El vídeo del momento muestra a un youtuber cuando se da cuenta que vuela en ala delta sin arnés

Si estás pensando en vivir la experiencia de volar en ala delta, es mejor que no veas el siguiente vídeo. O bueno, mejor pensado, quizás lo conveniente es que mires qué te puede pasar si no compruebas que llevas el arnés agarrado…. antes de salir al aire. Y es que un youtuber ha vivido (y grabado) la experiencia de darse cuenta en pleno vuelo que no iba correctamente sujeto, pasando por una terrorífica experiencia que, por supuesto, ya está dando la vuelta a internet. Avisamos que la grabación no es apta para los más sensibles.

Volando sin arnés

Volar en ala delta es una de las experiencias más divertidas que puedes vivir en el aire. Eso sí, hay que hacerlo siempre junto a un experto y con todas las medidas de precaución necesarias para que el vuelo no se convierta en la pesadilla que vivió nuestro protagonista. Hablamos de Gursk3, un youtuber que decidió probar esta actividad y, claro está, grabarse en vídeo para recordarlo siempre. Quién le iba a decir que no necesitaría ningún documento gráfico para acordarse del día que estuvo a punto de perder la vida.

Como puedes ver en el vídeo que tienes a continuación, todo parece estar preparado para iniciar el vuelo, sin embargo, hay un detalle importante solo en la secuencia de partida que augura el mal momento que Gursk3 vivirá después. A diferencia del instructor del ala delta, él no tiene el arnés amarrado al aparato de planeamiento, situación de la que no será consciente hasta que salgan volando y directamente empiece a escurrirse.

Durante 2 eternos minutos y 14 agonizantes segundos, el youtuber lucha por mantenerse agarrado a la barra del ala delta sin ningún tipo de soporte, mientras que su acompañante intenta por todos los medios ofrecerle algún tipo de ayuda extra mientras busca la manera de aterrizar lo antes posible. Las condiciones del lugar no se lo ponen nada fácil ya que se ven obligados a sortear un bosque antes de encontrar una zona con las condiciones apropiadas para aterrizar con seguridad.

Como habrás leído al final de la grabación, Gursk3 necesitó cirugía tras fracturarse el radio del brazo y actualmente lleva una placa de titanio y siete tornillos. También se desgarró el tendón del bíceps izquierdo tras haber estado tanto tiempo agarrado a la barra aguantando su propio peso y la fuerza de la velocidad del propio ala delta. A ver quién se monta ahora en uno. De locos.