Décadas después sigue sin saberse quién hizo esta misteriosa silueta captada por la NASA

La NASA acaba de hacer pública una imagen que ha reavivado uno de los grandes misterios de nuestra época: el origen del Marree Man. Se trata de una gigantesca silueta aparecida en Australia que apareció de la noche a la mañana sin saber quién es su autor. Si no tenías constancia de ella, es hora de que te enteres de qué es y de las curiosas historias que la rodean.

Marree Man, el misterioso hombre descubierto por la NASA

Corría el año 1998 cuando un piloto llamado Trevor Wrigh, que volaba por la zona sureste del lago Eyre (en una meseta del sur de Australia), vio algo que llamó poderosamente su atención. Se trataba de una silueta gigantesca de una hombre con una especie de lanza en su mano (hablamos de una longitud de más de 3 kilómetros y medio que la convierte en el segundo geoglifo más grande del mundo, que se dice pronto). Más de dos décadas después este misterioso dibujo sigue siendo un auténtico misterio y nadie ha sido capaz de averiguar quién creó semejante imagen en el suelo. Al menos con pruebas, claro.

Un artista de una ciudad australiana confesó en su lecho de muerte hace unos años ser el autor de la silueta, pero otras pistas indican que podría ser obra de alguien de Estados Unidos. Sea como sea, a la misteriosa silueta bautizada como Marree Man -por su cercanía al prueblo de Marree- no le ha faltado mantenimiento. Lo que estás leyendo. Desde que se hiciera conocida, las visitas a esta zona del continente crecieron de manera desorbitada, algo que aprovecharon los comercios cercanos para hacer negocio. Tal es así que en 2016, viendo que la silueta empezaba a borrarse, los dueños de los locales que más beneficio sacan con su existencia restauraron el geoglifo, empleando coordenadas de GPS, una niveladora y cinco intensos días en su reconstrucción.

Marree Man

Esta vez se estera que dure mucho más: en su arreglo se han creado nuevos surcos para retener agua y estimular así el crecimiento de vegetación. La idea es que las líneas ahora blancas se vuelvan con el tiempo verdes.

Así lo explican en un artículo publicado en el blog de la NASA, a la que pertenece la última imagen obtenida de la silueta. Esta fue tomada el 22 de junio de 2019 por el satélite de observación terrestre estadounidense Landsat 8 y permite ver mucho mejor las formas de la enigmática silueta.

Lo que sigue sin descubrirse por mucha restauración o satélite que se emplee es quién anda detrás de esta creación. Un empresario y filántropo australiano llamado Dick Smith ha llegado a ofrecer 5.000 dólares a cualquier persona que pueda sacar a todos de dudas y aporte algo de luz (con pruebas, claro) sobre quién es el autor del Marree Man. Smith lleva más de dos años con un equipo investigando el caso. El empresario apunta que cree que el Hombre de Marree está inspirado en una antigua estatua de Zeus y que ha sido creado por alguien (con ayuda, claro) con suficientes conocimientos sobre el tema.

¿Se descubrirá algún día el misterio?