Algunos Illuminati llegaron a Dr. Strange 2 en el último minuto

Algunos Illuminati llegaron a Dr. Strange 2 en el último minuto

José Luis Sanz

Doctor Strange en el Multiverso de la Locura se ha convertido rápidamente en uno de los pilares fundamentales de la nueva Fase 4 del Universo Cinematográfico de Marvel debido a que en ella se explora de primera mano el multiverso y todas las consecuencias que su exploración podría llegar a causar de no hacerse de manera correcta.

Además, esta película nos ha dejado grandes momentos que han hecho las delicias de los fans, como por ejemplo todas aquellas que involucran a una Bruja Escarlata desatada, el viaje multiversal que hacen el Doctor Strange y América Chávez o la escena en la que nuestro héroe, mediante un hechizo del Darkhold, camina en sueños y es capaz de poseer el cadáver de un Doctor Strange alternativo para ir a detener a Wanda. Pero, sin duda, la más memorable de toda la película es la aparición de los Illuminati.

Antes de hablar sobre el tema, recordad que vamos a tratar con todo lujo de SPOILERS la trama, así que si no habéis visto la película estáis avisados.

El juicio de los Illuminati

En la escena en cuestión, el Strange del Universo 616 es llevado ante los Illuminati, el grupo de héroes predominante en la Tierra 838 y cuyos integrantes son Mordo, la Capitana Carter, la Capitana Marvel (que en este universo es María Rambeau), Black Bolt, Mr. Fantástico y el Profesor X. Estos héroes subestiman el poder de Wanda, lo que termina causando que sean asesinados por la Bruja Escarlata de maneras tan violentas y dolorosas que a día de hoy todavía seguimos sorprendidos de que Disney le diera permiso a Sam Raimi.

Pero, ¿Sabíais que dos de estos miembros, de los Illuminati, no iban a estar originalmente en la cinta? Así es, específicamente, Reed Richards y Black Bolt fueron incorporados a la narrativa tan tarde que al departamento de vestuario no le dio tiempo a hacer trajes para que los actores los usaran y se vieron obligados a crearlos digitalmente en postproducción.

El diseñador de vestuario afirmó que lo sentía por los encargados de los efectos visuales, ya que esos dos personajes fueron añadidos de último minuto, por lo que no les dieron ningún casting previo para estos personajes. También menciona que un inconveniente que el equipo de VFX tuvo que afrontar fue el de las restricciones a la hora de viajar, ocasionadas por la pandemia.

Un ejemplo muy ilustrador de este hándicap fue que Sir Patrick Stewart, que interpreta a Charles Xavier, no pudo ir a las grabaciones de la película en Londres, por lo que sus escenas fueron filmadas en otro sitio. Sin embargo, y a diferencia de lo que podría parecer, no todos los personajes llevaron trajes hechos por ordenador. Por ejemplo, la Capitana Marvel llevaba uno 100% hecho con materiales reales. Nada de CGI.

De todas formas, ¿no os parece alucinante que sea prácticamente imposible diferenciar entre los actores que llevan vestimentas de verdad de los que han tenido que pasar por el filtro mágico de los CGI y los efectos visuales 3D?

¡Sé el primero en comentar!