UFS 3.1: lo que debes saber del nuevo estándar de memorias más allá de los datos

La JEDEC Solid State Technology Association ha presentado el nuevo estándar de memorias UFS 3.1. Una versión actualizada del hasta ahora actual UFS 3.0 donde se mejora la eficiencia y rapidez de acceso a los datos. Pero por qué debería interesarte, pues porque en parte la unidad de almacenamiento de tu dispositivo es responsable de la experiencia de uso que obtienes cuando lo usas. Así, esto es lo que debes conocer de UFS 3.1

Memorias UFS 3.1, qué mejoras ofrecen

UFS 3.1 estandar

El estándar UFS 2.0 se lanzó en 2015 y ya supuso una mejora importante respecto al hasta ese momento actual estándar eMMC. Ahora, tras unos años y con el UFS 3.0 como última versión, llega una actualización que si bien es una mejora ofrece interesantes prestaciones para todos aquellos dispositivos que lo empiecen a integrar.

Hasta ahora, a excepción de gamas altas y algún que otro gama media, la mayoría de dispositivos han hecho uso unidades eMMC. Este es un estándar que comparativamente frente a UFS 3.0 no es tan rápido ni eficiente. Pues bien, la versión 3.1 de UFS está orientada a todo tipo de dispositivos, por lo que cambiará la experiencia general sin importar qué gama sea.

Pero cuáles son esas mejoras del nuevo estándar para memorias UFS (Universal Flash Storage 3.1) desarrollado por JEDEC. Básicamente se podrá decir que se centra en la velocidad y consumo energético, dos aspectos que son importantes en la experiencia de uso.

Las claves del estándar UHFS 3.1:

  • Deep Sleep es un nuevo estado de bajo consumo que permite reducir el consumo de energía, por lo que facilitaría el uso de estas memorias en dispositivos de gama baja.
  • Performance Throttling Notification es la función que dará información a los dispositivos que hacen uso de modos de alto rendimiento cuando la memoria alcance altas temperaturas, así mejorarán la gestión energética y mantendrán el mismo rendimiento.
  • Write Booster, una mejora que potencia la escritura de los datos a través del uso de una caché SLC no volátil que amplia la velocidad de escritura.

Un gran cambio en dispositivos móviles sin importar gama

Vale, si entre tanto nombre técnico aún no te quedo claro, lo que debes tener bien presente es que el nuevo estándar mejorará todo tipo de dispositivos móviles que integren estas nuevas memorias.

En el caso de los móviles dará igual que sean de gama alta, media o baja. Gracias a los avances introducidos, cualquiera de ellos podrá usar este tipo de memorias y mejorar la experiencia sin sacrificar aspectos como la autonomía, que en modelos e bajo coste no es que vaya muy sobrada.

Por lo demás, los primeros dispositivos que se lancen este 2020 y podrían incluir estas nuevas memorias son el Galaxy S20 de Samsung y, posiblemente, también el OnePlus 8. Aún así, todo dependerá en parte de cada fabricante.

Si siguen buscando la máxima rentabilidad es posible que incluso sigan usando unidades eMMC. Pero si quieren competir y atraer a más usuario, entonces usar estas nuevas memorias sería lo más inteligente y que más valor daría a sus propuestas. No obstante, lo importante es que ya sabes de qué trata esta nueva nomenclatura UFS 3.1 que es probable que empieces a leer por muchos sitios.