Así se destroza un Jeep LEGO de 120.000 piezas, ¡ouch!

El universo LEGO parece no tener límites, y casi semanalmente asistimos a algún tipo de novedad o hazaña realizada con estos populares ladrillos. En esta ocasión nos hacemos eco de un vídeo que nos muestra cómo se puede mandar al traste todo el trabajo invertido en un Jeep hecho a tamaño natural y compuesto por más de 120.000 piezas. Y todo, en apenas unas décimas de segundo.

Siniestro total LEGO

Así podemos describir una situación que se ha hecho viral en las redes, y que nos ha demostrado cómo es de duro este juguete cuando te lo tomas demasiado en serio y buscar hacer historia. Los que crecimos con estos ladrillos cuando eran bastante menos populares hemos seguido jugando con ellos con la misma ilusión, la que parecen haber puesto los integrantes del Sheffield Lego User Group, que tuvieron la idea de construir todo un Jeep Willys de la Segunda Guerra Mundial con nada menos que 120.000 piezas distintas.

LEGO Jeep

Pero lo más destacado no fue haber logrado tamaña hazaña, pudiendo convertir en un vehículo a escala real el legendario Jeep, sino el triste y no tan inesperado final que le esperaba y que tuvo lugar en la misma sala en la que se exponía. Y es que el trabajo de nada menos que dos años para construir este enorme LEGO se fue al traste en apenas unas décimas de segundo. Como se suele decir, la curiosidad mató al gato, y aquí el damnificado ha sido el pobre Jeep.

Porque una vez que montaron el coche por completo y lo tenían (casi) listo para su exposición, esa curiosidad llevó a un primer integrante de este equipo a subirse en él para hacerse unas fotos para la posteridad: sentado y agarrando el volante como si lo estuviera conduciendo. Algo que el siguiente miembro del club tomó como una prueba de resistencia del modelo, que pronto demostraría que fue un error. Y es que tras acercarse con bastantes dudas y un aire titubeante, terminó subiéndose al vehículo provocando el enorme fail que podéis ver en el vídeo.

Eso sí, al menos hay que decir que el Jeep logra aguantar unos cuantos segundos antes de colapsar. Justo en el instante en el que ya les iban a sacar una foto del que iba a ser ese momento cumbre que supone dejar para la posteridad la evidencia de que han conseguido completar un trabajo titánico con más de 120.000 piezas.

Todo un desafío con final amargo

Echando un vistazo al vídeo desde el principio, podemos hacernos una idea de por qué ha terminado cediendo el Jeep al peso de sus creadores. Y es que lógicamente una estructura como esta, compuesta de ladrillos de plástico no puede dar para mucho más y menos para soportar el peso de una persona adulta en una zona tan crítica del coche. A pesar de la fatalidad, por lo menos se pudo registrar en el vídeo la construcción completa, así como todos los detalles que les permitirá volver a reconstruirlo… si es que les quedan ganas. Como ocurre en tantas ocasiones, no hay mal que por bien no venga y es que gracias a este accidente todos hemos podido disfrutar y conocer el trabajo que llevan a cabo desde el Sheffield Lego User Group. ¿O no?

Fuente > Motor 1

¡Sé el primero en comentar!