Willem Dafoe cuenta cómo se mantuvo oculto en el rodaje de Spider-Man: No way home

Willem Dafoe cuenta cómo se mantuvo oculto en el rodaje de Spider-Man: No way home

Isaac García

Spiderman: No Way Home, aparte de ser un taquillazo brutal, ha sido una de las películas recientes con más talento por metro cuadrado. La cantidad de actores famosos que volvieron a retomar sus papeles icónicos de la franquicia es tremenda. No faltó nadie y uno de los que resultaba imprescindible era Willem Dafoe. El oscarizado actor ha contado recientemente cómo mantuvieron hasta el final la sorpresa de que se vestiría otra vez de Duende Verde, y nosotros te lo contamos a ti.

La verdad es que Spider-Man: No Way Home hizo muy buen papel a la hora de mantener en secreto la aparición, o no, de algunos actores legendarios de la franquicia Spider-Man en sus diversas encarnaciones. Sobre todo, en estos tiempos de Internet.

La peor parte le tocó al pobre Andrew Garfield, que se encontraba en medio de la promoción de su película Tick Tick Boom a la vez que se acercaba el estreno de Spider-Man, así que fue acribillado a preguntas hasta que se hartó.

Otro que pasó más desapercibido fue Willem Dafoe en su papel de Duende Verde. Mientras que Jamie Foxx, como Electro, y Alfred Molina, como el Doctor Octopus, fueron confirmados mucho antes, Dafoe quedó para el final y nadie sabía muy bien si saldría.

Al final lo hizo y así nos lo escondió Marvel.

Cómo ocultaron a Willem Dafoe en el rodaje de Spider-Man: No way home

Willem Dafoe como el Duende Verde

La filmación de la película se produjo en múltiples localizaciones. Principalmente, se hizo en algunos de los barrios más legendarios de Nueva York, incluyendo Queens, el lugar en el que vive Spider-Man. Y ocultar en esa ciudad a una estrella como Willem Dafoe no era fácil.

Aunque el actor tiene casa allí junto a su mujer, lo cierto es que no se prodiga por la ciudad, de hecho, él mismo reconoce que lleva una vida nómada de acá para allá, con lo que haberlo visto por las calles de Nueva York habría despertado sospechas.

Así que trataron de ocultarlo como fuera, con medidas clásicas, pero efectivas.

En una aparición en el show de Jimmy Kimmel, el actor explicó lo que hicieron.

Cuando acudía al rodaje, Willem Dafoe iba siempre encapuchado y cubierto de una túnica negra, siendo transportado además en un coche con las ventanas tintadas.

En ese vehículo iba de casa al rodaje y del rodaje a casa. Los ejecutivos de Marvel no querían que fuera a ningún sitio y nadie lo viera por la ciudad, a fin de que nadie se percatara y uniera los puntos de que Willem Dafoe estaba en el mismo lugar que el rodaje de Spider-Man.

Lo cierto es que funcionó.

Nadie tenía 100% claro que Dafoe apareciera, hasta que en los teaser trailers finales comenzaron a dar pistas de que El Duende Verde, el malvado más legendario de los cómics de Spider-Man también iba a estar en su película más grande hasta la fecha.

Una vez más, pudimos disfrutar de los gestos deformados de Dafoe, muy adecuados para la personalidad poseída del supervillano. Su papel en la película es fundamental y el resto es historia de Marvel.

¡Sé el primero en comentar!