Amouranth volvió a quedarse sin redes sociales tras un baneo masivo

La polémica streamer Amouranth ha vuelto a ser noticia por el bloqueo de algunos de sus perfiles sociales, sin embargo, en esta ocasión la situación llama bastante la atención ya que han sido tres perfiles lo que se han baneado simultáneamente, siendo los de Twitch, Instagram y TikTok los afectados. ¿Ha repercutido esto en los ingresos de la streamer? Pues todo apunta a que ni lo más mínimo.

¿Por qué han baneado a Amouranth?

Tras unos días de desconcierto, parece que las aguas vuelven a su cauce, al menos en Twitch. El servicio de streaming ha devuelto la cuenta a la creadora de contenidos subidos de tono tras dos días de castigo, aunque las razones todavía se desconocen. Eso es justo lo que la propia streaming denunciaba en un vídeo colgado en su cuenta de YouTube, donde aseguraba que desconocía los motivos por los que sus cuentas en las tres grandes redes sociales habían sido bloqueadas.

Con mucho sarcasmo y aclarando que sus ingresos llegan principalmente de OnlyFans y Fansly, la streamer garantizó que no sabía en absoluto los motivos del baneo de Twitch, pero que probablemente al servicio no le guste demasiado sus retransmisiones vestida con la máscara de una paloma o los contínuos chuperreteos a un micrófono estéreo binaural.

Un baneo que no cesa

En el caso de Twitch, es la quinta vez que la streamer se queda sin cuenta, pero la historia se repite, por lo que ha vuelto a recuperar el control de la misma. Esto genera ciertas dudas sobre la autoridad del propio servicio, que parece castigar levemente a las grandes cuentas y actúa sin piedad ante los streamer de menor tamaño.

Si Twitch tuviera el más mínimo miramiento por la calidad de los streams de su plataforma (lo cuales llegan en gran parte a usuarios menores de edad), debería de cortar por lo sano y prohibir este tipo de prácticas, algo que en un principio parecía que iba a ocurrir, pero que todo se esfumó en el momento que abrieron un canal específico para las piscinas y jacuzzis.

Podrán quitarme las redes, pero no los ingresos

El apagón general de las redes sociales de Amouranth ha confirmado algo que muchos ya sospechaban, y es que los ingresos de la streamer llegan directamente de otro sitios. Y estos sitios no son ni más ni menos que las plataformas de suscripción de mecenas como OnlyFans y Fansly, plataformas dedicadas al contenido adulto y donde Amouranth cuenta con una legión de seguidores, siendo la número 1 en OnlyFans, por ejemplo.

Su facturación mensual supera el millón de dólares, y las redes de Twitch, TikTok e Instagram sólo le suponen el 3% de sus ingresos, por lo que perderlas no le haría prácticamente ningún daño económico. Aún así, la cosa no podría terminar ahí, ya que consciente de que sus contenidos (ni los de otros streamers del estilo) no son muy bien aceptados en los servicios más populares, plantea la posibilidad de abrir su propia empresa de contenidos NSFW.