El nuevo anuncio de Netflix con El Dioni es el mejor que vas ver en mucho tiempo

El equipo de comunicación de Netflix suele hacerlo muy bien por las redes sociales, pero la última campaña iniciada para promocionar su nueva película Triple Frontera ha superado todas las expectativas. Teniendo en cuenta que la película va sobre el robo de una fortuna, ¿quién mejor que El Dioni para que todo salga a la perfección?

El tráiler de Triple Frontera en Netflix

Pongámonos en situación. Cinco exagentes de las Fuerzas Especiales de EEUU (a los que dan vida Ben Affleck, Oscar Isaac, Charlie Hunnam, Garret Hedlund y Pedro Pascal) se cruzan con la oportunidad de birlar una increíble fortuna a un poderoso narcotraficante. La tentación pone a prueba su lealtad, algo que naturalmente traerá graves consecuencias, y es ahí donde se iniciará toda la acción.

Sabiendo el panorama, en Netflix España han pensado que estos agentes especiales necesitarían quizás la ayuda de un experto de los robos y los camiones blindados, así que han contado el mismísimo Dionisio Rodríguez, alias “El Dioni”, para que asesore a los agentes durante su aventura. Y el resultado no puede ser mejor.

Obviamente, el clip que has visto sobre estas líneas es una broma muy bien hecha con la que promocionar la película. Ni El Dioni aparece en el largometraje, ni ayuda a los agentes en ninguna escena. Una pena por otro lado, ya que como podrás comprobar, su actuación es exquisita, así que desde aquí animamos a la gente de Netflix a que encuentren algún papel para esta futura estrella de la gran pantalla.

¿Quién es El Dioni?

Dionisio Rodríguez Martín saltó a la fama en España en 1989 cuando robó un furgón con 298 millones de pesetas. Era un vigilante de seguridad que fue relegado a un puesto inferior al que cubría por entonces, una decisión que no debió de gustarle demasiado, por lo que decidió obtener el reconocimiento que según él merecía. Tras planearlo, tomó las riendas de un furgón cargado de dinero cuando supo que no estaría acompañado por los compañeros habituales, y sin demasiadas complicaciones, transportó todo el dinero hasta su propio coche. Según su versión, parte del dinero lo entregó a dos amigos, y el resto lo gastó en Brasil, donde pasó unos años y donde cambió de imagen con la ayuda de un peluquín (de ahí la broma que puedes ver en el tráiler). Finalmente, años más tarde fue detenido y encarcelado por la policía de Brasil por el robo, hasta que 10 meses más tarde fue extraditado a España para terminar de cumplir la condena hasta 1.995 (tres cuartas partes de la condena original).