7 secretos de la saga original de Star Wars que no conocen ni sus fans

7 secretos de la saga original de Star Wars que no conocen ni sus fans

Isaac García

La saga de Star Wars siempre jugó con los enigmas y secretos en su argumento («Yo soy tu padre»), pero lo cierto es que las películas y sus rodajes tienen su propia historia oculta. Para desvelarla, te traemos 7 secretos que ni siquiera muchos fans de la saga conocen. Como verás, unos son graciosos, pero otros resultan mucho más inquietantes…

1. El Retorno del Jedi iba a ser bastante más oscuro

En la trilogía clásica, El Retorno del Jedi es, sin duda, la película más floja. Con un argumento más infantil, porque hay que vender peluches de ewok, lo cierto es los planes originales eran muy diferentes.

Leia no era hermana de Luke y se convertía en reina tras la derrota del imperio, pero a costa de aislarse de sus amigos de la Rebelión. Luke se marcha a explorar la galaxia y su camino como Jedi y Han… Han muere.

Aparte de eso, nada de ewoks y nada de otra Estrella de la Muerte. Pero mientras se rodaba El imperio contraataca, esos planes se desecharon por una versión que contentara a más público y vendiera más juguetes.

2. El sonido de los TIE-Fighters se hizo con…

El sonido de los Tie-Fighters

Un berrido de elefante mezclado con el sonido de un coche circulando sobre asfalto mojado.

Un curioso detalle sobre Star Wars para comentar en las cenas con amigos y que se haga el silencio incómodo, mientras siguen pensando que a ver si encuentras trabajo de una vez.

3. La frase más épica de la trilogía fue improvisada

No nos referimos al «soy tu padre» con el que abríamos esto, sino a la respuesta de Han Solo cuando Leia le dice que le quiere. «Lo sé», replica nuestro truhán favorito, con ese gesto que solo Harrison Ford sabe poner.

El guion decía «Yo también te quiero», pero Ford ha hecho carrera en el cine a base de parecer que todo le importa un pito y esa perla improvisada se quedó en la película.

4. Casi nadie supo que Darth Vader era el padre de Luke

La gran revelación se mantuvo secreta gracias al celo de Lucas y al hecho de que no existía Internet, ni obsesos como nosotros, que no dejamos de examinar cada detalle, en vez de hacernos adultos.

El guion original ponía que Vader revelaba que había matado a Anakin, padre de Luke. Mark Hamill supo la verdad apenas segundos antes de filmar y el resto del reparto se enteró cuando lo vio en el cine.

Seguramente, Harrison Ford no lo sepa aún, porque no se habrá molestado en ver nada. No tenemos pruebas, pero tampoco dudas.

5. El rodaje era una fiesta salvaje

La uña de Carrie Fisher

Especialmente, el de El Imperio contraataca. La biografía de Carrie Fisher (princesa Leia), ya da cuenta de la enorme cantidad de droga que se consumía en el set, lo que le provocó problemas de adicción toda la vida.

Pero es que, por ejemplo, en las escenas de Ciudad Nube, Ford y ella estaban resacosos y sin dormir, tras una fiesta en Londres con los Rolling Stone y los Monty Python, donde consumieron de todo.

Star Wars fue una fiesta salvaje y todos podemos ver «esa uña» de Fisher en El retorno del Jedi que hemos puesto un poco más arriba. La cara de Ford también hace pensar que la fiesta nunca paró.

6. El temor a confundir a Chewbacca con Bigfoot

Siempre hubo un rumor flotando por El retorno del Jedi, que Chewbacca tenía que caminar acompañado de operarios con chaleco reflectante por los bosques de Crescent City, en California, donde se rodaron las escenas de la luna de Endor.

¿Por qué? Para que no lo confundieran con Bigfoot y le dispararan. El propio Peter Mayhew confirmó en Reddit que el rumor era cierto.

7. Joda iba a ser interpretado por un mono

Un capuchino para más señas, con bastón y máscara. Al parecer, el mono entendía actuar como el hecho de quitarse la careta todo el rato y hacer lo que le diera la gana. Así que Yoda se convirtió en marioneta.

Como ves, la historia de Star Wars es fascinante, pero sus secretos no se quedan atrás. Y eso que no hemos hablado de los actores ewok usando sus trajes para, ejem, eso que te imaginas, o del hecho de que los miniaturistas escondieran pequeños posters de Playboy en las maquetas…

¡Sé el primero en comentar!