Primero fue un vaso de Starbucks y ahora… un nuevo objeto de la era moderna se cuela en el final de Juego de Tronos

Parece mentira pero ha vuelto a ocurrir. Si una de las cosas más destacadas del capítulo 8×04 de Juego de Tronos fue la aparición de un vaso de Starbucks en una de sus escenas  -al final resultó ser de otra cadena de cafeterías, pero el resultado es el mismo-, hoy, en pleno cierre de temporada y de la serie, tenemos que volver a hablar de otro objeto que se ha colado de manera inesperada… ¡y por partida doble!

Aviso: este artículo contiene comentarios relativos al capítulo 8×06 de Juego de Tronos. A menos que estés al día y hayas visto el final de la serie, te recomendamos que no sigas leyendo o descubrirás qué ha pasado. Avisado quedas.

Del vaso de Starbucks a la botella de agua

El vaso de Starbucks en el episodio 4 de la temporada final de Juego de Tronos ha dado para más de un artículo: desde comentar su aparición a averiguar qué actor se dejó el vaso en la mesa, pasando por las declaraciones de HBO al respecto y por el propio arreglo postproducción para hacerlo desaparecer. Así que es probable que este nuevo gran fallo en el episodio final traiga los mismos ríos de tinta o incluso más.

No es para menos. El descuido del vaso de Starbucks puso de nuevo en el punto de mira a una temporada que entre otra cosas ha sido acusada de no ofrecer la misma calidad ni cuidado que años anteriores, por lo que no dudamos que esta nueva aparición estelar hará reavivar esta crítica.

Para encontrar al polizón tenemos que irnos a la larga escena en la que Tyron sale de su celda, dos semanas después de la muerte de Daenerys, pare reunirse con los grandes señores de Poniente. En dicha reunión se discutirá qué va a pasar con los siete seis reinos, eligiéndose a Bran Stark con nuevo gran rey. Momentos antes de que el enano comience a convencer a todos de que es el más apropiado para el cargo, se ve un plano en el que hay cuatro personajes, incluyendo a Arya Stark, Edmure Tully y Sam Tarly.

Juego de Tronos - Botella de agua

Justo debajo del amigo de Jon Snow, tras su pierna, se puede avistar una botella de agua -imagen sobre estas líneas vía The Verge-, aunque hay que agudizar bastante la vista para darse cuenta -no es ni de lejos tan descasado como el vaso de la discordia.

Juego de Tronos - Botella de agua

En otro plano -sobre estas líneas, cortesía de The Verge– en el que tenemos hasta siete personajes en escena, volvemos a ver otra botella, esta vez bajo al silla de Ser Davos. Es bastante complicado, como decimos, darse cuenta de primeras, pero Twitter, como siempre ha sido la encargada de regalarnos estas imágenes a través de usuarios realmente observadores.

Aún nos queda un artículo especial sobre otros detalles, conclusiones y apuntes sobre el último episodio de Juego de Tronos -lo estamos cocinando, ten paciencia-, pero, sin duda, este inesperado momento se merecía mención aparte. ¿Crees que son perdonables este tipo de descuidos en una serie de semejante calibre como Juego de Tronos?