Así ha imaginado la IA Dall-E los personajes de El Señor de los Anillos

Así ha imaginado la IA Dall-E los personajes de El Señor de los Anillos

Daniel Marín

Cuando en una novela nos describen a un personaje, el poder de nuestra imaginación va esculpiendo poco a poco su cuerpo, su rostro y sus expresiones. Solemos hacerlo en base a nuestras experiencias pasadas y a la gente que conocemos. Por ese motivo, cuando toca adaptar una obra al cine o a la televisión, mucha gente siente rechazo. Se produce un choque entre la realidad y ese personaje creado en la mente mientras íbamos pasando páginas. Por suerte, la objetividad de la inteligencia artificial puede ser muy útil a la hora de llevar a los personajes a la gran pantalla de cara a futuras producciones, tal y como vamos a ver hoy en este fantástico ejemplo que tiene como protagonista a Dall-E 2.

¿Hicieron un buen trabajo Peter Jackson y compañía?

Cosas que quedaron fuera de El señor de los anillos

Si lees ahora El Señor de los Anillos, lo más seguro es que, independientemente de la descripción que Tolkien haga de sus personajes, tú verás en tu imaginación a los actores que formaron parte de la trilogía cinematográfica. ¿Existe alguna forma de evitar esto? Jim Clyde Monge, un ingeniero de software y artista, llegó el otro día a la conclusión de que Dall-E 2 es la herramienta perfecta para eliminar la subjetividad a la hora de interpretar la descripción de un personaje.

Para su demostración, Jim pilló las descripciones de los personajes de El Señor de los Anillos tal y como fueron escritas por Tolkien. Al pasar los prompts por la herramienta de OpenAI, ha descubierto que el casting de la gran producción fue bastante bueno en términos generales. Para sus pruebas, Jim Clyde Monge ha utilizado las descripciones de Frodo, Sam, Gandalf, Aragorn y Legolas.

frodo openai.jpg

Comenzando por Frodo, el protagonista es el personaje de la obra que menos se parece al actor que acabó interpretándolo. Tolkien afirmaba que, pese a ser un hobbit, Frodo era un hombre corpulento, sonrojado y de unos 50 años de edad. Elijah Wood tenía 22 cuando hizo La Comunidad del Anillo. De cara, podemos decir que el equipo hizo un buen trabajo, pero se dio un giro al personaje para hacerlo más atractivo a nivel audiovisual. Un movimiento bastante lógico.

sam dalle-2.jpg

Por otro lado, Sam es descrito en los libros como bajo y fornido, pero con pelo oscuro. Sean Astin interpretó bastante bien al personaje, pero se decidió cambiar el color de su pelo. Sin embargo, comparando las dos imágenes, podemos afirmar que el casting fue excelente con el escudero de Frodo.

gandalf dalle 2.jpg

Si al pensar en Gandalf, te viene automáticamente a la cabeza la cara de Ian McKellen, todo está en orden. Al introducir la descripción de Tolkien en Dall-E 2, el resultado es prácticamente idéntico al que vimos en la trilogía.

aragorn dalle 2.jpg

Con Aragorn pasa un tanto de lo mismo. El resultado que ha arrojado Dall-E es muy similar al aspecto que tiene Viggo Mortensen, aunque la IA no ha sido capaz de replicar el porte del actor estadounidense.

legolas dalle 2.jpg

Y por último, tenemos a Legolas. A pesar de que Tolkien puede dedicar páginas y páginas a las descripciones, con el elfo no ocurre esto, y el británico parece que dejó un poco a la imaginación de cada uno el aspecto que debería tener este personaje. Dall-E da como resultado una figura que se parece bastante al arquero, pero con unos rasgos mucho más exagerados. Agradecemos al equipo de casting haber elegido a Orlando Bloom para la ocasión, porque el dibujo que ha generado la inteligencia artificial para este personaje habría chocado bastante con el resto de los personajes en la película.