My Son, la película de Amazon en la que su protagonista actúa sin guión

My Son, la película de Amazon en la que su protagonista actúa sin guión

Isaac García

Si creías que ya no se hacían películas diferentes, Amazon quiere que cambies de opinión. La productora de cine ha creado una película que tiene un curioso aliciente. Su protagonista principal, que es el famoso actor James McAvoy, actúa sin guion y no tiene ni idea de lo que va a suceder a continuación, o lo que le van a decir otros actores. Tiene que improvisar completamente. Te contamos de qué va la película y por qué de tan curiosa y arriesgada premisa.

Todas las películas son iguales. Eso es lo que pienso después de casi cada sesión semanal de cine que tengo (a veces, doble). Sin embargo, lo que está claro es que Amazon ha estrenado un film, titulado Mi hijo (My son) y que ya tienes disponible en su plataforma de streaming para contradecirme.

Porque en esa película, su protagonista principal actúa sin guion en un ejercicio constante de improvisación y reacción ante lo que sucede.

James McAvoy actúa sin saber qué tiene que decir

A los lectores de El Output les sonará James McAvoy porque interpretó, entre muchos otros personajes, al profesor Charles Xavier en los X-Men. La verdad es que sus habilidades de telépata le habrían venido bastante bien para la película, ya que en ningún momento tuvo guion.

La gracia de todo estuvo en que, mientras que apenas se le explicó en términos generales de qué iba la cosa y cuál era su personaje, no tenía líneas de diálogo escritas.

Todo lo tuvo que improvisar, reaccionando como mejor supo a lo que ocurría en las escenas que rodaban y lo que le decían los demás actores.

Mi hijo es el remake de una película francesa titulada del mismo modo. Su director original era Christian Carion, el cual también se ha encargado de esta versión de My Son y, para el remake, emplea las mismas técnicas de improvisación que la original.

¿Y por qué hacerlo así?

El curioso motivo por el cual no tiene un guion

James McAvoy en My son

La película narra la historia de un padre (James McAvoy) cuyo hijo, de tan solo 7 años, desaparece. Pronto parece claro que es un secuestro y el personaje de McAvoy, ausente siempre por trabajo, trata de redimirse de su culpa y dejadez encontrando como sea a su hijo.

La película es un thriller y aquí es donde entra el motivo de que actúe improvisando.

En 2020, el presidente de la productora STXfilms Motion Picture Group, Adam Fogelson, reveló el porqué: «James realizará el trabajo detectivesco de la película en tiempo real, ante la cámara, para crear una tensión veraz». Es decir, que McAvoy se entera, a la vez que el público, de lo que está ocurriendo.

Alegando también que le gustaba apoyar la narración audaz e innovadora de propuestas como esta, ficharon a Claire Foy (famosa por ser la reina Isabel de joven en la serie The crown) para darle la réplica. Al menos, ella sí sabía lo que estaba sucediendo y tenía diálogos.

¿Y el resultado? Pues no he visto la película, no te voy a engañar, pero la recepción general parece bastante tibia. Con apenas una puntuación de 6 por los usuarios de Amazon y no muy buenas críticas en general, parece que la cosa no convence.

Eso sí, es innegable que, al menos, se ha intentado hacer algo diferente. No con la historia en sí, pero al menos con su ejecución.

¡Sé el primero en comentar!