¿Por qué Chernobyl te resultó tan realista? Porque efectivamente lo es: mira este vídeo y alucina

Debes vivir en un búnker (muy profundo) para no haber oído a estas alturas nada sobre Chernobyl, la serie de HBO. Esta miniserie nos cuenta cómo fue el desastre de la central nuclear de Vladímir Ilich Lenin y la (mala) gestión que se hizo del terrible accidente con un realismo apabullante. ¿Crees que exageramos? Pues mira el siguiente video y comprueba cómo, en esta ocasión, cualquier parecido con la realidad… es más que una pura coincidencia.

Chernobyl vs realidad

Ni la propia HBO imaginó en sus mejores sueños una repercusión como esta. Chernobyl se ha convertido en una de las grandes series del año y aunque hay muchos que ponen en duda que se merezca el título de la serie mejor puntuada de la historia en IMDb, lo cierto es que la calidad de esta ficción es indiscutible.

Johan Renck, su director, nos ha sorprendido gratamente por saber gestionar de manera excepcional una historia complicada, muy conocida y ciertamente manida. Nos ha transportado a 1986 y ha conseguido crear durante cinco capítulos una atmósfera de tensión, drama y urgencia que se han nivelado en su justa medida en todo momento.

El realismo de la serie es increíble y si no lo crees solo tienes que echar un vistazo al vídeo que el creador de contenidos Thomas Flight ha subido a su canal. En él se hace una comparación entre imágenes de la serie Chernobyl y grabaciones realizadas tras la catástrofe en la central nuclear, la ciudad de Prípiat y otras zonas de exclusión.

Chernobyl

Podrás comprobar que hay escenas calcadas, como cuando voluntarios ucranianos («los biorobots», como son llamados en el capítulo 4) subieron a la azotea del edifico de la central nuclear más cercano al reactor 4 para mover los bloques de granito. Es posible ver también al líder de la cuadrilla de mineros hablando por teléfono sentado en un andamio (en la serie podemos disfrutar de la misma escena mientras pide una solución al calor que hace dentro del túnel), a Valeri Legásov acudiendo a la central en un coche, o a los buceadores (trabajadores en Vladímir Ilich Lenin) entrando en el edificio con la (fallida) misión de abrir una válvula para drenar el agua. Hasta la llamada telefónica de urgencias en la madrugada del accidente es prácticamente calcada.

Y estos son solo algunos pocos ejemplos citados. Durante casi 7 minutos el vídeo nos muestra muchos más paralelismos de la serie y la vida real, demostrando que además de un buen trabajo de documentación, ha habido una gran preocupación por reflejar lo mejor posible la realidad tal y como se vivió allí desde aquel fatídico 26 de abril del 86 en adelante.

Ni qué decir tiene que también hay grabaciones del propio juicio (que en la serie se desarrolla durante el quinto y último episodio), aunque al final de la serie de HBO también se incluyen imágenes de dicho momento, permitiendo al espectador comprobar el gran parecido que guardan algunos actores con las personas que interpretan.

Chernobyl

Si aún no has visto Chernobyl, ya te recomendamos en nuestro podcast que le dieras una oportunidad y lo volvemos a hacer ahora aquí. Si es o no la mejor serie de la historia es discutible, pero que resulta una propuesta que te atrapa de principio a fin… eso sí que es difícil de rebatir.