El gato de Lightyear (Pixar) ahora puede ser tuyo a tamaño real

El estreno de Lightyear nos ha traído de vuelta todos los recuerdos que tuvimos cuando en 1995 fuimos al cine a ver aquella magistral Toy Story. Conocer los orígenes del comando espacial Buzz es una experiencia que os recomendamos, aunque por el camino aparezcan nuevos personajes que no teníamos en el radar. Incluido un gato robótico que hace las delicias de los más pequeños con su contrapunto cómico en cada escena.

Llévate a Sox a casa

El caso es que cuando se produce un nuevo estreno de una película de la factoría Pixar (Disney) podemos esperar que el merchandising adopte las formas más inimaginables. En este caso, alguien no se ha conformado con una reproducción a una escala juguete del gato robótico de Buzz Lightyear (que se llama Sox) y ha pensado que sería buena idea hacerlo 1:1. Es decir, tal cual se ve en los cines, así lo podrás tener en tu casa.

El caso es que la empresa Super7 ha decidido crear este juguete que es un clon del que podéis ver en Lightyear ya que cuida cada detalle para que no echemos en falta nada. ¿Un ejemplo? La jaula de transporte, que no solo nos recuerda que es “Propiedad del Mando Estelar”, sino que viene con agujeritos para que el animal respire. Algo que no sirve de nada cuando llevamos en el interior una forma de vida que no consume oxígeno para vivir sino cables, relés y chips alimentados por una simple batería.

Sox, gato de Lightyear.

Disponible a finales de junio

Este Sox juguete podréis comprarlo en el enlace que os dejamos más abajo por un precio de 400 dólares, es decir, unos 380 euros al cambio, aunque tendréis más tarde que añadirle los gastos de envío y es posible que incluso algún extra aduanero ya que viene de EE.UU. Aun así, seguro que os merece la pena conseguir este Sox que tiene una cola que brilla (como en la peli), un collar de piel sintética con chapa identificativa y un peso de… ¡11,5 kilos!

Sí, sí, habéis leído bien, porque este Sox no solo quiere tener el mismo tamaño sino dar la sensación de que es de verdad al cogerlo. Así que mucho cuidado con dejarlo sobre una mesa en altura no sea que al caer se rompa en mil pedazos o, directamente, deje de funcionar. Bueno, en realidad no lo va hacer porque como os hemos señalado anteriormente ni anda solo, ni habla, ni mantiene conversaciones… ¡nada!

Sox, gato de Lightyear.

Este Sox a escala (y peso) real es bastante sieso por lo que no podrás comunicarte con él, pero al menos le acompaña su pequeño robot ratón al que en la película persigue para distraerse mientras Buzz consigue que le deje en paz –cuando se pone especialmente pesado. Un juguete destinado a decorar alguna estantería de vuestra casa, preferiblemente dentro de la jaula “Propiedad del Mando Estelar” y que por ese precio seguramente podrían haberle añadido alguna función inteligente.

¿Qué tal esos ruidos blancos que en la película le sugiere reproducir a Buzz antes de echarse a dormir?

Fuente > Super 7

¡Sé el primero en comentar!