Esta es, posiblemente, la construcción de LEGO más compleja que existe

Esta es, posiblemente, la construcción de LEGO más compleja que existe

Isaac García

Que con LEGO se puede hacer de todo es algo que ya sabíamos. Pero hay gente que lo lleva al límite. Ese es el caso del modelo que te presentamos hoy, un LEGO de 5 metros, en una de las construcciones más complejas que probablemente vas a ver. Si quieres imitarla, ya puedes ir comprando un buen montón de sets y ampliando el garaje, porque se trata de un enorme barco de la empresa de energía Shell, basado en un gigantesco navío real.

Hay gente que hace de LEGO su pasión y otros lo llevan hasta el territorio de la obsesión. Es posible que esto último sea el caso de The Brickman, el alias de Ryan McNaught y su equipo.

Este australiano afincado en Melbourne, es uno de los escasos 14 profesionales certificados oficialmente por LEGO (si, esas cosas existen) y el único del Hemisferio Sur, según él. Además, está al frente de un multipremiado equipo de artistas y artesanos expertos en LEGO, que son responsables de algunos de los modelos más detallados del mundo.

De hecho, su habilidad y reconocimiento es tal, que incluso construyen para la propia LEGO y algunas de sus creaciones se pueden ver expuestas en oficinas de la empresa.

Además de eso, hacen exposiciones por todo el mundo y colaboran con otras marcas. De una de esas colaboraciones salió, hace tiempo ya, uno de los modelos más complejos que han construido nunca.

El Shell Prelude, un gigantesco barco-instalación de gas natural hecho con LEGO

Con nada menos que 5 metros de eslora, Brickman construyó una réplica del navío Prelude. Este es un barco-instalación de gas natural que pertenece a la empresa de energía Shell y que, le ocupó tanto, que llenó todo el espacio de su antiguo taller.

Brickman y su equipo lo construyeron en 2014 y era un proyecto de tales dimensiones, que tuvieron que hacerlo por secciones separadas, que luego unieron en una para formar el gigantesco navío.

Según McNaught, la envergadura del proyecto le llevó a usar, prácticamente, cada pieza gris de LEGO que existe para reproducirlo. Con ellas, construyó, tanto la maquinaria del barco, como el inmenso entramado de tuberías que tiene una nave así, ya que es, literalmente, una fábrica y refinería de gas.

Detalles por fuera, por dentro y en el fondo del mar

Detalle del fondo marino del modelo Prelude de LEGO

El nivel de fidelidad es tal, que Brickman no solo realizó una escultura del barco en sí, sino también de su funcionamiento. Como puedes apreciar en la imagen superior, reprodujo el sistema de conectores que unen al barco con los pozos del suelo marino, de donde se extrae el combustible.

Para eso, el modelo debía ser expuesto de manera elevada, sobre una superficie que simula la línea de flotación y bajo la cual diseñó el retrato del proceso de extracción. Observa bien cómo el barco no descansa en sí sobre esa línea, sino que la construcción sigue por debajo.

El encargo le fue realizado por la propia empresa Shell para una feria de negocios y, actualmente, descansa en las oficinas centrales de la empresa petrolera en Perth, Australia. Por si eres un fan de LEGO que está de visita por allí y quieres echarle un vistazo en persona.

Como ves, la paciencia, la dedicación y el presupuesto que emplean algunos con el tema de LEGO no tiene límites.

Fuente > Brickman

¡Sé el primero en comentar!