Si te gustó El Juego del Calamar, prueba con estas otras series

Si has acabado de ver El Juego del Calamar, el último gran éxito de Netflix, es probable que te apetezca seguir viendo algo parecido o completamente diferente. En el caso de querer continuar con este tipo de propuestas donde hay mucha sangre, entre otras cosas, aquí tienes las mejores alternativas a El Juego del Calamar.

Alternativas a El Juego del Calamar

El juego del calamarEl Juego del Calamar ha sido uno de los grandes éxitos recientes de Netflix. Y eso ha quedado demostrado con los datos de audiencia e incluso por la repercusión que ha tenido incluso en los patios de los colegios, donde los niños replican los juegos vistos en la misma. Claro que aquí entramos en un terreno peligroso, porque no es una serie para niños. Así que ojo si tu hijo quiere verla.

Claro que como aquí no queremos entrar en ese debate, que creemos que está más que claro, lo que sí vamos a hacer es recomendarnos algunas series parecidas a El Juego del Calamar que estamos seguro que os gustarán. Aunque también hay películas que son grandes alternativas a Squid Games.

Re: Mind

Imagina que duermes y cuando despiertas estás sentado en un gran comedor del que no puedes salir junto a otras diez personas. Pues es es lo que le ocurre a las once protagonistas de Re:Mind, una serie japonesa en la que sin saber cómo han llegado hasta allí estas chicas tendrán que averiguar qué está pasando, por qué las han aprisionado alrededor de dicha mesa. Está disponible en Netflix

Alice in borderland

También disponible en Netflix y con cierto parecido a Los juegos del hambre, la propuesta de Alice in borderland es muy similar a El Juego del Calamar. Un chico al que le encantan los vídeojuegos y dos amigos tendrán que hacer frente a diferentes retos con el único objetivo de sobrevivir en una extraña versión de Tokio.

3%

Con este particular nombre, demasiado escueto para lo que estamos acostumbrados a ver en otra series actuales, 3% es una producción brasileña disponible en Netflix donde nuevamente se explota todo esto de los juegos sangrientos. Aquí el fin del mismo es conseguir entrar a formar parte del grupo de ciudadanos privilegiados y así evitar la devastación a la que el resto de personas está condenada.

Sweet Home

A pesar de que se aleja de todas esas propuestas donde se plantea algún tipo de competición a superar por parte de sus protagonistas, lo que une Sweet Home con El Juego del Calamar es el origen coreano y la sangre. Vas a ver correr ríos de sangre en todo momento. Así que si eres sensible, mejor no verla. Está disponible en Netflix.

The Wilds

Esta propuesta ya no está dentro del catálogo de Netflix sino que tendrás que ir a verla a Amazon Prime Video. Si lo haces conocerás la historia de varias adolescentes que se ven atrapadas en una isla desierta que las pondrá a prueba. Claro que lo peor no será eso, sino que no sabrán que está formando parte de un experimento.

Kingdom

Por último, de nuevo la serie en cuestión no plantea ningún tipo de juego, pero sí un apocalipsis zombie en la era de la dinastía medieval Joseon. Kingdom cuenta la historia de un reino los rumores acerca del estado de salud de su rey no cesan y el príncipe heredero tendrá que asumir la responsabilidad de luchar contra una extraña amenaza que acecha al reino. Así que si quiere salvar a su gente, tendrá que darlo todo. Por cierto, tampoco te pierdas Kingdom: la historia de Ashin.

Asia demuestra capacidad de crear series de éxito

El potencial de los países asiáticos en general y Corea en particular ha crecido mucho durante los últimos años. Es cierto que la interpretación de sus actores tienen ese punto o estilo tan particular que seguramente sólo ellos sean capaces de realizar, pero merece la pena darles una oportunidad a muchas propuestas que van llegando.

Eso sí, como consejo como seguramente hayas podido comprobar viendo El Juego del Calamar, es mejor verlas en VOSE que en español. Porque la forma de hablar, el tono, etc., aunque no tengas ni idea de chino, japonés, etc., es mucho más natural y rica que si la dobla una persona al español.

¡Sé el primero en comentar!