No todo el mundo es fan del ‘Chernobyl’ de HBO: Rusia prepara su propia serie para contar ‘la verdad’ (¡con sabotaje incluido!)

¿Creías que la fiebre por Chernobyl nos había atrapado a todos? Pues que sepas que estabas muy equivocado. Hay cierta parte de la población mundial que no solo no le ha gustado lo que ha visto sino que incluso se siente ofendida por cómo se han contado los acontecimientos. Evidentemente nos referimos a Rusia, donde ya están pensando en un «contraataque»: una nueva serie de TV que cuente «la verdad».

A Rusia no el gusta ‘Chernobyl’ de HBO

Chernobyl está hasta en la sopa. La miniserie de HBO se ha convertido en cuestión de cinco semanas (las que ha durado emisión, compuesta por 5 capítulos) en una se las ficciones más comentadas de este 2019, generando numerosos artículos que opinan sobre ella y hasta colándose en el famoso ranking de IMDb como la mejor serie de la historia -que se dice pronto.

Te guste más o menos, lo que es innegable es la calidad de la serie: Johan Renck, su director, ha sabido transportarnos a la atmósfera que se vivía a principios de los 80 en la Unión Soviética y concretamente en la ciudad Prípiat, hoy en día completamente vacía tras la evacuación de todos sus habitantes. A parte de ser toda una sorpresa por parte de Renck, más especializado en el mundillo de los videoclips, su elenco de actores nos han regalado fantásticas interpretaciones junto a un guión justo en la medida de lo que la historia pedía -pocas veces se ha explicado tan bien lo que ocurrió en la madrugada de aquel 26 de abril de 1986 como en el capítulo número 5 de esta serie.

La serie, sin ser un documental, ha sido rigurosa, valiente y ha huido del melodrama, regalándonos un acercamiento a la historia de Chernóbil que ha atrapado a miles de personas en todo el mundo. No es el caso en Rusia, claro.

Al gobierno de Putin parece que no le ha convencido nada el planteamiento de la serie de moda. Así lo aseguran en The Moscow Time, donde indican que ni les gusta cómo se han contado las cosas ni el hecho de que una plataforma norteamericana se «apropie» de sus héroes. Las críticas no han parado de sucederse durante estas semanas. Algunos medios rusos han llegado a decir que la serie es una «caricatura» y hasta que solo faltan «osos y acordeones» en escena. Incluso se han acusado a otras entidades nucleares de promocionar la serie de TV para manchar la reputación de Rusia en este campo.

Chernobyl

Tal es el caso que ya se está preparando una segunda versión televisiva de los hechos. El canal nacional NTV pretende llevar a cabo una nueva serie de TV sobre la tragedia con una historia de conspiración de trasfondo en la que la CIA –oh, sorpresa– envía un agente a la zona para llevar a cabo actos de sabotaje. Estará dirigida por Alexei Muradov, quien no ha dudado en justificar este curioso giro de guión:

Una teoría sostiene que los estadounidenses se filtraron en la central nuclear de Chernobyl y muchos historiadores no niegan que, el día de la explosión, un agente de los servicios de inteligencia del enemigo estaba presente en la estación.

El propio The Moscow Time lamenta que el Kremlin de Putin no haya hecho más por rendir honores a lo que pasó en Chernóbil y sobre todo al heroísmo ruso, que ayudó a salvar el país y parte de Europa de las garras de la condena de la radiación. Aprovecha además para criticar abiertamente al canal de noticias Rossia 24 y al periódico nacional Komsomolskaya Pravda, que han sido bastante duros con la serie, acusándola de no contar las cosas como fueron. Según Stanislav Natanzon, presentador de Rossia 24, el Komsomolskaya Pravda fue precisamente el medio encargado de publicar un artículo de Valery Legasov en el que se destapaba «la verdad» que había vivido el científico.

Chernobyl

Lo que Natanzon no cuenta, y acertadamente corrige The Moscow Time, es que en un primero momento dicho escrito fue rechazado por la redacción (en 1987). Tuvo Legasov que quitarse la vida para que dicho escrito saliera a la luz en el periódico, en 1988.