Estas son las resurrecciones gracias al CGI más imposibles de cine y TV

Hace un par de días apareció la noticia de que Marvel Studios había adquirido los derechos de imagen de Stan Lee, el amado creador de la compañía de cómics que desgraciadamente falleció en el año 2018. Gracias a esta transacción, el indiscutible rey de los cameos volvería a aparecer en las películas y series de la compañía gracias al inmenso archivo de vídeos que hay disponibles sobre él así como, sobre todo, el uso de gráficos generados por ordenador (CGI.)

Esta decisión por parte de Marvel Studios ha dividido a los fans entre aquellos que no pueden esperar a volver a ver a este entrañable señor dentro de los proyectos futuros de la Fase 4, mientras que otros repudian la idea de que ni siquiera la muerte sirva de pretexto para dejar en paz a una persona. Sin embargo, cabe recalcar que esta no sería la primera vez que se usa la técnica del CGI para poder resucitar a actores ya fallecidos.

Algunos de los ejemplos más recordados son los siguientes…

Brandon Lee

Fue el primero de todos. Sonado fue su fallecimiento en pleno rodaje de la película El Cuervo que, para terminarse y poder llevarla a los cines, necesitó de gráficos por ordenador para recrear algunos planos con el hijo de Bruce Lee (otro actor que también fue revivido después de muerto, pero con técnicas menos depuradas que las usadas con su vástago). Él abrió el camino.

Peter Cushing

Como podéis ver, la saga de Star Wars ha utilizado la técnica de la resurrección CGI en más de una ocasión. En la película Rogue One: Una Historia de Star Wars devolvieron a la vida (digitalmente) a toda una institución como era Peter Cushing, que dio vida al mítico Grand Moff Tarkin en el Episodio IV de La Guerra de las Galaxias. Aunque el CGI no convenció a algunos adeptos, para la época fue una hazaña impresionante.

Harold Ramis

Fue un golpe devastador la muerte de este actor y director en el año 2014. En la película Cazafantasmas: Más Allá, durante la batalla final contra el temible Zuul, llegan de repente los cazafantasmas originales a salvar el día, menos Egon Spengler, que en la ficción estaba muerto desde hace años. Por sorpresa, aparece la versión fantasmagórica del personaje de Harold Ramis, que se une a la batalla contra el ente demoníaco, reuniendo así a los miembros originales de la película de 1984. ¡Pelos como escarpias!

Oliver Reed

Oliver Reed fue otro de los actores que necesitó de ciertos retoques para concluir su trabajo en Gladiator ya que el intérprete británico falleció durante el rodaje. En el vídeo que tenéis encima podéis ver la secuencia para la que se necesitaron ciertas pinceladas CGI, así como los planos de donde se sacaron las expresiones de su gesto.

Paul Walker

Uno de los casos más sonados en tiempos recientes. El joven actor protagonista de la exitosa franquicia de Fast and Furious falleció en un trágico accidente de coche en 2013. Para que el personaje hiciera acto de presencia en la séptima película de la saga se recurrió a uno de los hermanos de Walker para que hicieran de doble de cuerpo, mientras que el rostro del actor sería añadido en postproducción. Al final de la película se le dio un sentido homenaje que a día de hoy sigue haciendo a los fans llorar como magdalenas.

Marlon Brando

Fue para Superman Returns que Warner decidió revivir el personaje de Jor-El y, por tanto, traer de vuelta a Marlon Brando, que ya había actuado en las películas originales de finales de los años 70 y principios de los 80. Aunque escondido tras un bloque de hielo de la Fortaleza de la Soledad, puede percibirse esos toques CGI de los gráficos 3D.

Carrie Fisher

Uno de los casos más sonados de la resurrección CGI de actrices. La legendaria intérprete falleció a finales del año 2016 de manera inesperada y aunque ya había filmado sus escenas para la octava entrega de Star Wars Los Últimos Jedi, no la dio tiempo a grabar sus escenas para el final de la trilogía. Los guionistas, en lugar de optar por matarla fuera de escena, decidieron utilizar escenas eliminadas de los episodios VII y VIII. Además, durante un flashback en el que Leia entrena junto a Luke, la actriz fue resucitada y rejuvenecida digitalmente. Antes, había aparecido también en Rogue One: Una Historia de Star Wars con un aspecto parecido al que mostró en la película original de 1977, aunque en ese instante no había muerto.

Extra: Mark Hamill

En este caso nuestro protagonista no ha fallecido, pero fue un caso tan comentado que teníamos que incluirlo por aquí aunque fuera a modo de «extra». En uno de los momentos más emocionantes de la televisión moderna, durante el final de la segunda temporada de El Mandaloriano, vimos cómo un rejuvenecido maestro Luke Skywalker salvaba a nuestros héroes de una horda de soldados oscuros. Esta versión del personaje interpretado por Mark Hamill contaba con una cara rejuvenecida que no convenció demasiado a los fans. Por el contrario, durante El Libro de Boba Fett pudimos ver de nuevo a este Skywalker joven, en esta ocasión con un CGI mucho más fiel al actor (en su papel de 1977, 1981 y 1983), llegando incluso a parecer una escena eliminada del Ep. VI.

¡Sé el primero en comentar!