7 secretos de la saga El Señor de los Anillos que te sorprenderán

7 secretos de la saga El Señor de los Anillos que te sorprenderán

Isaac García

¿Qué se puede decir de la saga de El Señor de los Anillos que no se haya dicho ya? Pues lo cierto es que unas cuantas cosas. Y es que esta obra maestra de la literatura y el cine esconde curiosidades que muchos, incluidos los fans, desconocen. Por eso, te mostramos 7 secretos de El Señor de los Anillos que, muy probablemente, te sorprenderán.

Es la saga más conocida de la literatura fantástica, además de una trilogía magistral de cine que va camino de convertirse en un clásico. Sin embargo, en los rincones de los libros y las películas se esconden secretos como estos.

1. Sean Connery iba a interpretar a Gandalf, pero no entendió nada

Los productores de las películas tenían a un Gandalf en mente, Sean Connery. Y lo querían tanto, que le ofrecieron hasta el 15% de beneficio como bonus. Pero Connery dejó pasar un papel que le habría dado cientos de millones.

¿Por qué? No comprendió nada y estas fueron sus declaraciones al respecto.

«Nunca lo entendí. Leí el libro. Leí el guión. Vi la película. Sigo sin entenderlo… Me hubiera interesado hacer algo que no hubiera entendido del todo, pero no durante 18 meses».

No te preocupes, que si siempre quisiste saber cómo hubiera quedado, aquí te dejamos un deepfake.

2. Nadie sabe qué fue de los magos azules

Uno de los mayores secretos de la historia de El señor de los anillos seguirá siendo secreto para siempre.

Según el canon de la historia hay 5 magos: Saruman el Blanco, Gandalf el Gris, Radagast el Marrón y Alatar y Pallando, los magos azules.

Pero nadie sabe dónde están estos dos últimos, ni qué fue de ellos. Marcharon hacia el Este lejano de la Tierra Media y nunca más se supo.

3. Aragorn era un hobbit originalmente

En serio, los primeros borradores de Tolkien muestran que las ideas iniciales pasaban por el hecho que fuera un hobbit, aunque sin dejar de ser un montaraz.

De hecho, en una de las posibles historias desechadas, también era un pariente perdido de Bilbo.

Aragorn era un hobbit

4. Nicholas Cage podría haber sido Aragorn

No solo Connery dejó pasar el papel de su vida, también un ídolo de la redacción del El Output: el inigualable Nicholas Cage, que rechazó el papel por obligaciones familiares.

Jason Patric y Russell Crowe también estaban en la recámara si Viggo Mortensen hubiera dicho que no.

5. ¿Dónde están las esposas de los Ents?

Nadie lo sabe, así que a lo mejor están con los magos azules.

Porque otro de los secretos no resueltos de la historia es que todas las esposas de los Ents (los legendarios seres similares a grandes árboles que destruyeron Isengard) desaparecieron sin dejar rastro, condenando a una vida de soledad a sus maridos.

6. El rodaje estuvo lleno de lesiones… y en peligro de volar por los aires

Batalla de la puerta negra

Todo buen fan sabe que Viggo Mortensen se rompió un pie de una patada a un casco y esa escena está íntegra en la película, así que no está actuando cuando grita. Pero, además de eso, Sean Astin (Sam) se atravesó el pie con un cristal, Orlando Bloom (Legolas) se partió una costilla al caer de un caballo y que el doble de Gimli le aterrizara encima. Y por supuesto, Mortensen repitió con un diente roto en el rodaje de una pelea.

Pero es que, además, la escena de la batalla final en la Puerta Negra se rodó en un campo de tiro del ejército neozelandés… que aún tenía minas.

Mortensen y un par de actores se salieron de la zona de seguridad designada con sus caballos y todo el mundo contuvo la respiración, dada la suerte de Viggo en el rodaje.

7. Iba a haber una continuación de la historia, pero era demasiado deprimente

Y es que Tolkien empezó a escribir la historia The New Shadow, ambientada un siglo después de los sucesos de El Retorno del Rey. Sin embargo, apenas avanzó varias páginas.

¿El motivo? Él mismo pensaba que era demasiado deprimente. Al parecer, todo giraba en torno a una conspiración sobre una religión secreta satánica.

No son los únicos, pero sí algunos los más curiosos. Y es que, como has podido ver, El Señor de los Anillos tiene un montón de secretos y recovecos que enriquecen aún más la historia.

¡Sé el primero en comentar!