La propia Amazon nos confiesa en este vídeo que no es bueno tener a Alexa hasta en la sopa

La SuperBowl está a la vuelta de la esquina -se celebra este domingo en EEUU- y eso significa que pronto tendremos en internet una buena cantidad de originales vídeos promocionales hechos especialmente para el evento por parte de numerosas compañías. Algunas de estas firmas incluso se han adelantado al día grande como es el caso de Amazon, que nos demuestra con bastante simpatía que por muy buena que sea Alexa… no sirve para absolutamente todo.

Vídeo de Amazon en la Super Bowl 2019

El equipo L.A. Rams y los New England Patriots se enfrentarán este fin de semana en la final de la Super Bowl LIII. Sin duda la competición deportiva suscita el interés de muchos (especialmente en el país estadounidense donde el fútbol americano es muy popular), pero lo que termina siendo viral en todo el mundo es la actuación de la estrella invitada durante el descanso (el llamado Halftime Show, este año a cargo de Maroon 5, por cierto) así como los numerosos anuncios y avances inéditos de películas que se emiten por la TV.

Algunos fabricantes incluso suelen adelantarse al momento cumbre, lanzando sus vídeo promocionales unos pocos días antes para ir abriendo boca de cara a esta gran cita americana. Es justo lo que ha pasado con Amazon, que esta vez ha querido sorprendernos con el lanzamiento de un divertido anuncio en el que pone en entredicho a la propia Alexa. Lo que estás leyendo. Con bastante sorna y riéndose un poco (bastante) de ella misma, la compañía muestra en el vídeo cómo su asistente de voz no sirve absolutamente para todo y que su presencia hasta en la sopa podría llevarnos a vivir situaciones bastante ridículas en el futuro.

Harrison Ford Amazon

El anuncio dura solo 1 minutos y 30 segundos, pero da tiempo a ver diferentes escenas en las que Alexa simplemente no es una buena idea y podría terminar fallando. Especial mención el momento del collar de perro con Alexa en el que aparece nada más y nada menos que el mismísimo Harrison Ford como dueño de la mascota -y hombre desesperado por las peticiones de su can al asistente para comprar comida.

Veremos igualmente que reproducir un podcast en un cepillo de dientes con Alexa no es lo más práctico, por no hablar de la mala idea que puede llegar a ser contar con esta tecnología en un jacuzzi o hasta en la Estación espacial Internacional. Situaciones al fin y al cabo bastante surrealistas que, sin embargo, han servido a Amazon para reírse de sí misma con la excusa de la Super Bowl – y a nosotros, nos encanta.

Ya tardas en pulsar el play.