Pero en los mensajes que intercambias con otros usuarios sí podrás utilizar una de las siete reacciones disponibles.

Tienes tres emojis, uno llorando de la risa, otro con cara de sorprendido y un tercero con una lágrima. Luego hay un corazón, una llama y los clásicos de pulgar arriba y abajo. Si eres usuario de Facebook verás que son prácticamente los mismos a excepción del de la llama.

Para hacer uso de estas reacciones no tienes que hacer nada especial. Cuando intercambies mensajes privados con otros usuarios verás que al lado de sus mensajes aparece un icono de un corazón con el símbolo + dentro. Si pulsas sobre verás que aparecen las siete reacciones antes mencionadas. Pulsa dos veces sobre la que quieras usar y listo.

En cada mensaje verás las reacciones y un número que indica cuántas ha tenido ese mensaje. Lo que sí es llamativo es que sólo se ve el icono de la última. Y por cierto, si le mandas una de estas reacciones a un usuario que cuenta con una versión anterior de la app de Twitter para iOS y Android que no soporta su uso, lo que van a recibir es un mensaje de texto con el icono. Esto es bueno saberlo, para que sepas de qué va el tema si te llegan algo así.

Por lo demás, poco que añadir a una funcionalidad que habrá quien use y quien directamente ignore como hasta ahora ha ido haciendo en todas y cada una de las redes y aplicaciones que las ofrecían. Al final no es más que una forma extra de interactuar con el contenido que nos envían, textos o multimedia.

Tal vez, en algunos grupos privados de Twitter sí pueda tener sentido el uso de reacciones, pues ayuda a no «ensuciar» mucho la conversación con tantos mensajes extras. Pero eso ya que lo valore cada uno a medida que vaya usándolo o no.